web analytics

Un pastor relevado, el lobo en el bar y las ovejas en la cañada

La verdad es que el último obispo con el que hice migas fue con Antonio Palenzuela, que me llamaba Viriato mientras me daba collejas y me parecía a mi que tenía también buena mano izquierda. Será por eso que me he tomado el relevo de Ángel Rubio —el sucesor de su sucesor— como un mero trámite administrativo, sin sentimientos.

Bueno, miento. Me causo cierta conmoción que el hombre decidiera concluir su rueda de prensa rezando un Angelus (y ni siquiera era el mediodía) que alegremente y con gran disposición siguieron todos los periodistas, que unos Ave siempre vienen bien y pueden devenir en indulgencias. Bueno, un plumilla se levantó, pero yo creo que es porque estaba liado con el teléfono.

El caso es que llegó el motorista del Ministerio —¡puñetas, qué mayor estoy! Esa frase estaba en vigor hace 40 años— y ya está. César Franco, colaborador directo que fue de Rouco, es el sustituto.

Aquí, ya sabe, somos muy dados a servir de amparo a gentes que vienen rebotados de la capital, normalmente por haber ejercido poder junto a poderes que ya han desaparecido… ¡Anda! Me acuerdo ahora del diputado por Segovia, Pedro Gómez de la Serna —Ya tiene casa nueva en la provincia— y que anda explicando su paso por el consejo de Libertad Digital… Ya sabe: “No tengo nada que ver”. Me alegra saberlo.

Donde es más difícil colocar un cunero es en las municipales. En el PP, ya sabe, Postigo pidiendo sueldo fijo. Más de 40.000 en la oposición municipal y si no, pues oye, el año que viene al Senado, que también está bien… Como ve, la preocupación por la ciudad es máxima. El portavoz de la oposición tiene al personal pendiente del día que se reúna con su amigo (eso dice) Juan Vicente Herrera. Ya veremos.

Mire, más claro lo tiene UPyD, que celebró primarias el sábado y eligió a Luciana Miguel como candidata. Ando preocupado, que esa formación es muy dada a las notas de prensa eternas y llenas de detalles antes y después de que pasen las cosas pero esta vez, siendo “el único partido que hace primarias sin avales”, resulta que ha despachado el proceso democrático sin demasiado aviso previo y con una nota de siete líneas con todo ya hecho… Llámeme susceptible si quiere.

No sé cómo lo hago para acabar siempre en el corralito político. Será que la cabra tira al monte, aunque este marco me sirve para enlazar con el tema de las ovejas, trashuma que te trashuma por nuestras cañadas, como toda la vida. Un espectáculo el de este fin de semana. Salga al campo a verlo, hombre.

Y donde hay ovejas, pues puede haber lobos, si es que el animal no se marcha de bares. Andan todavía discutiendo en Valsaín si el cánido aquel que fotografiaron a la puerta del bar era lobo, perro o perro lobo. ¡Chico! Qué miedo, en cualquier caso.

Hombre. Leyendas urbanas. Circula la especie de que los rateros utilizan el semáforo de la carretera de La Granja —ya sabe que es de botón— para, por la noche (cuando el tráfico allí casi no existe), forzar la parada de coches, saltar entonces desde el seto, abrir la puerta, robar lo que haya en el asiento (si es que hay algo) y huir… Personalmente, el negocio, si existiere, me parece abocado a la ruina. ¿O es que no conocen las estadísticas de delincuencia de la subdelegada Pilar Sanz (a esta también la están haciendo sonar como candidata a alcaldesa, pero yo no me lo creo. Perdón, no quiero creerlo.) sobre lo segura que es esta tierra?

Tan absorta debe estar con sus gráficas o con su nota semanal sobre el camello de grifa pillado en su tránsito por la provincia, que a veces manda otras demasiado tarde… ¿Pues no pide a los alcaldes que diseñen proyectos de un millón de euros en unas horas para mandarlo a Europa, a ver qué les parece? Ponga usted los comentarios.

Ya que estamos en lo jocoso y lúdico, que no me olvide de hacer una referencia a la convocatoria por la Ronda Segoviana de un nuevo premio Agapito. Y van 19 ediciones. O al Gil de Biedma de poesía, que ya tiene Fermín Herrero. La gente que hace poesía me parece osada y valiente. Ya, los que ganan premios, dignos de estudio. Enhorabuena.

Me lanzaría a intentarlo, pero la verdad, lo que quiero ser es empresario, y hacerme de la FES, y poder ir a los paradores con grandes descuentos gracias al acuerdo que ya es el último éxito de la patronal local…

Si vamos por el buen camino, hombre.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Sí señor Sanjosé: “por el buen camino”… otra entrada como esta, con tanto especímen que sólo piensa en colocarse (monetariamente, se entiende) para el futuro, y ‘Podemos’ (que tiene muchas simpatías, pero el personal no cree que esté preparado para gobernar) revienta las urnas, gane o no gane una presidencia.
    Muy bueno lo de la ‘subdele’, hasta ahora a escalado a base de estadísticas en los puestos que ha estado (no entraré en si buenas o malas, eso sí, las que interesan al partido que la cobija).

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *