Acueducto2

El festival mejor pagado

Un espectáculo en la calle de años anteriores con miles de espectadores arremolinados en torno al escenario.

A estas alturas no se duda de la necesidad de mantener y fomentar la actividad cultural pública incluso en circunstancias adversas. Amén del “alimento espiritual” que representa para el desarrollo personal del ciudadano, pesa decisivamente la parte económica que encierra. En números, el sector empleaba en 2019 a más de 700.000 personas y su volumen económico superaba el 3 por ciento en términos del PIB. No es moco de pavo.

Por eso parece obligado que siga manteniéndose el apoyo directo. Ahora bien, lo lógico es que cada una de las inversiones que se lleven a cabo llegue a la ciudadanía, cuanta más mejor. Así al menos se podría decir que el gasto ha servido para colmar las necesidades espirituales y de ocio del mayor número de ciudadanos posible.

Y ahí es donde comienzan a fallar los programas de las próximas semanas. Los eventos mantienen intactos sus presupuestos públicos pese a que, ni los gastos, ni los ingresos, tendrán nada que ver con ediciones anteriores. En otras palabras: nunca habrá sido tan rentable para las organizaciones de Titirimundi o de Hay Festival poner en marcha sus actividades por mucho que su repercusión sobre la ciudadanía vaya a ser infinitamente menor. Ya sabe que las cuentas de Hay Festival de Segovia son un secreto de los mejor guardados pese a que “el grueso” de su economía está soportado por las administraciones local y regional que este año han puesto sobre la mesa 120.000 euros entre las dos. Al menos ahorrarán algo en infraestructuras y otros apoyos logísticos.

La calidad de los eventos programados y sus invitados, gentes de primera línea y relevantes en lo suyo, sigue siendo alta pero la fiesta de la palabra y el pensamiento ha programado este año 50 eventos frente a los más de 70 que se celebraron el año pasado, con menos viajeros invitados, menos estancias hoteleras y menos gastos generales. Como contrapunto, ni por asomo podrán contarse los 16.000 espectadores que teóricamente presenciaron los eventos en 2019.

Anuncio en prensa de Hay Festival Queretaro, este año sólo en versión digital.

Cabe otra reflexión en torno a la defensa a ultranza que la directora del Festival, Sheila Cremaschi, hace de la celebración presencial. Argumenta que “no podemos quedarnos en casa” ante la pandemia y además se muestra horrorizada con la posibilidad de tirar de tecnología para la celebración virtual y telemática de los encuentros. Pero el planteamiento defensor del cara a cara y con público que se propugna en Segovia choca con réplicas del mismo formato en otros puntos del mundo como el Hay Festival de Querétaro que se celebra precisamente este fin de semana y donde este año y “para adaptarnos a la nueva normalidad” los 60 eventos programados sólo se celebrarán en formato digital y se puede acceder gratuitamente desde cualquier ordenador del mundo a la retransmisión de todas las conversaciones. A diferencia de los de Segovia, los organizadores de Hay Festival en Mexico si piensan que es conveniente “quedarse en casa”.

La sensación de que la inversión es excesiva este año en comparación con el programa que se ofrece también se produce ante la propuesta de Titirimundi. El presupuesto de este año es el mismo que el anterior: 100.000 la Junta; 100.000 el Ayuntamiento, 50.000 la Diputación, 250.000 euros amén de otras aportaciones y sin embargo, este año habrá una tercera parte de espectáculos que el año pasado: 129 frente a 423 sumando los de la capital y los de la provincia.

Teniendo en cuenta que además no habrá títeres para niños, ni talleres, ni espectáculos de calle —¡El espíritu mismo del Festival!— ni compañías extranjeras, la cuenta de resultados de esta edición debería presentar, necesariamente, beneficios y sin embargo habrá muchísimos menos ciudadanos beneficiados.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

10 Comments

  1. Siempre lo mismo, don Fernando, tirar con pólvora ajena es fantástico. Beneficiados: los de siempre. Sí, los de siempre. Curiosamente, los que más tienen. En tiempos de pandemias y, sí, por qué no decirlo, de hambrunas (paliadas por los parias organizados en sus barrios; las instituciones políticas, hacen lo que hacen: que hacen… estadísticas principalmente, que no se comen), más vale que los dineros de todos, todos, los utilizaran en servicio de los necesitados. La cultura (siempre importante) se salva con un libro o digitalmente o de forma directa a los más vulnerables. Los otros, los encumbrados (me alegro) y los culturetas (estos, más jetas), ya se apañarán.

    Post a Reply
    • La duda que me queda es si el dinero que no se utiliza, se devuelve o no. En el caso de una asociación cultural (distinto a eso, claro) la subvención recibida tiene que ser justificada plenamente, so pena de no recibir otra en el siguiente periodo.

      Sólo por aclarar.

      Post a Reply
  2. Con el dinero que Ayuntamiento y Diputación dan al Hay Festival se podría ofrecer cultura a la ciudadanía durante todo un año. El Hay Festival son sólo cuatro días.

    Post a Reply
    • Es que no hay nadie que controle el gasto en este País? Ahora a mantener a cuatro amígueles . Que los aloje en el cat. Total!!

      Post a Reply
  3. Análisis acertado y correcto. Gracias por su artículo.

    Post a Reply
  4. Y yo sigo preguntando, y hasta el momento no he visto en ningún medio que se diga, ¿quien o quienes se hacen responsables de posibles repuntes de contagios que lleven a colapsar nuestra muy escasa dotación hospitalaria? ¿Volverá Segovia a alzarse con el vergonzoso trofeo de ser la ciudad de España con el porcentaje más alto de contagiados? ¿Cuántos respiradores podríamos comprar para el hospital general con el dinero invertido en estas actividades? ¿Por qué no han preguntado a los segovianos sobre la idoneidad de celebrar estas manifestaciones, digánse culturales? Muchas preguntas que no tienen respuesta, la tendrán el día que botemos -no me he equivocado de letra- a algunos políticos en las urnas.
    Aún me queda una última pregunta: ¿Estamos tentando al diablo, no al de la cuesta de San Juan, al otro?

    Post a Reply
  5. Secretismo sin repuesta en cuanto a los presupuestos de los dos eventos. En em caso de Titirimundi me sigo y seguiré preguntando:
    ¿En que se gastan las partidas? ¿Como se distribuyen las mismas ?
    ¿Hay una gerente con un sueldo mensual o por el contrario es solo ocasional? En todo caso, con la actual situación de crisis sanitaria y económica que se nos avecina es provocador, irresponsable, innecesario, hacer estos dos eventos. Independientemente de lo que pienso en cuanto a cómo gestiona el Ayuntamiento de Segovia el dinero público de los Segovianos, cualquier autónomo, empresa pequeña o grande hemos modificado y adaptado nuestros presupuestos a la las circunstancias actuales. Aun así algunos cerrarán. Por lo tanto, ¿donde está la diferencia? La diferencia está en que la Sra Luquero ni sabe ni la interesa saber lo que es gestionar
    La diferencia está en que ella NO pone ni arriesga SU dinero. Malgasta el dinero de los Segovianos porque no la supone ningún riesgo. El caso es mantener el chiringuitos cultural a toda costa

    Post a Reply
  6. Fernando con este artículo, seguro que los políticos replantea el gasto, hoy innecesario. (Ironia).
    Enhorabuena por el artículo.

    Post a Reply
  7. A todas las personas que conozco, jóvenes y mayores les oigo comentar que lo más importante es la salud. En estos momentos tenemos que priorizar todos nuestros esfuerzos económicos en inversión en sanidad. Por favor esto no es una broma. El próximo infectado puedes ser TU , y verás la .situación desde otro punto de vista muy distinto. Por favor todo el esfuerzo a la sanidad. No he visto una donación de nuestro Ayuntamiento para comprar respiradores, una donacion de terrenos para hacer un nuevo hospital…Hay que poner remedio ahora , luego será tarde.

    Post a Reply
  8. Muchos amiguet@s tienen que recibir sus “paguitas”….a costa del ciudadano y de las necesidades básicas que en este momento está claro que son las sanitarias..¿Cuántas mejoras y equipamientos se podrían emplear con ese presupuesto en colegios para proteger a nuestros niños?…

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *