web analytics

Parecido a lo de siempre

Ya ha pasado la primera semana desde que acabó el estado de alarma y aunque en la capital y algunos pueblos seguimos apretados con medidas restrictivas severas que nos quitan sitios en los bares, mire que la ciudad ha comenzado a parecerse a sí misma. Ya sabe: el centro lleno de visitantes disputando una mesa de terraza a los locales —desde aquí grito ¡no! a la reserva de mesas para tomar una cerveza— y hasta preparándose algunos líos de atascos de coches. Chico, da gusto. ¿No?

Ojo, que lo de este San Isidro no ha sido de los de apuntar entre los de record de visitantes —a ver si en Urbanismo encuentran un hueco y hacen un proyectito para crear una playa, que el mar nos ha ganado esta vez— pero qué quiere, que los hoteles abiertos superen el 80 por ciento aunque sea un día y que los cochinillos pasen a los platos antes de hacerse cerdos gordos no deja de ser una buena noticia. Lo mismo no se acuerda pero ya antes de la pandemia aquí no había demasiados negocios ni industrias ajenos al turismo y la hostelería.

Esta de mayo era la época del año, precisamente, en la que antes se celebraba Titirimundi, aunque este año está señalado en septiembre y dicen sus responsables que no lo tienen claro, que eso de que la Junta haya retirado 85.000 euros en su subvención que era de 100.000 les coloca en un brete económico de los gordos. Bueno, estas cosas pasan cuando uno presupuesta sin tener asegurados los ingresos y por otra parte, digo yo que los de los títeres ahorrarían algo el año pasado, cuando se hizo “versión reducida” del programa pese a que sí llegaron todas las subvenciones completas… Veremos.

Anda la alcaldesa Luquero muy enfadada con este asunto —bueno, en las redes sociales— y no es para menos, que la Fundación Siglo, que reparte un raquítico medio millón para más de 70 festivales en toda la comunidad, ha metido el hachazo a los dos festivales más grandes de Segovia: el de los Títeres y el Hay Festival, menos de 15.000 eurillos para cada uno. Bueno, al menos este año llegará algo a la Fundación Don Juan de Borbón, que no veía dinero de la Junta desde hace más de 15 años. Esta semana toca “la Junta nos maltrata”. ¿No le digo que esto se va pareciendo a lo que éramos?

No crea, que esto es el soniquete de todas las administraciones. ¿Se ha fijado que llevamos unos días con lo de las vacunas estancado? Pues dicen en la Junta que es porque no se llegan las dosis suficientes desde el Estado… Y Pedro Sánchez contando de cien para abajo hasta el 18 de agosto, que dice que entonces se habrá vacunado a siete de cada diez… Venga, ya que se pone, nosotros también contamos para que no se nos olvide el compromiso: este lunes faltan 93 días. Y en Segovia estamos más o menos como hace una semana.

Me viene bien lo de la inmunidad porque así enlazo con el rebaño que se ha comprado el Ayuntamiento de Trescasas para usar las ovejas como desbrozadoras de las fincas municipales. No me diga que no se le pasan por la cabeza diversos usos para estos bichos en varios ayuntamientos de la provincia, quizá hasta en algún salón de plenos… Será cuestión de ver si la idea cabe en los presupuestos participativos que acaban de volver a la actualidad y ya estamos de líos, que dice el PP que los de este año vienen de nalgas porque el Gobierno local no ha previsto partidas económicas para grandes proyectos… Veremos.

Mire si estaremos normalizándonos que han vuelto los del programa televisivo culinario de Masterchef, esta vez rodando el primer programa de la nueva versión con celebridades en el Alcázar y un año más hay evasivas cuando se pide que se cuantifique cuanto le cuesta al Ayuntamiento la publicidad que entraña salir en la tele estatal. Ya sabe, “el hospedaje y la comida”. A ver si insistiendo en la pregunta…

Representantes de la Junta y el Ayuntamiento con los presentadores del programa.

Bueno, seguro que usted también ha dado vueltas estos días a eso de las velocidades máximas de circulación que se han fijado para Segovia y el crecimiento exponencial de la instalación de radares durante toda la semana en distintos puntos de la ciudad. Debe de ser para que nos enteremos rapidito de la medida, en consonancia con lo que hace tráfico en los últimos años consiguiendo menos siniestros a cambio de menos velocidad. Ya se lo digo yo: si vamos andando no habrá atropellos ni choques… pero iremos andando.

Claro, de eso de la señal de 30 por hora se han hecho las fotos pertinentes, que ya sabe que son imprescindibles para cualquier político. Hombre, las hay más forzadas que otras. Por ejemplo está esa tomada después de un viaje relámpago, el miércoles, de la alcaldesa y otros, al Ministerio de José Luis Ábalos para tomar una foto en un pasillo con el ministro y soltar en nota de prensa que esa visita tiene como consecuencia directa el anuncio de que Renfe recuperará en toda España algunos de los servicios que quitó aprovechando la pandemia. Hala, y si cuela, cuela. Por cierto, el anuncio del ministro es que el servicio se repone al 75 por 100 de lo que fue, que la recuperación total, ni tiene compromiso, ni fecha. ¿Por qué me acuerdo ahora de lo nervioso que me ponen los trileros esos que hay por las calles de algunas ciudades?

Voy a acabar con optimismo deportivo que tanto el CD La Granja, en fútbol, como el Nava, en balonmano, están opositando con fuerza para mantener sus respectivas categorías para el año que viene. Suerte a los dos.

Cuídese, hágame el favor.


Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *