web analytics

Mejor al aire libre

Juegue conmigo: imagine a los segovianos que usted quiera vestidos como bávaros —ya sabe, pantalones cortos, vestidos con vuelo y escotes apretados, trenzas rubias para ellas, sombreros para ellos— en medio del paseo del

Wikipedia.

Salón bebiendo cervezas como descosidos en una especie de gran fiesta justo a la entrada al otoño de las restricciones y de las corbatas apretadas. (¡Uf! Tenía que hacer una referencia a las corbatas que llevo muy mal lo de las ocurrencias). Decía lo de los segoalemanes por eso de la versión segoviana de la Oktoberfest muniquesa que se ha anunciado en Segovia en el fin de semana entre septiembre y octubre en plena calle… Ya sabe que hay un convenio (y dinerete) entre la patronal y el Ayuntamiento para organizar cuatro ferias al año. Ardo en deseos de saber de qué van las dos que quedan. Por cierto, hay otras actividades callejeras a la vista, que vuelve la Feria de la Mujer Rural (Femur) para ocupar la avenida del Acueducto tras algunos años alejada de la capital. No es lo mismo que la Octoberfes —nótese la segovianización del término— pero es interesante y cumple 25 años que es un número muy redondo.

Ya veremos qué tiempo hace para entonces pero lo cierto es que ahora mismo lo que nos apetece es estar en la calle y en las fiestas populares. Por cierto, todas las de los pueblos y barrios van precedidas de una reunión de la Junta de Seguridad para planificar la seguridad de los festejos y llegar, siempre, a tres conclusiones comunes y únicas: beban ustedes lo que quieran y dónde quieran pero no usen vidrio, háganlo en plástico; el que beba y conduzca se va a encontrar con controles policiales y siempre habrá un punto de prevención y atención ante posibles agresiones sexuales en el núcleo de los festejos. Bueno, quizá con una sola reunión a principio de temporada y una circular firmada por Lirio Martín sería suficiente…

Periodistas de canutazo en un parque.

Para estar en la calle durante el caluroso estío están las casetas de lectura que, al final, ha logrado abrir el Ayuntamiento, aunque con retraso y no sin esfuerzo. Era tanto el orgullo de ver las casetas abiertas que la alcaldesa, Clara Martín, convocó la habitual rueda de prensa de los jueves en pleno parque del Peñascal y en formato canutazo y de pie, que el mobiliario que había por allí es para niños. Por cierto, en ausencia del concejal de Cultura, Alberto Espinar en tan gran acontecimiento. Estaría liado.

Entre otras cosas, allí se pronunció Martín —mucho más moderada que su portavoz, el día anterior— sobre la dimisión presentada por la que ha sido concejala de Fondos Europeos, Fuencisla Yagüe, aseguran los mentideros que desbordada por la presión y las críticas. La delegación de sus competencias, claro, volvió a la alcaldesa. Bueno, no hay que extrañarse: si hay dos superconcejales como Miguel Merino y Jesús García acumulando las tareas más importantes del Ayuntamiento también tendrá que haber una superalcaldesa que haga muchas cosas a la vez, además de alcaldear. Los otros siete (bueno, ahora seis) no parecen muy estresados, la verdad. Fue fría la marcha de la edil aunque mire, por lo que vi en la tele me parecía que en los bancos de la oposición había medias sonrisas y algo parecido a rabia contenida en los del Gobierno. Bah, serán imaginaciones mías.

Puede que se acaben las obras del Cide este año.

A ver, que le resumo los temas que han sido “candente actualidad” en el Ayuntamiento en los últimos días, a ver si le suenan: Padre Claret (las obras, si la licitación va bien, serán en pleno curso escolar y con riesgo de frío y lluvia); el Cide (Nuevo plazo de fin de obras, final de año, si la licitación va bien.); Daoiz (con el PP muy preocupado por los vendedores de souvenirs cuando aquello esté en obras, si la licitación va bien.); y el recital de cifras —lo tiene memorizado— repetidas por el concejal de turno sobre las muchas casas que se construirán en el terreno del antiguo Regimiento, en pleno centro geográfico de la ciudad… cuando acabe la tramitación urbanística en la que la ciudad lleva embarcada lustros. No es para mañana. Pues si, es lo de siempre pero no me ponga esa cara que yo sólo soy un mirón. Ah, si. Se han establecido los precios de la escuela municipal la Senda. Muy parecidos a los de antes y si la idea es hacer uso del horario extendido y comedor, la cosa se pone “carita”, que esos servicios valen más que la propia matrícula en la mayoría de los casos. No lo he entendido, la verdad.

Sigo en el Ayuntamiento, que hemos vuelto a ver la escena, más propia del plató de programas de esos de gente gritando que de un hemiciclo, en la que uno le dice al otro con cierta chulería eso de “Si crees que lo hago mal, denúnciame” y el otro contesta “Nos veremos en los tribunales”. El uno era el socialista Jesús García y el otro era el popular Pablo Pérez y el objeto de la discusión… ¡tachán! Los contratos menores en el Ayuntamiento. Pues nada, estaremos atentos, que la última vez que se plantearon las cosas en estos términos hubo sentencias y dimisiones.

Pleno y votaciones de verano en la Diputación.

No están en esos términos en la Diputación pero ya le digo que el pleno del mes fue igualmente insustancial, con el único dictamen de peso referido a la aprobación del Plan de Igualdad interno, del que se han machacado reiteradamente tres datos que subrayan la mayoría de las mujeres en la plantilla, la ausencia de situaciones de acoso o violencia sexual y que el personal cree que se lo ponen fácil para conciliar. Lo mismo tiene algo más el documento, pero no lo dicen.

A otra cosa, que es pleno verano: Ha vuelto el torneo de tenis de El Espinar, una de esas actividades de lujo que no se tendría en pie sin el sustento que prestan las administraciones públicas. Hombre, también es verdad que el acontecimiento ha generado casi más fotos de políticos en grupo “apoyando la actividad”, que de deportistas. Han ganado el francés, Grenier, un fijo en el torneo los últimos años, y la rusa Andreeva a la que no hay que perder de vista en las canchas los próximos años, dicen los entendidos.

Mirra Andereva, ganadora en el Espinar.

Hala, como supongo que usted no es el agraciado con los 2,3 millones de euros de la Bonoloto que han caído en Cantimpalos y no parece que este sea su turno de vacaciones le recomiendo que busque la fresca y evite los disgustos u otras cosas que acaloren.

¿Pero cuándo van a recuperar de una vez la playa de las Arenas?

Fotografía: Archivo municipal.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. La ausencia del “concejalito” en la apertura de las casetas de lectura en los parques es otra muestra más del poco interés del concejal de cultura por la cultura y especialmente por la lectura.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *