web analytics

Cosas caras, cargos de ida y vuelta y un trabajo de mulas

Antigua sede de Caja Segovia.

Y luego dicen que no pasan cosas en Segovia. Menuda semanita. Hoy empiezo por los tribunales, que la ocasión lo merece porque el mismo juez que ha querido archivar, por dos veces, el caso de las prejubilaciones millonarias de Caja Segovia se ha despachado con un auto en el que nombra a seis encausados, los directivos que directamente decidieron subirse, a lo grande, pensiones y jubilaciones cuando la Caja a la que decían servir se desmoronaba. En unos días, el escrito de acusación de las partes y ya sabremos de forma definitiva si vemos a aquellos prebostes en el banquillo y con qué cargos… ¡Chico, las vueltas que da la vida!

Si la factura de los directivos de la Caja era cara —30 millones, redondeando— más caro sale hacer un acueducto, que he leído en El Norte que un experto se atreve a calcularlo y le salen 320 millones de euros (y no me pregunte que no tengo ni idea de cómo está el cambio sextercio-euro) y que en aquella obra, como hoy, pues hubo incremento de precios sobre el de “licitación” de hasta ¡un 800 por ciento! Nada nuevo bajo el sol, ya ve.

Hombre, yo espero que eso no pase con el desdoblamiento de la variante de la ciudad, que tras meses de trabajo “en las cunetas”, poco visible, parece que ya saltan a la propia carretera donde nos espera tráfico lento, estrechamientos y algunos accesos cortados desde este mismo lunes. Nos quedan dos añitos largos, tenga paciencia.

Por cierto, que el Ministerio aún no ha contestado al requerimiento ese de los alcaldes del entorno de la capital para que construya un enlace directo a la carretera de la estación del AVE. Bueno, a lo mejor si, pero lo mismo la alcaldesa Luquero lo tiene guardado para alguna comparecencia en algún medio concreto, que la técnica ya la ha usado este miércoles para anunciar la nueva ubicación del ferial… y la ha liado, claro, que los feriantes dicen que no caben, que no hay servicios y que tanto generador de electricidad va a ser muy caro. La alcaldesa dice que les deja la estancia baratita y sin subastas ni nada. Ya veremos, que aquel descampado va camino de convertirse en un jardín…

Más cosas que sienta mal pagar. Pues una multa de esas que te ponen si subes al Alto del León ¡A más de 50! que es la velocidad máxima a la que se puede pasar ante los radares instalados en ambas vertientes, entre los más “rentables” de España para Tráfico. 28.000 recetas en seis meses del año pasado. Digo yo que si tantos conductores incurren ¿no será que está puesto para “incurrir”? Pues eso.

Estoy hoy pesetero, que me acuerdo que el presupuesto de las jornadas de Mujeres que mueven el mundo de este año van a costar 57.000 euros, que poco me parece para el cartel que se ha preparado este año. ¿Quiere curiosear más? La Junta de Gobierno autorizó el jueves el pago de 4.727 euros en concepto de “billetes de avión” para este mismo ciclo.

Y otros 5.000 euritos en dietas extra para los concejales por el pleno extraordinario y dos comisiones previas, necesarios para resolver dos alegaciones, de una particular y de la asociación de vecinos del recinto amurallado (avras), que se han presentado a los presupuestos de la ciudad, que mientras tanto siguen sin estar en vigor. A ver si este jueves puede ser, hombre, que ya estamos a mediados de marzo y hay pagos que afrontar…

¿Y qué me dice de las primarias de baja intensidad para la presidencia del PP regional después de la marcha de Juan Vicente Herrera? Caramba, no sé qué pasará dentro pero fuera, Antonio Silván y Alfonso Fernández Mañueco parecen hermanos de leche. Se pusieron de acuerdo en presentar el mismo número de avales para que no hubiera peleas y también han acordado que el que pierda en primera vuelta se retirará sin plantar batalla en la segunda. Todo muy civilizado para mi gusto.

Y eso que hubo unas horas del viernes en las que parecía que la cosa podía animarse si se apuntaba a la carrera la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, que se gustó jugando a la ambigüedad hasta el último minuto. Al final, nada. Con la ilusión que le haría a todos los populares segovianos. ¿No?

Hablando de relevos. Ha habido uno en la patronal de hostelería donde ya sabe que un rato preside Julián Duque, otro, Cándido López y así ad infinitum. Le toca a Cándido.

Ha sido la fiesta de los gabarreros y de nuevo han subido al monte para trabajar con destreza los pinos. A mi lo del tipo con el hacha me impresiona, pero si algo me gusta es ver lo de las cargas de las mulas y la cara del animal ante anta exhibición. Lo he pasado bien en San Rafael.

Ya que estoy con los animales, déjeme referirme al hombre aquel que ha estado “descuidando”, a razón de dos por día de fin de semana trabajado en una explotación de Turégano, un montón de cerdos que mataba y evisceraba allí mismo. Dos meses tardó en darse cuenta la empresa de la sisa. Será que tienen muchos, que a mi me falta un cerdo y me doy cuenta enseguida.

Acabo. Y lo hago felicitando a las mujeres, así en general, por “su” día mundial en el que hubo reivindicaciones bien formuladas y también algunas tonterías aquí y allá. Me lo parece, por ejemplo, que para tan magna conmemoración se organice un taller de planchado y tendido de ropa para hombres, por quedarme en Segovia. Y otra felicitación, esta al abogado Julio Sanz Orejudo, nuevo presidente de Consejo de la Abogacía de Castilla y León.

La cantera segoviana de la justicia y la judicatura sigue triunfando.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *