web analytics

Mientras se pueda ir tirando…

Luces navideñas en Grabador Espinosa.

No amigo. En Segovia el inicio de la Navidad no lo marca el encendido de las luces navideñas que, definitivamente, no son una prioridad de los de Cultura del Ayuntamiento a la vista de los 130 adornos que dicen que han puesto y que yo no he contado porque me tocaría andar kilómetros, que están diseminados aquí y allá y eso es cualquier cosas menos “un conjunto”. “¿Cinco estrellas de cinco puntas en mitad de la plaza?” Uno que conozco, amigo de las conspiraciones esas del deep internet y otras menos deep, me torcía el morro cuando lo vio…

Decía que eso del encendido oficial —con la Banda tocando villancicos a paso lento, no fuera que el personal se animara antes de tiempo— no es lo que oficializa el comienzo del periodo navideño. Aquí, cuando tratas de ir a comprar pan a esa panadería que tanto te gusta en pleno puente de la Constitución y te ves atrapado en una monumental retención rodeado de conductores madrileños —se les ve en la cara, a la legua— entonces ya sabes que hay que poner en el radiocasete la cinta de Bing Crosby y Frank Sinatra. ¡El turista is coming to town!

Turistas fotografiándose en el mirador del Postigo.

Chico, un no parar de coches, personas y señales de prohibición. Si esperaba alguna medida adicional no la habrá encontrado. Bueno, no es cierto. Se ha ofrecido como aparcamiento disuasorio ¡el del Hospital General! que si usted tiene que usarlo por atender a un ingresado, ya se hará cargo de que habiendo turistas lo demás es secundario ¿No?

Aquí estamos todos muuuuy preocupados por la movilidad pero la receta ante las avalanchas es sencilla: paciencia y caminar, que los fines de semana la mayoría de las líneas de autobuses reducen su frecuencia y si uno quiere moverse en transporte público, echará unas horas para hacer ida y vuelta.

Un autobús de la Línea 4, la más usada.

Y mire que he rebuscado en las “mejoras” —coña, a 166.000 euros anuales más. Bien contenta que debe estar la adjudicataria y supongo que menos las que concursaron por una cantidad menor de coste de servicio de la que finalmente será— del sistema algún cambio en las frecuencias de fin de semana, cuando se pide encarecidamente que los segovianos dejen el coche en casa. Pues nada, chico, ni una. La mayoría de la pasta se va a ir en colocar los buses de las líneas del Ave “a frecuencia” (líneas como cualquier otra, para que me entienda), que parece que es lo que se lleva ahora. Y mire que cuando se adjudicó esto —era justo antes de elecciones— la alcaldesa-candidata, Clara Luquero, aseguró que lo que se había contratado era “lo más adecuado para Segovia”. Esto… de los técnicos municipales que hacen determinados “trabajos” no hablamos hoy ¿Vale?

Óscar Puente, regidor de Valladolid.

Venga. Una de líos de políticos. La que ha montado el alcalde socialista de Valladolid, Óscar Puente, anunciando una moción para pedir a Renfe que se suprimiera una parada en Segovia del tren Avant matinal entre Pucela y Madrid. Mira por donde, el socialista logró unir a todos los representantes políticos de Segovia para compartir adjetivos como “egoísta” o “insolidario” que le debieron hacer pitar lo oídos porque al día siguiente se suprimió esa parte que afectaba a Segovia de la moción de marras. Media sonrisa provoca el texto del secretario provincial del PSOE, José Luis Aceves después del pleno —durante la marea de críticas optó por el silencio—señalando que los socialistas trabajan con “discreción y sensatez”. No, si en esta ocasión sólo se les pedía coordinación y que hablen entre ellos antes de liarla…

Liada ya estaba en Riaza con los vecinos cabreados por la falta de pediatra desde hace meses por baja de la titular del servicio. La Junta, responsable de Sanidad ha paliado la carencia poniendo ahora una profesional que acudirá al pueblo una vez por semana hasta que en enero, se espera, regrese la titular. Peor suerte para los de la Granja, en situación similar, a los que directamente se manda al pediatra de Palazuelos de Eresma. Ya sabe, si tiene un niño menor y supera sólo la infancia, de adulto póngale a estudiar medicina que parece que el problema nace en la falta de profesionales que quieran venir a Segovia.

O si le ve otras aptitudes, puede ponerle a gestionar una casa rural, aunque el negocio se va saturando que han “aparecido” 250 más en dos años y ya hay en la provincia 850 alojamientos turísticos de este tipo. ¿Ve? Otra vez el turismo como monocultivo segoviano. Claro, que así nos va. Acabamos de perder 2.482 cotizantes a la Seguridad Social y el paro volvió a subir en el mes de noviembre. Bah, no se preocupe. Entre este mes y si marzo sale soleado hacemos larga la campaña de 2020 y durante unos meses se contratan camareros y otros empleos de atención al visitante. Mientras se pueda ir tirando…

La prueba de que habrá una obra.

Bueno, al capítulo de asuntos (más) chuscos. Por ejemplo, que llegue a las redacciones la enésima nota de prensa emitida desde el Gabinete municipal sobre la construcción de ¡un ascensor! en la calle Gascos, que por la “venta” que se hace de él parece que va a ser la repanocha. La foto, en esta ocasión, era de unos plásticos que anuncian obra ubicados en el lugar donde nacerá el elevador. Ojo que lo mismo viene ahora una serie de comunicados sobre el envigado o el cableado de tamaña obra de ingeniería. ¡Qué cosas!

Llamativa también, la nota con el mismo origen que recuerda que “sigue abierto” el plazo para recibir voluntarios para la Agrupación de Protección Civil, esa que se quedó sin voluntarios en septiembre porque se sentían menospreciados. “Por favor, por favor, que se apunte alguien” parecía decir el escrito en el que se explicaba que “no hay plazo” para apuntarse; no se explican periodos de formación —en la anterior ese proceso esto era muy serio y reglado— y se advierte que esto es como la mili del final de la mili obligatoria: se firma por un año como poco, ojo con las espantadas. Dice la concejala, Raquel de Frutos, que poner esto en marcha es “objetivo prioritario” de su departamento. Tiene tres años y medio por delante. El anterior tardó seis por lo menos y la cosa salió como salió…

Jura de bandera en la plaza Mayor.

No me dejan más espacio. Y mire que quería hablarle de las juras de bandera de civiles coincidiendo con la festividad artillera de Santa Bárbara, cada vez con más personas dando la cabezada ante la enseña nacional. También quería hablarle de Luis Callejo y su nominación al Goya por ser malo malísimo en “Intemperie”, aunque ese espero un mes y medio y ya vengo con las felicitaciones y lo apaño.

¡Anda! Tampoco he hablado de la Cumbre del Clima ni de Greta, la niña viajera, regañona y concienciadora. Bueno, quizá mejor, así no genero polémicas entre partidarios y detractores y nadie me podrá decir “¿Cómo te atreves?” No, si en realidad no me atrevo. Según mira la muchacha…

Abríguese.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

5 Comments

  1. Genial artículo. Si cambia Segovia por Zambia casi no habría diferencias. Y no diga nada de Greta que le queman en la hoguera o le empalan.

    Post a Reply
  2. El PSOE segoviano, y ahora parece que el nacional también (al menos lo que tarden en fragmentar España y venderla al mejor postor) nos están llevando a la ruina. Un desastre.

    Post a Reply
    • Querrás decir, amigo RuiFaria, que la pesoe nos está llevando a LA TERCERA RUINA.
      Pero ya no vale lamentarse. A disfrutar de lo votado.

      Post a Reply
  3. Muy bonita la foto de ‘la Potenda’ (Grabador Espinosa). Los adornos son de lo más agradable de ver; pero gracias a los comerciantes que las han colocado. El Ayto. o los desgobernantes que tenemos nasti de plasti, amigo Verdugo. A Dios lo que es de Dios y a la familia del ‘César’ lo que es de ella 😉 ¡Felices Fiestas! majo.

    Post a Reply
  4. Buen artículo Sr. Verdugo. Comparto muchas cosas con vd.
    Sólo comentar algo sobre la movilidad de Segovia. Nos encontramos en el centro de la España vaciada…. alrededor de la ciudad todo campo, alrededor de la estación del ave todo campo.El ayuntamiento pagando indemnizaciónes sin límite. Y no hay dinero para expropiar, alquilar, comprar, etc. No encuentran un terreno para colocar los vehículos que llegan a Segovia en el puente, cuando existen cientos de hectáreas a cinco minutos andando del Acueducto. No encuentran un terreno para colocar los vehículos que llegan al Hospital General o estación ave que se encuentra en medio del campo. Se justifica todo. Una vergüenza

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *