web analytics

Si hay un cuerpo, tiene que estar la cabeza

Bueno, pues una bonita semana de jardines y lugares abiertos, pero con paredes, en los que presentar las distintas actividades culturales que se nos avecinan a lo largo de este mes… Para hartarnos, si no fuera porque las podrán ver sólo uso poquitos ciudadanos. Muy bucólico todo, cierto, pero con los enormes equipos de comunicación que despliegan estas organizaciones y el mogollón de asesores de los políticos que van a estos sitios alguien debería caer en la cuenta de que una silla al sol y sin ningún apoyo para ordenadores o cuadernos no es la mejor forma de hacer trabajar a los periodistas… Dicho queda, que tenía el encargo.

El grupo de políticos que firma las subvenciones de Titirimundi.

No me entretendré en juzgar o no su oportunidad, contenidos y costes, que de eso ya se habla mucho. Yo lo que estoy es preocupado por las cabezas visibles, esas de los correspondientes cargos políticos que en formación se colocan cerca del atril en cada presentación para que se sepa que “ellos” ponen dinero. Una de las escasas ventajas de estos tiempos de pandemia es que la mascarilla impide ver los carrillos ruborizados.

Gina Aguiar, en el pleno.

Entre acto y acto, a la concejala de Cultura (y también Turismo, a finales de mes, que ya están repartidos los despojos de la cesante, Claudia de Santos), Gina Aguiar, le ha dado tiempo a tener una enorme bronca con el portavoz del PP, Pablo Pérez, que acusó a la edil de adjudicar los contratos a dedo y esta le contestó diciéndole poco menos que él que sabrá de Cultura y que sus contratos directos sirven para traer a los mejores. Tiene carácter esta chica, aunque algunos (de los suyos) me dijeron la palabra “soberbia” cuando acabó el pleno. Ya veremos, que habrá más cosas que contratar.

El gallo, a punto de volar.

Vamos a ir alejándonos del ayuntamiento capitalino para pasear, por ejemplo, hasta la plaza de San Esteban para ver cómo se recolocaba la veleta esa del gallo en lo alto de la que dicen “la torre más bella de Segovia”. No sé, si quiere abrimos un debate sobre el tema y ya de paso, a ver si alguien nos dice quién y cómo se han pagado las reparaciones y montajes. Por curiosidad, nada más. Y ya si quiere debatimos de otras cosas aunque seguro que hay alguien que está pensando en obligar a la compañía correspondiente a retirar los esqueletos de cabinas de teléfono que hay por la ciudad, algunas a sólo unos metros del Acueducto… Seguro que están en ello. No sé de qué me preocupo.

Esqueletos de cabinas sin uso cerca del Acueducto.

El corredor de la carretera de Madrid

Está tensa la provincia con la pelea que hay en la Ortigosa del Monte gobernada por el independiente, Juan Carlos Cabrejas, en plena crisis de su Gobierno tras echar a su mano derecha, Pilar de Frutos, por un “quítame allá la remodelación del chiringuito” municipal, en el que s mezclan los intereses públicos y privados. El 19 de septiembre los ciudadanos deciden en consulta popular si se hace la obra de conversión en cafetería o se deja el local como está. No se extrañe. En ese pueblo ya se votó hace seis años si se talaba un pino o no… Será por urnas.

El chiringuito de la polémica.

Debe de ser algo que hay en el corredor de la carreta de Madrid que en El Espinar andan las cosas también revueltas. El último elemento de disputa es el de la denominación de dos rotondas que los partidos de derechas —con mayoría pero con aparentes problemas para explicarlo— quieren denominar España e Hispanidad y los de izquierdas —en minoría y con aparentes dificultades para asumir la pérdida de la Alcaldía en mayo pasado— pues no. Pues nada, pendientes de la localidad serrana donde ahora también se ha escarbado para sacar los restos de un grupo de milicianos que estaban ahí enterrados desde el mismo inicio de la Guerra Civil hace casi 80 años…

Detalle de la cabeza encontrada.

Entre medias está Otero de Herreros, donde un romano (bueno, su estatua) perdió la cabeza hace mucho. Los arqueólogos encontraron el cuerpo decapitado el año pasado y en la campaña de este ha aparecido la cabeza. Bueno, pues un poco de supergen y apañada. Si la solución, aunque dejando berrete en la unión, valía para las figuritas de porcelana que habitaban los salones de los 70 y 80 que siempre perdían una cabeza o una extremidad, digo yo que también servirá para este caso de piedra caliza… Si, se acaban las campañas arqueológicas veraniegas con sus resultados como la piscina romana aparecida en Confloentia. Unos sibaritas estos romanos.

¿Le aburro con lo del Patrimonio? Pero si me falta contarle lo de la declaración de la plaza de Santa Eulalia como Bien de Interés Cultural, que entre otras cosas influirá en el obligado mantenimiento en pie la casa de los Buitrago, esa que tantos conflictos ha generado entre los propietarios y el Ayuntamiento… No se retire del aparato. Habrá noticias.

Niños y sustos

Pues me cambio al sector “niños” para reseñar el susto que llevan en el cuerpo los padres ante el incierto inicio del curso, esta misma semana. A ellos, y a mi, eso de que los coles son el lugar más seguro de España van a tener que demostrárselo. También protagoniza un infante la torpeza y riesgo innecesario de esos padres que pusieron a su hijo, de tres años, al volante del coche y lo difundieron por redes sociales. Pasó, otra vez, en El Espinar que le digo yo que es el pueblo de moda.

Los helicópteros en pleno rescate.

Y otra: la caída de otro chico, de once años, en el Chorro de Navafría, donde el rescate es calcado siempre: herido que cae al agua en una zona inaccesible para coches, helicópteros en vuelo y riesgo, personal sanitario colgando de cables y traslado al hospital. Pues si sabemos que pasa y cómo pasa lo mismo se puede hacer algo para impedirlo…

Vuelvo a la capital. Seguro que recuerda el accidente del autobús urbano, el año pasado, en Vía Roma. Pues la justicia va andando y parece que al final quiere sentar en el banquillo la conductora, de la que se cree que dejó el vehículo sin frenos en plena cuesta… Hablando de autobuses. Este lunes se aprobará con urgencia —y tanta— la ampliación de servicios y frecuencias en algunas líneas por aquello de la vuelta a la normalidad laboral y escolar… ¿Le parece que van tarde? Pues se dice en los mentideros de Urbanismo que todo se debe a que un técnico, el que se encarga de esto precisamente, eligió estos días para tomarse vacaciones y ya sabe que ahí, entre compañeros, no se tocan los papeles. Unos genios los del Ayuntamiento.

Llego al final. Hoy termino muy serio y en medio de la tristeza que me ha producido la muerte prematura del músico Juancho Galera, una de esas personas que todo el mundo recuerda con una sonrisa abierta en la boca. La muerte no es tonta y sabe elegir a quien se lleva sin importarla que se me ha quedado un hueco muy grande aquí, en la zona del pecho, como si me hubieran estado hurgando. Un abrazo, amigo.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Pues a ver si algún “sucio” excavador encuentra pronto el resto del cuerpo, para que mazarias pueda hacerse otra foto, como si él hubiese hecho algo.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *