web analytics

Rostros tapados y caras listas para la foto

Lo que más me gusta del Carnaval es que, pese a mi edad, puedo meterme de lleno en la fiesta… ¡Se parecen tanto de un año para otro! Mire, la fórmula de la fiesta pagana en la capital se repite desde hace demasiados años y si no, pues eche un vistazo a los programas del año que quiera.

Total, que el grupo de voluntariosos integrantes de comparsas (ocho este año) mantiene vivo —y divertido— el asunto con los mismos integrantes que hace décadas, aunque ahora acompañados por multitud de niños (la famila crece) en los que se confía para que hagan relevo generacional. Ya se lo advierto: al final, siempre gana Doña Cuaresma.

Mientras llega el miércoles —en mis tiempos, en ese punto se abría un desierto de potajes y bacalaos que parecía no tener fin— pues vamos a ver si nos relajamos un poco, que ya vienen, ya están aquí… ¡Tachán! ¡Los candidatos!

Era un secreto a voces pero por fin el presidente regional, Herrera, ha confirmado que vuelve a intentarlo y eso que los más agoreros hablan de la pérdida casi seguro de al menos un procurador por provincia… Eso sí, en el PP están dispuestos a dar emoción a la cosa de los candidatos y mientras ya sabemos el nombre de un montón de candidatos en España, los de la región… para la semana que viene. Bueno, todos tenemos claro que aquí será Fernández ¿No?

El popular ya conoce a su rival de IU, que ha llegado el jovenzuelo — en Salamanca, no sé, aquí tendría derecho a tener el “carné joven”— Sarrión para imponerse en las primarias… Pues me gusta eso de que se renueve la formación, que no son tiempos de oler a formol. A ver qué da de sí, también en la capital, donde Galindo dice que va por la Alcaldía.

¿Ve? En Podemos de la región no hay sorpresas y el secretario será Fernández, el que tenía la bendición previa de Iglesias. Ganó por goleada, claro. Están en construcción pero ¿No tiene la sensación de que Podemos se parece cada vez más a un partido de “los de siempre”? Yo si.

Se acabó la política por hoy, que cuando le hable de la visita de Rajoy a la fábrica de Siro, en El Espinar, no lo estaré haciendo de política, sino de un poco de promoción presidencial. Y no me canso de decirlo… si a los periodistas no se les deja trabajar ¿para qué convocan? Bueno, le gustaron los productos, creo, y aprovechó para dar el último empujón a Herrera.

No sé si este hombre leerá las proyecciones que, a partir de los datos del CIS de febrero, ha hecho el despacho de Jaime Miquel & asociados que provincializa y concluye que en Segovia, el PP perderá un diputado a favor de Podemos y el PSOE se queda como está…

A ver, vamos al capítulo de “rarezas segovianas”. Me sale Arranz, el concejal tránsfuga. Ahora quiere recuperar el aparcamiento de Los Tilos, al que se opuso hace dos años. Estupendo. Está también lo de la Junta y su gestión de la obra del pabellón de El Peñascal. Esta semana han echado del todo a la constructora. Le digo yo que en 2016 seguimos a vueltas…

Bueno, lo de prolongar y encarecer las chapuzas no es solo de la capital, que ahí está la operación de Larcovi en el Real Sitio, otro de esos asuntos enquistado hace años y que cuando se pone en cifras siempre son de muchos ceros. La oposición está que trina con el alcalde Vázquez.

No desista, hombre, que es cierto que tardamos décadas pero al final hay nudos que se deshacen. De eso tiene pinta lo del convenio con Defensa que permitirá por fin adecuar —ya sabe: residencia estudiantil, plaza abierta y demás— los terrenos del antiguo regimiento, ahora un auténtico suburbio (por el abandono, digo) en pleno centro geográfico de la ciudad. Dicen que el acuerdo va a pleno ya mismo y yo cruzo los dedos, que eso ya lo he oído antes y luego…

Hablando de escenas suburbiales. ¿Pues no nos alerta la concejala Maroto de que el personal anda robando aceite de los contenedores destinados al reciclaje? Ironizar con la idea de que “lo usarán para hacer jabón” no me parece la mejor solución a una situación que me habla de pobreza extrema e intolerable. ¡Que actúe Torquemada! (El de Servicios Sociales, no el otro).

Voy acabando y lo hago con el recuerdo entregado y sincero al socialista Juan José Sanz Vicente, fallecido el pasado domingo y en cuyas exequias volví a alucinar al ver allí a quienes tan injustos fueron con él en la refriega política. He leído varias veces la carta del secretario provincial socialista, Gordo y he flipado porque el minuto de silencio en el pleno del Defensor del Ciudadano lo tuvo que pedir el PP.

Bueno, la felicitación, aquí en casa, al grupo Cheroot, ganador del concurso provincial para bandas de música, Dipromusic. Y ya, si me voy más lejos pero no mucho, a Blázquez, creado cardenal el otro día y futuro elector del siguiente Papa… Con él ya hay seis españoles en esa situación.

Le dejo, que quiero experimentar lo que es ser el hombre más triste del mundo y me voy a ir al cine, solo, a ver la de las sombras de Grey. Claro, que lo mismo ligo, que veo al personal un poco revuelto de la parte de las hormonas. Ya le cuento.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Cuente, cuente, en cuanto pueda. Sabe señor Verdugo, tiene usted más razón que un santo (en un dicho): “Al final hay nudos que se deshacen”, sobre todo los de las indemnizaciones por proyectos y expropiaciones terrenales chapuzas, que pagamos todos los ciudadanos con el tiempo y los impuestos que utilizan a su antojo los que nos des-gobiernan (porque queremos y les votamos, claro). De que los partidos, al final, se parecen todos, a las primarias me remito ‘culo veo, culo quiero’. Es lo ‘democrático’ que toca. Pero siempre atado y bien atado por los aparatajes de los partido. La única ventaja de algún partido es que a ‘los de siempre’ ya les conocemos en el ajo… y sobrao.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *