web analytics

Figuras y figurones

La figura del niño y una oveja desaparecieron el sábado.

Mire que he intentado pasar todas las navidades raras estas sin enfadarme pero al final van un par (o tres) de descerebrados de los que no saben acabar las fiestas y me agrían la alegría robando un par de figuras del Belén de San Andrés que a estas alturas supongo expuestas como un trofeo a la estupidez en mitad de un salón, no me diga por qué, pero me da que de un piso de estudiantes. (Esto es especulación de señor mayor). Son figuras que forman parte de un conjuntoo que dejó de montarse hace años precisamente porque otros, de una generación anterior de boborros, rompían constantemente los elementos que exponían en la calle.

Más de esos: La panda de adolescentes —cree la Policía— que cada fin de semana encuentran la diversión en quemar contenedores. Dice el concejal de Medio Ambiente que si siguen así se va a gastar la reserva contratada y la de Seguridad, la última vez que habló de esto que “es difícil encontrarlos”…

En la calle se celebró esta semana la cabalgata de Reyes, tres horitas, entre esperas y paso de cortejos, de frío y lluvia intensa tras las que, por fin, lo he descubierto: los reyes son… ¡Luquero! Chico, la alcaldesa en la salida, en el coche de la policía que abría el cortejo —con concejales y demás, bien apretados en el asiento destinado habitualmente a llevar cacos— también fuera del coche saludando en el recorrido a niños y mayores como si fuera el mismísimo Aliatar —ya sabe que Artabán me parece un fake— y encima asomada en bucle a la pantalla del Acueducto desde las 18.00 horas… Se comprende que no quisiera suspender de ninguna manera. Por cierto, hablando de la pantalla ¿y el pufo ese de meter imágenes de la cabalgata del año anterior como si la imagen que se servía fuera un directo? Pura ilusión todo kilo de aquella noche, ya le digo.

La alcaldesa, el concejal de Cultura y asesores, en el trayecto de la cabalgata.

El juguete que más han repartido este año por los magos parece ser el “Tiro al Garzón”, un bonito ejercicio consistente en freír a un ministro que no sabe expresarse ni cuando es coherente lo que piensa, mientras los jugadores tienen que coger el rábano, si es posible, por las hojas, para encontrar munición con la que sacudirle lo más fuerte posible. Las instrucciones vienen en inglés. Ahí se las paso.

Venga, más gente que ocupa cuota de pantalla y que parece buscar cuota de lista futura: la concejala de Urbanismo, Clara Martín muy enfadada porque el PP cuestione los tiempos en los que se está gestionando lo de Prado del Hoyo, que dice que va muy bien de tiempo. Lo mejor es que proclama que esto del área empresarial es el trabajo más importante de su concejalía este mandato. Pues muy bien, si no fuera porque es una iniciativa privada…

Siendo época de presentar candidaturas electorales tengo sobre la mesa montones de figuras. Por ejemplo, me ha preocupado mucho que la procuradora de Cs, Marta Sanz, haya cedido el número 1 de la lista del partido naranja a Afrodisio Martínez y me turba mucho también que la responsable de Cs en Segovia, Noemí Otero, no hay dicho ni una palabra desde que “lo lleva Valladolid”.

A los candidatos de PP y PSOE no se los presento que ya se ha dado cuenta de la lista de conocidos en una y en otra y además se plantaron en masa en la concentración motera “La Leyenda” —por cierto, no ha sido la edición más fuerte, precisamente— en Cantalejo. Mi jefe trató de colocarles una moto a cada uno intentando dar contexto al extraño cuadro de aquella visita pero qué quiere que le diga, aquella gente estaba allí muy fuera de lugar entre los rugidos de los motores, pero como hay que ir a votar… ¡Moteros para siempre! (Y lo que haga falta).

La plaza de Cantalejo, una noche de concentración motera.

No son sólo los candidatos de las listas los que andan preocupados con este proceso. Ya sabe que el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, tiene escaño como parlamentario elegido por Castilla y León. Pues después de elecciones tendrá que renovar… O no, que nunca se sabe. Parece que hay llamada general de movilización en los partidos y, por ejemplo, la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, en su cuenta personal, se ha puesto en modo elecciones con mensajes de ánimo a Luis Tudanca. Ya me voy de estas elecciones pero, qué quiere que le diga, echo de menos a Silvia Clemente que tanta animación dio hace dos años y medio. ¡Ay! ¿Seguirá escribiendo libros?

Hay más cosas más allá de los políticos… Está la Sanidad, claro. Digo yo que si los contagiados de covid en Segovia en 15 días son más de un 5 por ciento ya hace una semana, al final se gastará la gente que puede contagiarse y bajarán los datos ¿No? Pues eso, a que ocurra algo así debemos estar esperando. También esperamos al nuevo vacunódromo, que dice este periódico que lo mismo lo ponen en el garaje de la biblioteca pública cuando haya que marcharse del Pedro Delgado, que el Ayuntamiento está deseoso de recuperar su espacio deportivo y los huecos ahora llenos de enfermeras en los que practicar pimpón y judo… Bueno, al menos vamos aprendiendo el nombre de las calles del barrio de Ciudad y Tierra…

Entrada al aparcamiento de la biblioteca, en la calle Sexmo de Valdemoro.

Y ya acabo en el mundo rural, que he pasado por allí poco en este resumen. Resulta que hay un estudio realizado por la Federación de la Mujer Rural (Femur) cuyas conclusiones son que la pandemia de covid se pasa mejor en el campo y si eres mujer, más todavía, al parecer por causas como que “los pisos son en una sola planta y se ventilan mejor”, según me han dicho que dijo la presidenta, Juana Borrego, que reconoció que en el estudio no entraron las donas del agro catalán y de alguna otra autonomía. 8.000 euros aportó el Ministerio para el trabajo.

Le dejo que tengo que ir a Guiomar a llevar unos bocadillos, que lo mismo siguen allí pillados los pasajeros del Alvia de Santander a los que se les averió el tren el sábado y estuvieron dos horas esperando el rescate en la estación segoviana.

Cuídese, por favor.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Por cierto, y aprovechando su tribuna, don Justo, que la poli busque también a o los de las pintadas sin cuento que proliferan últimamente. Lo mismo, son los mismos, quién sabe 😉

    Post a Reply

Responder a Yate Digo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *