web analytics

Cuando el aire se vuelve turbio

Pues si. Esta ha sido una semana de esas en las que costaba respirar, no sólo por las mascarillas de la maldita covid —ojo, otra semana entre los campeones de la comunidad en datos malos de la pandemia— sino también por el aire enrarecido que se ha posado en la plaza Mayor, entre el Ayuntamiento y la Diputación a costa del arte de la alta política que practican nuestros representantes basada en un principio: si yo estoy sucio no me lavo, busco manchas en el traje del de enfrente.

Gina Aguiar sigue la intervención de Ángel Galindo en el pleno.

Bueno, lo del director del teatro Juan Bravo, Marco Costa, se queda de momento en culebrón rabioso y Gina Aguiar sigue en el equipo de Gobierno por mucho que todos los concejales, menos los socialistas, pidan que se marche por los asuntillos esos de trocear contratos o permitir a técnicos-familiares que cobren además sobresueldos. Bah, cosillas sin importancia, culpa de los técnicos. Oiga, si se trocean contratos en Cultura para “salvar las dificultades de adaptación a la Ley de contratos” ¿Pasará lo mismo en otras concejalías? Qué cosas pregunto.

Como de ese debate ya le he hablado mucho sólo destacaré esa preocupación mostrada por los grupos de IU y Podemos: “ojo que estas cosas pasan factura entre la ciudadanía y al final los grupos de izquierdas pueden no sumar mayoría en las próximas elecciones”, han venido a advertir sus socios a la encastillada alcaldesa que, por cierto, no se quiso jugar la sorpresa y rechazó que lo de Aguiar se votara en secreto. Argumentó que la urna no estaba preparada aunque me han contado que se veía a concejales que movían nerviosos la cabeza negando cuando se planteó lo del voto secreto.

Supongo que en la planificación de los gobernantes entra llegar a 2023 habiendo realizado buena parte de las obras que se llevan prometiendo lustros y que el millón de euros del plan de asfaltado recién presentado y otras partidas de remanentes aporten calzadas lisas y aceras sin agujeros y lavados de cara que devuelvan bríos a la candidatura que presenten entonces… Bah, quedan dos años.

La obra de Padre Claret, la segunda en inversión dentro del Plan.

También habrá que ver si en ese tiempo cristalizan todos esos futuribles que se venden sobre terrenos que hoy son sólo campo: que si un complejo industrial por aquí, que si un centro comercial por allá… Si no fuera por los fiascos vividos en los últimos años con proyectos similares estaría más ilusionado pero claro, con la hemeroteca en la mano… Hala, a esperar mientras suspiramos un ¡Ojalá! (Que falta nos hace).

Panorámica de los terrenos del nuevo espacio comercial.

Más aire enrarecido. El que rodea la puesta en marcha del servicio de radioterapia en Segovia. Mientras los procuradores del PSOE se empeñan en “demostrar” en las Cortes que el proyecto de la radioterapia, siquiera acordada con la privada, no anda, los de Recoletas, propietarios del hospital de la Misericordia, dicen que están con lo del búnker para el que van recibiendo permisos y mantienen los plazos en este verano para que el servicio se ponga en marcha. Vale, otro ¡Ojalá!

Hay cosas limpias, no crea. Por ejemplo, la plaza de la Reina Victoria Eugenia, cuya gestión y propiedad es de la Academia de Artillería, donde han puesto normas para que aquello no se convierta en un parque para perros, bicicletas y patinetes, generando cierta polémica por quienes creen que las medidas son excesivas. Lo que no prohíbe la norma, claro, son las paradas militares en aquel lugar, menos si son las que se hacen el 2 de Mayo en homenaje a los capitanes, Daoiz y Velarde, cuya gesta heroica frente a los franceses se recuerda cada año. Este año no había autoridades. Y no se notó.

Anda, si casi me olvido de lo de la fiesta del 1 de Mayo con los sindicatos de clase reivindicando prácticamente lo mismo que en los últimos años: derogación de la reforma laboral, garantía de las pensiones y subida del salario mínimo. En fin, no es por arruinar la fiesta pero para este viaje… Bueno, este año han añadido como novedad que quieren participar en la forma de repartir los fondos europeos que están por llegar y que quieren que se destine a crear industria.

Cabecera de la manifestación del 1 de mayo.

Hala, terminando y felicitando a los del equipo juvenil de la Segoviana que, como sus mayores, han logrado el ascenso y de paso otro elogio a todas las madres del mundo que celebraban su día este domingo. Eso si, a los creadores de los memes y mensajes repletos de melaza que han inundado los móviles este domingo les ruego que no lo hagan más y que se presenten inmediatamente a limpiar mi pegajosa terminal. Sea cursi si quiere, pero mejor en la intimidad, sugiero.

Haga el favor de seguir cuidándose, por favor.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On
468 ad

3 Comments

  1. Muy interesante repaso como siempre. Ahora bien, lo de la “gestión y propiedad” de la plaza de la Reina Victoria Eugenia (la entrada al alcázar de toda la vida para los de aquí) no lo veo.
    Bueno la gestión, salvo que la limpian, si mal no recuerdo, el servicio de limpieza del Ayuntamiento, está claro que sí (y creo que con acierto, aunque algunos protesten porque los perros no puedan mear y cagar a gusto y los niños y no tan niños atropellar al personal…).
    Ahora bien, la propiedad está aún por ver una escritura pública (al menos por ahora no la hemos visto publicada nunca y el Patrimonio del Ayuntamiento, este sí, parece que la tiene en sus libros de registro).
    No sé, parece que usted don Justo tiene más datos. A ver si nos cuenta algún cotilleo 😉

    Post a Reply
  2. Y ya está?
    Y sobre el cierre de empresas , parados , emigrantes, y las prohibiciones?
    De eso no hay noticias?

    Post a Reply

Responder a El Niño de la Suerte Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *