web analytics

Donde tengas la rúbrica no metas la pata

 (Y yo me pregunto ¿Es realmente necesario establecer en el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres una competición entre partidos, con concurso de otros satélites, para ver quién es el que más y mejor repudia esa losa social? Que se hagan veinte actos separados organizados por unos y otros resulta un tanto bochornoso y lo peor de todo es que a los organizadores parece que no se lo parece.)

Al resumen semanal: Luego dicen que por qué la toma la gente con los políticos con esa crítica perenne que viene a decir que se hace poco y se cobra mucho, con lo que no estoy del todo de acuerdo, pero es que lo ponen a huevo. Lo digo por el lío ese de la moción, firmada y rubricada por los portavoces de PP, Cs y Vox, que “se coló” en el orden del día del próximo pleno de El Espinar pidiendo la derogación de la Ley de violencia de género que, claro, convenientemente pregonada por el PSOE y en jornada tan sensible como la de este lunes, ha llevado a los espinariegos a la prensa nacional, con lo que eso duele.

Dice el alcalde, Figueredo, que se coló el asunto, que en realidad era cosa sólo de Vox. Las prisas y firmar sin leer es lo que tiene. Quizá lo del error sea el mal menor porque prefiero no pensar que en realidad PP y Cs sí querían presentar la moción y luego se echaron atrás por el chaparrón que les vino encima, pero es para meditar sobre como funcionan las cosas en aquel municipio donde al parecer es posible que “se cuelen” muchos documentos. Mal, muy mal.

Para segundas lecturas lo de Ciudadanos. El único concejal de la formación no ha dicho esta boca es mía, tampoco la dirigente segoviana y diputada del Gobierno provincial, Noemí Otero —la misma que, en un periódico, decía esta semana sin despeinarse que no es responsable en absoluto de la debacle del 10N pero si del éxito traducido en aumento de concejales medio año antes— pero sí ha intervenido Valladolid para abrir expediente fulminante al edil en cuestión, al parecer sin preguntarle siquiera. Que raro todo, chico.

Vale, pues estos han salido mal retratados. Más contento está con las fotos que le pone la oposición el concejal de Participación Ciudadana (y varias cosas más), Andrés Torquemada. El edil fue cuestionado sin demasiado acierto por el PP —empeñados en sumir en crisis al Gobierno local de coalición— por haber asumido un par de competencias que hasta entonces tenía Servicios Sociales, bajo dirección de la socia de IU, Ana Peñalosa.

Torquemada acostumbra a ser reiterativo en todas sus comparecencias públicas y esta vez también cuando, en presencia de la paciente alcaldesa, se tiró diez minutos largos dando explicaciones del cambio, justo hasta el momento en el que el edil agradeció al PP “haberme sacado tan bien parecido en la foto” que usaron cuando denunciaron la cesión… Un suspiro resignado de los informadores y el corte tajante de la alcaldesa —“la cesión de competencias es mi potestad”— evitaron que el asunto de la fotogenia llegara más lejos.

Ha sido semana de descubrimientos. Por ejemplo, la apertura del sepulcro del infante Don Pedro (el chico de Enrique II, el que se cayó por la ventana del Alcázar), además de poner en cuestión la edad que tenía ha desvelado que en la Catedral sólo había tres huesos del difunto, que lo demás debió quedarse en la vieja seo donde había sido enterrado inicialmente. De los restos de la nani que le cuidaba no se sabe nada.

También hemos descubierto que insultar, vejar y mofarse de la muerte de un torero no tiene encaje en el Código Penal donde la tauromaquia no aparece en el listado de grupos a los que no se puede odiar bajo ningún concepto. El juez viene a decir (interpretación libre) que el maestro aquel que escribió la ristra de barbaridades en Facebook no tiene precisamente buena fe y hasta parece lamentar que se le marche crudo del juzgado penal… pero se ha escapado. La Justicia es una cosa muy rara, chico.

No tiene nada que ver, salvo que también intervienen animales, pero también hemos descubierto que para la cabalgata de Reyes se ha contratado otra compañía con sede francesa —¡qué querencia, chico!— para sacar a pasear animales articulados abriendo la comitiva real, que esta vez sale del edificio del Obispado, en San Esteban, por obras en el Alcázar. Fin de las novedades. Menos mal que los ilusionados niños cambian a lo largo de los años porque el formato del desfile, cambiar, lo que se dice cambiar…

Chamôh, un camello gigante que abrirá la comitiva acompañado de dos vacas “sagradas”.

Y el último descubrimiento que le cuento… Machado era del Mester. Bueno, no así exactamente pero como fue Fernando Ortiz el que se prestó a interpretar al maestro de francés en el remedo con el que se ha cerrado (o casi) el año de alabanza al “ejemplo de ética” que era el sevillano, en palabras de Luquero, pues me venía bien enlazarlo. ¿Se ha cansado usted del poeta e incluso ha tenido tentación, siquiera fugaz, de quemar sus libros, por saturación, a lo largo de este año? Pues repóngase y prepárese a odiar a Juan Bravo y sus colegas Padilla y Maldonado durante la conmemoración del quinto centenario de su infructuoso levantamiento comunero. ¡Ya están aquí…! Hala, a por los “morados pendones viejos” que van a hacer falta.

Le dejo, que quiero hacer seguimiento de una carta que he enviado por correo postal (qué quiere, soy un romántico) a una señora muy de mi gusto que vive en Parque Robledo. En lo que llega, dos semanas de media, me da tiempo de sobra a mirar el nivel del Pontón (llenito) pasar revista a los que fueron miembros de Protección Civil de Segovia y salieron por patas por falta de atención desde el Consistorio, que ahora pueden acabar prestando servicio a la Mancomunidad de la Atalaya y hasta a mirarme el capítulo premiado ese en que los Lunnis visitaban el Museo del Prado con producción y efectos de los segovianos de Paramotion, hasta ahora, el único “hijo” del Cat que funciona.

Si empezábamos hablando de políticos que tienen dificultades para hacer correctamente la tarea encomendada, me marcho con otros que hasta se salen de sus atribuciones. Hacia viento huracanado en la plaza, las sillas de las terrazas volaban y allí estaban el portavoz del Gobierno municipal, Jesús García y el director del Gabinete de Alcaldía. Ismael Bosch, para devolver el orden en el foro en un pis pas. ¿Pues no dicen los hosteleros que en el Ayuntamiento no les ayudan?

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Es que Torquemada es un poco plasta…

    Post a Reply
  2. Creo que lo que ha pasado en el Espinar es más grave para mezclarlo en este batidora de artículo.

    Es la irresponsabilidad de unos partidos el pp y ciudadano, ( vamos a quitarle ya el plural) que permitieron la entrada a este partido machista , en las instituciones.

    Hoy mismo leemos que el pp , permite que vox este en la mesa del congreso….. después , de Vicente y el caricontecido Igea se alarman. eso tiene un nombre Hipocresía

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *