web analytics

La avalancha de altas eleva a 850 los establecimientos de turismo rural en Segovia

En dos años, desde la entrada en vigor tendente a “aflorar” las Viviendas de Uso Turístico, el número de establecimientos de turismo rural ha registrado 250 nuevas altas, según datos de la Asociación Profesional de Turismo Rural y Activo de Segovia, que cifra en 850 el número de establecimientos legales que operan en el sector en la provincia. Una avalancha que, a juicio de Domingo Asenjo, presidente de la entidad, “hace cada día más difícil la profesionalización en el sector”. El turismo rural camina de cabeza al low cost. 

Para entenderlo hay que retrotraerse a 2017. Al objeto de evitar el intrusismo y mejorar la calidad de la oferta, desde la Junta se promueve una nueva figura clasificatoria de establecimientos rurales, las VUT, con menos requisitos que los centros de turismo rural o las posadas y hoteles rurales. Las VUT pueden emplazarse en pisos de edificios y solo están obligadas a prestar servicio de pernoctación. A la vez, una mayor facilidad de tramitación hace que incluso para estándares superiores la VUT sea la opción preferente en la actualidad de homologación administrativa de estos centros. Ya no son empresarios del sector que amplían oferta. Hay familias que recuperan la casa abandonada del pueblo y ante la relativa facilidad de clasificación la ponen de alta como VUT. En conclusión “se ha disparado la oferta”, resume Asenjo. A 10 camas de media por VUT, la avalancha de altas supone incrementar en 2.500 plazas la oferta de la provincia, eso en apenas dos años.

Y a mayor oferta, más competencia por los precios y estrechamento de los márgenes. A lo que se añade que la demanda tampoco termina de tirar. Aunque la temporada estival ha sido buena, especialmente para el turismo activo y los alojamientos próximos al Guadarrama, en números totales el turismo no crece. La combinación de ambos factores arroja año tras año a las cuerdas al sector profesional que habla abiertamente de la necesidad de una nueva regulación. Para la administración en cambio, los números siguen cuadrando. “No incluyen a las VUT en el censo de alojamientos, de manera que para ellos no existe esta saturación de la demanda”, concluye Asenjo.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Y no piensas que todos podemos tener la oportunidad de viajar a un precio razonable (de bajos precios).
    O sólo pueden tener derecho al ocio los pudientes?

    Post a Reply
    • Mientras abonen los impuestos que correspondan, unos y otros, y, ante todo, se comporten racionalmente y no molesten a los vecinos del lugar, como si declaran ‘pensiones’ todos los domicilios de España entera y parte del extranjero 😉

      Post a Reply
  2. Asenjo es comunista y está en contra del Low Cost, prefiere los Palacios rurales.Es de traca. Arruinó Palazuelos cómo Alcalde con sus majaderías. Ahora es vividor de las Casas Rurales. A las mariscadas, como su amo Pablo Iglesias.

    Post a Reply
    • Es verdad, jajajajajaja.
      Es acojonante, que un comunista sea presidente de nada que tenga relación con algo que tenga un fin económico.
      Jaajajajajajaja, y encima se queja de que la competencia baje los precios. Jajajajajaja.
      Pero hombre, Asenjo, tu que eres comunista, no deberías de cobrar en tus muchos establecimientos rurales. Los tuyos, como ejemplo, deberían ser “comunes”. ¿O no es eso el “comunismo”?

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *