web analytics

Inician la búsqueda de 17 milicianos enterrados en El Espinar en 1936

Cementerio de El Espinar.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, pionera en las exhumaciones de fosas comunes de asesinados por el franquismo, inicia el 1 de septiembre una excavación en el cementerio de El Espinar donde espera encontrar los restos de al menos 17 milicianos de la República que cayeron en los combates por lo que había de ser un enclave estratégico en el frente central y que fueron enterrados por el bando vencedor en fosas comunes del cementerio espinariego.

Pocas horas después del inicio del golpe de Estado contra la República, el 18 de julio, los partidos de izquierda decidieron plantar cara y armar a sus simpatizantes, las más de las veces con la colaboración del Gobierno. Nacían así las milicias populares. En El Espinar, el 19 de julio llegaba procedente de Madrid un contingente de dos camiones armados, que se unieron al escaso grupo de la localidad para tomar la estratégica estación central de teléfonos de San Rafael, así como el cuarte de la Guardia Civil. Al día siguiente un grupo de obreros del pueblo subió al Alto del León, colocaron barricadas en sentido Valladolid, preveyendo que de ahí habían de llegar las tropas rebeldes. Les comandaba el maestro Julio Valdeón. Posteriormente, una cuarentena de milicianos intentó tomar el caserío de Prados, propiedad los marqueses de Castelar, con la idea de requisar armas y jornaleros.

Combates por el caserío de Prados

Pero en El Espinar, el alcalde, Fermín Vigil, de tendencia derechista y afín a la sublevada Segovia, comunicó a la capital lo que estaba pasando. Desde Segovia se envió entonces una expedición de 20 agentes de la Guardia Civil, que llegarían al caserío antes que los milicianos. Se produjo entonces un primer tiroteo que acabó con 18 milicianos detenidos. Los agentes continuaron camino hacia San Rafael.

La Guardia Civil se encontró entonces “con un grupo de marxistas hechos fuertes en la central de teléfonos, desde donde fue agredida nuevamente la fuerza con escopetas y al repeler la agresión resultaron muertos los vecinos de la localidad Pedro Cuesta y Félix del Pozo, además de un herido gravísimo, que posteriormente falleció”. Esta es la versión oficial dada en su día por los agentes si bien hay serios indicios de que los dos fallecidos pudieran haber sido ejecutados.

Milicianos dirigiendose a la defensa del Alto del León. Julio 1936

La Benemérita habia dejado en los Prados un pequeño grupo de agentes que, entre tanto, estaba siendo atacado por otro grupo mal armado de milicianos. Recuperación de la Memoria Histórica refiere que apenas portaban 19 escopetas de caza y 4 carabinas para un grupo de 84 que se enfentó a un puñado de guardias civiles, según algunas fuentes, reforzados con trabajadores de los Prados. Viéndose en inferioridad, los republicanos solicitaron auxilio al comité de Otero de Herreros, localidad que había permanecido fiel al régimen. En total, en ese enfrentamiento murieron otras 5 personas, cuatro del lado de la República y uno de los Nacionales. La Guardia Civil tomaba así El Espinar. Posteriormente, de los 84 milicianos implicados 32 serían condenados a muerte, siendo fusilados el 23 de abril del año siguiente. .

25 de julio. Lucha por El Espinar

El 25 de julio hubo más muertes. La víspera, un contingente falangista procedente de Valladolid y encabezado por Onésimo Redondo intentaba  llegar al Alto del León. De camino, en Labajos, el coche que conducía al fundador de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS, fusionado con Falange) se metió de lleno en una posición dominada por los milicianos. En el tiroteo murió Redondo y sus acompañantes. Al día siguiente, una columna de 800 milicianos, 500 de ellos integrados en el Círculo Socialista del Oeste de Madrid llegaron a El Espinar por el paso de Boquerón, el que separa Segovia y Ávila. Durante unas horas dominaron el valle. Pero los falangistas atacaron. Procedentes de San Rafael los camisazules irrumpieron en El Espinar poniendo en fuga a los milicianos. Sobre las 15 horas, un grupo de milicianos que comía en la plaza fue tiroteado de improviso desde ventanas de los edificios colindantes. Allí fallecieron una decena de milicianos, entre otros Eugenio Insua.

La familia Insúa pide la exhumación

Eugenio Insúa.

63 años después, en 2009, la familia de Insua promueve la exhumación de los restos de su antepasado. En la documentación que barajan se señala que al menos 11 milicianos fallecidos durante estos golpes de manos posteriores al 18 de julio en la fosa común del cementerio de El Espinar. Fueron enterrados en  el cementerio espinariego entre los días 26 y 27 de julio, son el citado Insúa, Enrique Ruiz, Eugenio García, Victoriano Olesa y otros doce milicianos anónimos. A ellos se añade otro enterrado el 1 de agosto bajo la indicación de “hombre quemado del Ayto.”

En 2012 se iniciaba la tramitación administrativa en los municipios de Labajos y El Espinar para unos trabajos que darán comienzo este primero de septiembre. Estudiando fotos aéreas de los años 50, se ha identificado un pequeño parterre del cementerio que en su día pudo albergar la fosa común donde se sospecha se enterró a los milicianos.  En una primera fase se intentará delimitar estas fosas. No se realizarán pruebas en sepulturas ya construidas y remodeladas posteriormente o que pudieran contener inhumaciones posteriores. Tras esta primera fase empezará la excavación propiamente dicha para

“Por experiencia, en este tipo de enterramiento, delimitados por fechas y en depósitos de enterramiento tan concretos tenemos como hipótesis que dos de las sepulturas fueras utilizadas por el primer “turno” de inhumaciones, día 26 de julio de 1936 y el tercer depósito fuera utilizado para los enterramientos del día 27 de julio de 1936 y del 1 de agosto de 1936. En una de las sepulturas deberíamos evidenciar dos estratos de enterramientos con el siguiente patrón: tierrra-un esqueleto–tierra- cuatro esqueletos”, explican en ARMH.

Extracción de los cadáveres para su estudio en Ponferrada

Tras la localización y delimitación. Empezará la fase de extracción de restos óseos y terminada esta la expedición de los cadáveres, cada uno en una caja individualizada rotulada, al laboratorio que ARMH tiene en el campus de Ponferrada de la Universidad de León. Ahí se estudiará cada esqueleto para determinar aspectos tan importantes como, entre otras cuestiones, el sexo, la edad, las causas de la muerte y las posibles patologías en vida del individuo, y todos aquellos aspectos necesarios que faciliten la identificación de la víctima. Igualmente está previsto cotejar el ADN de los exhumados con familiares vivos. Los restos que no sean ni identificados ni reclamados volverán a ser reinhumados en las sepulturas de origen.

Zona del actual cementerio donde se sospecha estuvo la fosa común. Al lado, lápida con suboficiales y oficiales caídos del bando nacional caídos en el Alto del León, así como  y la inscripción “13 soldados más no identificados murieron en el combate”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Me meo, los muertos de la república o sorprendidos y asesinados a sangre fría o fusilados, los sublevados muertos en intensos tiroteos. Memoria histórica…

    Post a Reply
  2. Me gustaría saber si los 13 milicianos supuestamente enterrados coinciden con los “13 soldados más” de que habla la lápida, y si alguien de El Espinar recuerda cuándo se realizó la lápida.

    Post a Reply
    • Ellos siguen con su rollo. Son incansables. Solo ellos se creen sus patrañas y sus idioteces.

      Post a Reply
  3. ¿Pero como?…….. no me lo puedo creer……… ¿Después de dos años y medio con Falconetti en el Falcon, y de nueve meses de podemitas en el “bobierno” aún hay muertos en fosas sin identificar?……….. ESTO ES UNA VERGÜENZA,…… NO HAY DERECHO….. NUNCA MAIS…….. QUE HORROR……. MEMORIA HISTÉRICA, YA………… TODOS FUERA…….. ¿A QUE ESTÁN ESPERANDO?……. NO HAY EXCUSA

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *