web analytics

Círculos cerrados y manotazos abiertos

Un adolescente insolente armado con su iNosequé ha tenido la osadía de peguntarme si conocía a Bob Marley. ¡Qué si conozco a Bob Marley! ¿Pero que quería ese mequetrefe? Pues nada, que había descubierto a un concursante de la tele que imitaba al jamaicano como si fuera él mismo (Ahí abajo se lo dejo). Bueno, al menos se ha ido por el pasillo chapurreando “Redemption song” y eso me hace mantener la fe, que no todo es chunda chunda ruidoso de ese que hacen ahora.

Si, de acuerdo. Hablo viejuno, pero es que cada vez estoy más convencido de que las cosas tienden a repetirse y los círculos, a cerrarse. Por ejemplo, ha empezado el bucle en el panorama político y entramos en esa época en la que entre los dos partidos mayoritarios no caben los tapujos ni los guantes sedosos. Más bien, si se tercia: tortazo a mano abierta (dialéctico, claro, pero el oído pita igual), que hay que repartir los sitios. ¡Pues menudo añito por hay por delante!

101010-Melero-concejales(g)Y así uno se puede encontrar el “plato muy frío” que dijo en la redes sociales que se iba a cenar el senador López, todo clase, el día que Villarrubia perdía las elecciones para secretario regional de su partido; a una concejala capitalina apareciendo en actos donde al parecer nadie contaba con que lo hiciera y no tenía silla preparada —por cierto, Procose ha vendido un millón de cochinillos con el marchamo de calidad, enhorabuena—; a concejales de la oposición inaugurando un centro deportivo municipal que no han apoyado; o a parlamentarios de los que tienes que preguntar el nombre al que tengas al lado porque no te sale, por falta de costumbre, en los actos más inesperados y posando en las fotos como aquellos personajes del gran Forges que surgen por un lado de la viñeta. ¿Sabe qué le digo, no?

 

Muy grosero se ha puesto el ambiente entre la Diputación y el Ayuntamiento capitalino con la ilegalización de la licencia del Palacio de Congresos, la niña de los ojos del presidente (provincial y del PP) Vázquez, que parece que está que trina, mientras la cúpula del Gobierno municipal reventaba sus trajes de satisfacción blandiendo la decisión judicial y anunciando otra vuelta de tuerca más, pidiendo que se detengan las obras y todo en nombre de las firmas que se recogieron en una campaña con menos validez que la consulta catalana (perdone la gracieta).

A ver. Aquí el juego es evitar que el contrario lleve a cabo sus proyectos en tiempo y forma, así qué, buena gana de desaprovechar la posibilidad, y cuando el del PP contraataque (que lo hará, torpedeando otros proyectos municipales, supongo) pues digo yo que los del Ayuntamiento tirarán de victimismo —ha valido durante años—, capearán el temporal o a su vez contraatacarán. Lo que pida el juego en ese momento. Así hasta mayo, por lo menos.

A ver, en la tabla general de resultados de esta semana resumo: lo de la normativa urbanística de las áreas históricas, el Peahis, no sale en este mandato. (Bueno, atentos a la fórmula del “avance”, que ya verá como da juego). Lo del Palacio de Congresos se retrasa, ya veremos cuánto. Lo del Carlos Melero, inaugurado, pero verá cómo la cosa no ha acabado y tendrá más capítulos con jueces de por medio. ¡Ah! que me olvido del pabellón de el Peñascal, que la Junta también tiene lo suyo: Más retrasos imposibles de calcular, que sólo lleva cinco años de demora.

No me haga seguir, que me enervo. Hago la variación de tema aprovechando que estoy paso por los tribunales, donde al anterior regidor le han dicho que no está bien insultar a la gente que no le daba la razón aunque comieran juntos y que repare los excesos verbales que cometió hacia la técnico de Icomos, Bernal, con una multa, 500 euros. Juzgue usted si es caro o barato que yo lo tengo claro.

sauca-puerta(g)Cambio de tercio. A ver, que alguien me explique cómo parece más fácil trincar en medio de nuestros campos a cazadores ilegales de jilgueros y sus aperos por lo menos medio centenar de veces en un mes mientras que en el mismo tiempo hay gentes por ahí, en espacios públicos y concurridos, con escopeta y perro y nada… El sábado, en la Sauca, en el Real Sitio, una perra se llevó un tiro. Una menor y varios adultos que iban con ella tuvieron suerte esta vez. Hombre, si hay cuentas pendientes en la zona, que me dicen que las hay, más después de las sentencias del verano que proclamaron que el camino es público, pues aplíquese la Ley y no se permitan los pistoleros. Opino yo, vamos, que es que las armas me dan miedo ¿Sabe?.

 

A dar cuenta de un nombramiento: Juan Luis Gordo, el diputado socialista pasa a ser portavoz de su grupo en Fomento —¡Anda que no tiene cosas que preguntar sobre Segovia!—, que no es moco de pavo en el mundo del Congreso y de paso, mira, se escapa de la comisión de TVE en la que estaba hasta ahora, que se está poniendo la Casa muy malita. Mi solidaridad para el personal del Ente. ¡Ay! Pena, penita, pena.

Hablábamos antes del cambio cíclico de los tiempos y por eso me paro en la Federación de la Mujer Rural de Borrego, que prima y premia a las mujeres que dejan la ciudad para irse a los pueblos a buscarse las habichuelas. Lo que yo le diga, se cierran los círculos.

Hablando de volver a empezar. La reconstrucción de la fábrica de jamones de Los Joaquines, en Pinillos, ya tiene las bendiciones administrativas correspondientes. Pues suerte a nuestra última suerte de Fénix.

Como ya llueve, voy a atreverme a pensar que ya no habrá fuegos esta temporada. Dice la Junta que han trabajado de maravilla y que se ha quemado menos y se ha extinguido mucho mejor que otros años… Eso sí, en 31 ocasiones ha habido tipos a los que nunca entenderé que han provocado las llamas y otros 52 a los que se les puede llamar a la cara “negligente”. Ya puestos, se puede añadir algo más duro, que yo cuando me pongo suelto cosas fuertes, así del estilo: “desordenado” o “inconstante”.

Es que “dipsómano” ya está muy visto y encima te cascan 500 euritos.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *