web analytics

Belenes de montaña 2019 -Subidas-

Belenes de montaña 2019. Subidas.

Reflejamos las ‘puestas’ de belenes, en la Sierra de Guadarrama,  más conocidas y populares entre los montañeros segovianos, por fechas de colocación.

Grupo de Montaña ‘El Nevero’.

El próximo domingo 15 de diciembre, el Grupo de Montaña ‘El Nevero’, se dispone a colocar el tradicional ‘Portal de Belén’ en el pico que da nombre a esta veterana asociación de montañismo.

Con esta actividad, que llevan realizando sin interrupción desde el año 1983 (con un primer ‘Belén viviente), cierran cada año el calendario montañero de su temporada de actividades.

Recorrido y zonas de colocación de los distintos ‘Belenes’ de grupos montañeros segovianos en la sierra de Guadarrama.

La concentración de Salida: Aparcamiento Plaza de Toros de Segovia.

El transporte se realizará en vehículos particulares a la 9:00 horas, por lo que conviene contactar con dicho grupo de montaña.

El geodésico del pico de ‘El Nevero’, se encuentra cercano al puerto de Navafría, lugar al que acudirán los participantes en los vehículos.

Su altitud es de 2209 metros, por lo que conviene ir equipados y estar preparados para cualquier inclemencia meteorológica.

Grupo de Montaña ‘La Acebeda’.

También, como ya es tradicional desde hace más de dos décadas y media, el Grupo de Montaña ‘La Acebeda’, del Real Sitio de San Ildefonso, procederán a subir su ‘nacimiento’ al chozo de ‘Fuente Infante’, 1840 metros de altitud media.

La salida se realiza el domingo 22 de diciembre desde la misma población de La Granja de San Ildefonso.

Por lo general, grupos de montañeros van ascendiendo a la zona para sobre el mediodía proceder a colocar el portal. Posteriormente, degustar el ‘acompañamiento’ (gastronómico y musical) que suele acompañar a esta reunión de montañeros.

Igual recomendación que para la anterior subida a El Nevero: Equipación y precaución a la hora de afrontar una salida a la montaña.

Grupo de montañeros veteranos.

Para los más peques, un grupo de montañeros veteranos, organiza una concentración en la plaza de la ‘Granja Escuela Puerta del Campo’, en El Robledo, el 22 de diciembre a las 11 de la mañana, para acudir a un punto cercano de la zona de ‘El Robledo’ y colocar las figuras del belén realizadas por los jovencitos futuros montañeros.

Author: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago. (Coordina el Blog 'Retrosegovia', publicando temas relacionados con la tarjeta postal ilustrada de Segovia).

Share This Post On

12 Comments

  1. Hola Juan Pedro.

    O fuente del Infante (para los puristas más papistas que el papá) o Fuente Infantes (para la inmensa mayoría de vecinos del entorno) pero en ningún caso Fuente Infante.

    Esperemos que esta tradición de subir los belenes se conserve con el tiempo. Es algo muy entrañable.

    Gracias por el artículo. Un saludo.

    Post a Reply
  2. Papa, no papá (cosas del corrector del móvil.)

    Post a Reply
  3. Vale, nada que objetar. Seguí la polémica que levanto una entrada de este digital sobre la recuperación de la zona de la Fuente del Infante, como decía un comentario de la misma atribuida a ‘El Caballo de Carlos III: “…como nos vamos a poner de acuerdo quien va a regir nuestro futuro si por una “s” de más, saltan chispas que si galgos que si podencos…”.
    La verdad no entro en discusión, me quedo de canto.
    La interesante obra de Julio de Toledo Jáudenes, ‘Toponimia de Valsaín’, 2017, indica para esta entrada: ‘Fuente Infante’, ‘Fuente del Infante’, ‘Fuente Infantes’ (según comenta, “Maderuelo prefiere el plural” [Ignacio Maderuelo Calle ‘Fuentes de los Montes de Valsaín y su entorno’, 2010]).
    Personalmente suelo seguir los Mapas topográficos nacionales y, efectivamente tendría que escribir ‘Fuente del Infante’, pero suelo utilizar desde siempre, supongo que por deformación montañera de mi entorno ‘Fuente Infante’. Pero vamos, que si otros utilizan el plural, tanto me da. El lugar seguirá estando, esperemos que por muchos años, y lo encontraremos, con ‘s’, sin ella o con la contracción morfofonológica.
    Gracias a usted por su apreciación.

    Post a Reply
    • Un saludo Juan Pedro,muchas gracias por tu artículo,me consideraba amigo de Pedro Toledo hasta su fallecimiento,debatido varias veces el nombre,y estoy de acuerdo con tu correctisima explicación. Salud,Buenas Montañas y próxima Feliz Navidad

      Post a Reply
  4. “. Esperemos que esta tradición de subir los belenes se conserve con el tiempo. Es algo muy entrañable.”

    ¿En serio? ¿Entrañable es colocar objetos carentes de todo sentido en la montaña? ¿Es que ya no llega la ciudad o pueblos o pedanías, Las urbes, en definitiva, ¿para colocar estas chorradas qué carecen de sentido y que no son más que una ñoñez de dudoso gusto y calado?
    ¿Por qué “la montaña” tiene qué soportar estas figuritas y su sentido sacralizado…? ¿Nos parecería bien que se llenase de símbolos religiosos cada cumbre, cada collado o puerto o refugio? ¿En qué contexto vivimos la montaña? ¿Cuántos jubilados hay ociosos que no saben qué hacer y con el rabo matan moscas y se cagan en “to” y luego van plantando “belenes” cómo quién planta un mojón o un pino? ¿Pero no os llegan ya con los ridículos belenes de las ciudades y su tontería?

    No hay monte al que no subamos y dónde nos encontremos con estas cosas que han puesto otros llenando un espacio que antes limpio ahora simboliza sus ideas infantiles. A ver cuándo maduramos, eh.

    Esto me recuerda el año que tuvimos que desmontar “los pañuelos tendidos que unos budistas” habían colocado, a los cuatro vientos, en el alto del Ocejón… ¿Y después, ¿qué es lo siguiente, nuevas cruces para apoderarse del terreno y celebrar misas o eucaristías al aire libre y apoderarse del terreno? ¿Y si los moros hacen igual y plantan “medias-lunas” doquier cumbre sea y se ponen cara a su mezquita orando, hora aquí, hora allá… ¿De qué vamos?
    La montaña no necesita de ningún símbolo sagrado ni seudosagrado para que siga siendo lo que es; una elevación de terreno desde el qué divisar los horizontes y disfrutarla dejándola tal cuál la encontramos, no con basura y más basura, aunque se llamen belenes.

    La montaña es sagrada per se… ¡Cuídala! No la llenes de objetos inútiles y de cabezonerías de apropiación indebida de mentes absolutistas; no todos compartimos esa pena religiosa. Respeta a los que se mantienen al margen, como el que no lleva desperdicios de ese tipo al monte, respeta el espacio vacío.

    Salud

    Post a Reply
  5. Es una tradición hermosa y el Belén luego se retira. No la ensucies Nemesio.

    Post a Reply
    • ¿Cómo?
      ¿Tradición? ¿Hermosa? A cualquier cosa le anteponéis, con una ligereza apabullante, el calificativo de hermosa y os quedáis tan anchos.
      Esos son todos tus argumentos, vacuos en cuanto a la respuesta.
      ¿Luego, después se retira? Faltaría más… (¿Y las veces que hemos tenido que ir con las federaciones a levantar acta del tema y los restos, claro?
      Menudo pensamiento cerrado y poco flexible que tenéis.

      Tú impones lo tuyo porque sí y los demás qué se fastidien. Pues no es así. El derecho a ver que nada hay es más importante que el derecho de: Me apodero de un lugar y espero que me lo respeten, qué mal daño hace. No hay nada malo.

      También el cura que me invitó a entrar en su iglesia, en misa.

      —Pasa —me dijo— no pasa nada por entrar
      —No, gracias —por eso no paso, porque no pasa nada

      Pues eso, si no pasa nada, para qué voy a entrar. He ahí la solución; pues no entro.
      ¿Qué te imaginas, qué me voy a transformar…más de lo que tú estás que tienes un “pepito grillo” en la cabeza que te habla…?
      Eso en psiquiatría se llama, esquizofrenia.

      A una costumbre, mala costumbre, llamáis tradición …¿?

      También correr a un toro con los cuernos ardiendo con bolas de brea se le llama tradición; cuando además de costumbre, es posiblemente.
      Mira, muchacho/a, hay ciertas manías de señores/as supersticiosas/sos que se imponen, sin quererlo los demás y sin haber recibido la aprobación de todos, con sus tonterías a subir al monte con cualquier pretexto y para ello la chorradita ésta. Claro que se retira, pero no está ahí el hecho, está en creer en esas cosas infantiles…En fin, mucho qué hablar.

      Dicho de otra forma; todos rechazamos la pederastia; esa inercia del poder omnímodo que una institución de poder ha venido haciendo durante toda su existencia; y cuanto más sigáis esas costumbres arraigadas y que parten de esa misma institución, como son dar veracidad a los belenes y jugar a las “casitas en el monte”, es dar pábulo y quitar hierro a lo que verdaderamente importa.

      Tú, o vosotros id a misa, que ya luego, si eso, los curas se reirán de vosotros con vuestras creencias para que olvidéis el verdadero sentido de la vida. Por su puesto en verdadero sentido de la montaña no lo conocéis; eso está claro. Porque, de otra forma, iríais a la montaña a hacer lo que hay qué hacer, no a montar belenes. Que para botellones y confeti ya tenéis “pollas en vinagre”

      ¿Tradiciones?
      Mira, compañero, la retórica del lenguaje no sirve para dar veracidad a las cosas y por mucho y mucha “qué mal hace” esa cosa o tal otra es en lo que confían los que os han metido estas ideas para tanta ñoñez, cursilería y mundo ridículo.

      ¿Tú, o vosotros, decís que luego eso se retira?

      Cuántas veces nos ha tocado pasar por esos lugares y encontrarnos con vuestros desperdicios y símbolos allí dejados; ocupando un espacio que antes era mucílago sólo, roca y líquenes, tierra y musgo…

      Hasta las setas os temen; invadís todo por dónde arrasáis incluso en eso; con vuestras propias supersticiones invadiéndolo todo, sin la posibilidad de pensar antes si allí no hubo nada es porque por allí pasaron montañeros que no dejaron nada que los delatase; sólo sus huellas en el polvo de la trocha y alguna piedra suelta al caminar por entre ellas…

      Pero, no, vosotros, tenéis que ir a “poner vuestra impronta” la de la estupidez de los crédulos y creyentes…
      ¿Y los que no creen, ponen algo, lo llena con algo? Pues no
      ¿Entonces, quién os facilita el poder y con qué poder tenéis qué plantar vuestros muñequitos (de “famobil”) sobre algo de dudoso gusto y veracidad… ¿Acaso te gusta jugar con eso?

      La única forma de respetar a la naturaleza es no dejar nada en ella; los ritos en tu casa y a puerta cerrada, mejor. Deja el monte libre de prejuicios políticos, religiosos y de otros tipos; con ellos envenenas (con tu mierda pensante) la sociedad libre de ideas ajenas.

      ¿Porque, cómo sabrás, eso del belén y las creencias no es idea propia tuya; ¿no mana de ti, es ajena a ti?

      Aquí los únicos que ensuciáis algo, sois vosotros que corrompéis todo lo que hay por dónde pasáis. Ya está bien.

      Por un monte libre de símbolos religiosos, políticos y otras memeces; por un monte libre, comienza a pensar y déjate de creencias.

      Hala, agur

      PD: ¿Es que acaso no os podéis desprender de todo eso y ser verdaderamente libres…?
      Pensad, no creed….
      Ah, y creced un poco y no arrastréis puerilidades por doquier pasáis. Qué ya está bien

      Post a Reply
  6. Difícil razonar con un loco.

    Post a Reply
    • No esperaba menos de usted; saltó la rabia y cómo. Con el desprecio y el insulto
      Breves y claros ¿argumentos? de quién o quienes son unos atrasados cómo usted “Segovia desaparece”

      ¿Cuál es la memez y el contraargumento cuando no hay qué decir?

      El insulto y te quedas tan “pancho/a”.
      Mal recurso.

      Lo difícil es razonar con quienes no emplean la razón, cómo usted. Concretamente, la razón, no está justamente de su parte; sólo lo imaginado, lo infuso, lo confuso
      La razón es una facultad humana que mana de la propiedad emergente y nos hace cuestionarnos las circunstancias de la vida y de la sociedad. Lo irracional, como las costumbres sinsentido, o las creencias, no. No son humanas, son instintivas y un mero constructo. Algo que a usted se le escapa. Se les escapa la parte de la evolución que conduce a la libertad en cualquier lado por el que se pasa; el de en la sociedad.

      Y aún dicen qué el pescado está caro; claro, no hacen más que engañaros, pero porque os gusta ser engañados y vivir en el que, luego, pasaréis con mentiras a los que os seguirán.

      De pena, nena.

      PD: Poco argumentas y te lo resumo en estas viñetas. Valen más de mil palabras.
      Por cierto, no sigáis jodiendo el monte y dedicaros a eso, contemplar el paisaje, al paisanaje y subid montañas. No las mováis, no vaya a ser que os deis cuenta que es imposible e improbable.
      Por una montaña desacralizada, deje tus símbolos para tu ámbito privado. Te lo recomiendo un escalador nacido en una aldea a los pies de un buen monte.

      Respeto, por lo público y por la montaña, algo de lo que usted carece

      Va la Viñeta, no tiene desperdicio:

      http://2.bp.blogspot.com/-dp8Dx1glrpQ/TbKIMAcnEPI/AAAAAAAAKyo/aB6073fO7Fk/s1600/vinyeta-respeto.jpg

      PD: Por cierto, hay una propiedad recíproca que dice, que quién trata así a su prójimo es porque, en realidad, esa propiedad es la que intrínsecamente se cumple en quién la emite. Pues es lo que siente…Pero en psiquiatría, a las creencias, tiene por nombre “esquizofrenia y paranoias”

      Pues eso, saludos

      Post a Reply
  7. Y además un plasta sociópata sovietizado.

    Post a Reply
  8. Nemesis, me gustaría que defendieses con tanto ahínco tu odio a las religiones, cuando veas pasear por la calle a alguna mujer musulmana con velo o burka, caminando unos pasos por detrás de su esposo. A esos si que tienes que meterles la “brasa” que nos has escrito.
    Pero como todos los “progre-ateos” de salón, solo tenéis huevos con lo que hacen los Católicos.
    Cagaos,…. que sois unos cagaos.
    No te jode,…… que le molesta al “señorito” un Belén en el monte. Pues te jodes, majo.
    Parta tu información, un Belén simboliza simplemente el nacimiento de una persona, que predicaba ante todo el amor entre la humanidad. Amaos los unos a los otros, decía tan “peligroso” Caballero.
    No creo que sea para tanto el que te encuentres un Belén en el monte. Tranquilo, que no te va a dar un “yu-yu”. No pasa nada. Lo puedes, incluso, tocar.
    De todas las maneras, estas Navidades, si no quieres “simbología” en zonas públicas, te recomiendo que te vayas a escalar al Himalaya, que por allí te aseguro que no vas a encontrar simbología católica.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *