web analytics

¿Qué edad tenía el infante que cayó por la ventana del Alcázar?

La historia , mil y una veces contada, del infante que cayó desde una ventana del Alcázar y detrás de él, temerosa de que el castigo pudiera ser aún peor, fue la niñera que le cuidaba, puede sufrir variaciones sobre la edad del pequeño ya que nuevos indicios apuntan a que se trataba de “un niño muy pequeño”.

Algunos restos del infante, concretamente tres huesos, han quedado ahora al descubierto, tras la apertura de su sepulcro,  y han sido puestos en manos de “una profesional antropóloga” que estudiará los restos biológicos con la intención de concretar el máximo número de datos sobre el personaje histórico, desde su edad a posibles patologías que hubiera sufrido durante su vida.

El infante Don Pedro, hijo de Enrique II, falleció en verano de 1366 en aquel accidente y sus restos fueron depositados en la antigua catedral, la que estaba frente al Alcázar hasta su destrucción casi total en la guerra de las Comunidades, y trasladados después a la “nueva”, en la plaza, en 1558, donde se construyó un sepulcro en el centro de la sala de Santa Catalina. El Cabildo realiza en este momento obras en esa sala que, entre otras cosas, hacían necesario levantar la tapa del sepulcro para su restauración dejando al descubierto un cofre con los tres huesos que se van a someter a estudio.

También se ha descubierto una blusa presumiblemente de seda con botones de tela, un faldón de mayor tamaño y un cinturón, también de tela y el mismo color con el que se habían enrollado los huesos de los que aún no se sabe a qué parte del cuerpo pertenecen. El tamaño de los ropajes también parece llevar a la teoría de que eran de un niño muy pequeño. En cualquier caso, el cabildo va a enviarlos al Centro de Restauración de la Junta, en Valladolid para su exposición posterior junto al sepulcro una vez que esta sala se reabra como espacio de exposición de la orfebrería de la Catedral, antes de Semana Santa, según prevé el órgano de Gobierno de la Seo.

La muerte del Infante se fecha el 22 de julio del 1366. Para contextualizar, Enrique II hizo del Alcázar de Segovia su residencia aunque permanecía habitualmente fuera de la fortaleza debido a la guerra que desde hacía años le enfrentaba a su hermano Pedro I por el poder en Castilla.

Tras la muerte del Infante, Enrique II, muy ligado a su hijo, expide un privilegio real desde Burgos para levantar un sepulcro en su honor. La guerra finaliza en 1369 con la victoria de Enrique II, apodado “el Fraticida”, que instaura la dinastía de los Trastámara. El sepulcro se levanta por expreso deseo suyo en el centro del coro de la antigua catedral de- jando escrito en este privilegio que debería estar iluminado por dos hacheros día y noche y custodiado por “dos porteros de confianza del cabildo para siempre”.

Tras la Guerra de las Comunidades que acontece entre el 1520-1522 y que enfrenta a comuneros contra realistas liderados por el rey Carlos I, la antigua catedral que se situaba frente al Alcázar queda dañada y se decide construir una nueva en el lugar actual. El jueves 25 de agosto de 1558 con los trabajos de construcción de la nueva catedral ya avanzados se realiza en solemne procesión desde el lugar que ocupaba la antigua catedral el traslado de los restos del infante Don Pedro guardados en el cofre descubierto y, en otras cajas, los restos de María del Salto, canónigos y obispos. Todo esto se recoge en el libro “Historia de la Insigne Ciudad de Segovia y Compendio de las Historias de Castilla” del sacerdote e historiador segoviano, Diego de Colmenares.

El cofre con los restos del Infante son sepultados en la capilla de Santa Catalina, en el cuerpo bajo de la torre en un nuevo sepulcro, de estilo renacentista, más acorde a la época, rodeado de una reja en cuyo friso se puede leer: “AQVÍ IAZE EL INFANTE DON PEDRO FIJO DEL SEÑOR REI DON ENRIQUE SEGUNDO -ERA-1404- AN 1366”.
461 años después los restos del Infante han vuelto a abrirse aprovechando la restauración de su sepulcro en una nueva oportunidad de conocer con mayor profundidad la historia sobre su muerte que tanto llama la atención de segovianos y visitantes.

Expertos y miembros del Cabildo durante la apertura del cofre.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *