web analytics

La magia de los reyes cala hasta los huesos de los segovianos

Miles de personas se han agolpado este 5 de enero en las calles de Segovia para presenciar el paso de la cabalgata de los reyes magos desafiando las bajas temperaturas y, sobre todo, una intensa lluvia que no ha cesado de caer durante las dos horas largas que ha durado el espectáculo organizado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento.

Los Reyes saludan desde el escenario del Acueducto.

El público se ha congregado a lo largo de todo el recorrido aunque uno de los principales focos de reunión han estado en la plaza de la Reina Victoria, frente al Alcázar, donde este año se ha podido repetir el espectáculo de proyección de imágenes sobre la fachada principal y la torre de Juan II y una espectacular recepción con antorchas ante unas 1.200 personas, según la Policía Local. En el lugar estaba anunciado un espacio habilitado para personas con discapacidad, aunque lo cierto es que, si estaba, desapareció entre el gentío y sus usuarios no lograron dar con él, según han relatado a esta redacción. Las distancias de seguridad también se obviaron, si bien se respetó generalizadamente el uso de la mascarilla, tanto del público como de los participantes en la marcha.

Público en la plaza Mayor en el momento de llegada de los magos.

La segunda parada estuvo en la plaza Mayor, de nuevo con una enorme concentración de gente, hasta donde Melchor, Gaspar y Baltasar fueron trasladados en andas para allí subir a las carrozas —la maniobra requiere, en los tres casos, de escaleras de mano y acciones de cierto riesgo por culpa del aparatoso vestuario— que se utilizan desde el año 2006, cuando se instauró el actual formato de la cabalgata segoviana. Se organizaron los cortejos y se puso en marcha, para abrir el desfile, el caballo mecánico, Pegaso.

El gigantesco, Pegaso, en la calle de San Agustín.

La atracción, realmente impresionante por su tamaño y movimientos, estaba acompañada por seis figurantes ataviados al modo de la Grecia clásica, aunque el papel que representan los franceses en el espectáculo “Pegaso, el canto de las estrellas” resultó más bien soso para una cabalgata —aunque la primera hacía amagos de bailes, el resto simplemente caminaba con una forzada grandilocuencia fuera de lugar en esta fiesta— y el protagonismo recaía exclusivamente en los logrados gestos de cabeza del caballo alado… Lástima del penetrante olor a gasoil quemado que dejaba tras de si el ingenio.

Músicos y voluntarios de los cortejos. Eran unos 200 este año.

El jolgorio en el trayecto hasta la plaza de la Artillería lo ponían la Orquestina del Valle, la Troupé de la Merced y Os Batucones, en la vanguardia de los cortejos de cada rey, formados por voluntariosos y empapados repartidores de caramelos y carbón dulce.

Mientras, otros varios miles de espectadores esperaba con paciencia frente al escenario del Acueducto —de nuevo el espacio acotado para discapacitados estaba desaparecido— animados por la Unión Musical Segoviana, mientras en la pantalla gigante repetía una y otra vez el vídeo promocional que ha sido eje de la campaña de Navidad del Ayuntamiento —si, Artabán, otra vez, y también el reiterado deseo de felicidad de la alcaldesa— salpicado por breves conexiones televisivas en directo desde el recorrido de la cabalgata.

Mar de cabezas y paraguas ante el escenario del Acueducto.

Saludos de Sus Majestades desde el escenario, a falta de la tradicional recepción a los niños que este año ha sido suprimida por culpa de la covid, y una salva de casi cinco minutos de fuegos artificiales recortados por la torre de la iglesia de Justo y Pastor, pusieron fin al espectáculo mientras niños y mayores, calados hasta los huesos, volvían a casa con los depósitos de la ilusión cargados hasta los topes.

Pajes reales entregando caramelos a niños durante el recorrido.

Pajes de baja en La Granja

Por otra parte, el chubasco de agua-nieve tampoco impidió las cabalgatas organizadas en diversos municipios de la provincia. En La Granja, por ejemplo, llegaron en un mágico camión ambientado en el mundo del cine si bien sin el acompañamiento de otras cabalgatas, por los positivos de covid entre los pajes. En Cuéllar condujeron clásicos Wolksvagen “Escarabajo”, mientras que los de Oriente aún tuvieron tiempo de pasar en algún momento del día por decenas de municipios de Segovia antes de comenzar el reparto masivo de regalos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

9 Comments

  1. Sobra el caballo, los niños no lo entienden, quieren ver a los reyes magos. Proximo año que ponga horario del recorrido y adelanten una hora el inicio, es para los niños, estar de 19 a 21 horas en la plaza de artilleria me parece demasiado, que avisen que llegaran a las 21(tardisimo para niños pequeños)

    Post a Reply
  2. ¡Fantástico! ¡Felicidades a todos! Gracias en nombre de todos los sanitarios no les faltará trabajo en las próximas semanas.

    Post a Reply
    • Quédate en tu casa bien encerradito amargado pero deja vivir al resto.

      Post a Reply
      • “Y a usted le molesta que no piensen como usted quiere, Robustiano Cipotón”.

        Post a Reply
        • Esas palabras son mías Pompitas. Lo menos que puedes hacer es citarme como autor.

          Post a Reply
      • Pero Martita… Discutiendo tú con alguien? No me lo puedo creer. Pensé que en el 2022 serías más reflexiva y menos vehemente, pero me equivocaba. Pobrecita…

        Post a Reply
        • Feliz año Pedro.
          Ya se te echaba de menos por estos lares.

          Post a Reply
  3. El lugar para discapacitados estaba en el mejor sitio, enfrente de la entrada al Alcázar, no apareció nadie en la hora y media que estuvimos, solo un niño, así que el resto se ocupó a última hora

    Post a Reply
  4. Yo creo que en la Concejalía de Cultura programan las actividades pensando en lo que va a agradar más a la alcaldesa y no a la gente. En el caso de la navidad, han quitado protagonismo a la figura de los reyes magos, primero con Artaban y luego sacando al caballo aterrador ese en la cabalgata y rematando con fuegos artificiales sin previo aviso, con lo que significa la pirotecnia para algunos colectivos. Y además llegaron tardísimo al azoguejo.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *