Acueducto2

César Franco, nuevo obispo de Segovia

Ángel Rubio, este miércoles, impuso el sacramento de la Confirmación a un grupo de adolescentes en Palazuelos de Eresma.

Ángel Rubio, este miércoles, impuso el sacramento de la Confirmación a un grupo de adolescentes en Palazuelos de Eresma.

 

César Franco, hasta la fecha obispo auxiliar de la Diócesis de Madrid, será el sustituto de Ángel Rubio al frente del obispado de Segovia. Rubio comunicó el 12 de noviembre en rueda de prensa el nombre de su sucesor, que de cumplirse la agenda se pondrá al frente de la diócesis el próximo 20 de diciembre.

Madrileño y serrano, nacido en Piñuécar, cerca de Buitrago de Lozoya, el nuevo obispo de Segovia tiene 66 años y fue ordenado sacerdote en 1973. Licenciado en teología y diplomado en ciencias bíblicas y arqueología, César Augusto Franco tiene un perfil eminentemente pastoral, con una larga trayectoria como párroco en San Casimiro, Santa Rosalía y Nuestra Señora de los Dolores (Madrid) antes de ser nombrado obispo auxiliar de Madrid, en 1996, donde ha sido delegado de la pastoral universitaria y organizador, entre otros eventos,la Jornada Mundial de la Juventud, en 2011.

César Augusto Franco.

César Augusto Franco.

Definido como de carácter sencillo y dialogante, la designación de Franco ha sido bien recibida en Segovia, donde se exalta su papel de cura de a pie, buen conocedor de los problemas de la parroquia y del territorio. Tampoco ha sido un nombramiento sorprendente y desde hace ya unas semanas su nombre sonaba con fuerza como nuevo obispo segoviano, a tenor de la reestructuración del arzobispado madrileño por el paso a emérito del polémico Rouco Varela  —de quien Franco ha sido una leal mano derecha— y la designación como sucesor de Carlos Osorio. Puede leerse amplia información del nuevo obispo en la web infovaticana.com.

Las primeras palabras de César Franco como obispo fueron de agradecimiento al Papa y a Cristo. “He escrito una carta al obispo de Segovia, para saludarle, darle gracias y para que en mi nombre salude a los segovianos. Saludo también a las familias que componen las comunidades cristianas, a los que sufren y a los que tendré que llevar el consuelo de Cristo; a los que no tienen la fe cristiana y viven allí y a quienes quieran acogerme”. Buena parte del mensaje de Franco fue de despedida de Madrid, una ciudad de la que “no me puedo sentir fuera de ella” y recordó que la práctica totalidad de su carrera sacerdotal ha transcurrido allí.

“Hoy es san Josafat, obispo y mártir, el día que me lo comunicaron fue el día de santos Simón y Judas, a ellos me encomiendo.  Me encomiendo también a la oración de los segovianos, a su patrón San Frutos y a la virgen, que en Segovia recibe el nombre de Nuestra Señora de la Fuencisla“. Como principales preocupaciones, Franco se refirió a la existencia de un único seminarista en Segovia. “A ello me encomendaré en cuerpo y alma”.

Respecto a Ángel Rubio, que pasa a ser obispo emérito, ha expresado su deseo de mantenerse al frente de la diócesis al menos hasta el 13 de diciembre, —cumple diez años de su nombramiento episcopal el día 12, pero reunirá a los sacerdotes de la provincia el 13, sábado, a modo de celebración y despedida—. Se despidió de los medios dando lectura a una carta  donde agradece sus 10 años de obispo y pasa un balance agridulce de su trabajo pastoral en Segovia. “Ha habido aspectos negativos pero también positivo; ha habido pecado, pero mucha gracia también, sin comparación”, y recordó las frases de Juan XXIII: “Señor, tu lo haces todo y yo lo demás”, para apuntar que “He querido que sea el señor el que fuera avanzando. He trabajado la viña del señor procurando que los racimos crecieran. A veces ha habido que podar. He sido segador en esta mies abundante. He trabajado con ilusión. Como el primer día. Hasta qué tenga que dejarlo”, dijo.

Don Ángel, que cumplió la preceptiva edad de retiro (75 años)  hace dos años ocupando desde entonces el obispado segoviano en calidad de administrador apostólico en sede vacante, no residirá en Segovia. “Viviré en Toledo de donde vine y donde he estado tantos años. Allí estaré habitualmente con los sacerdotes y trabajando en tareas sacerdotales y episcopales. Ese quiero que sea mi final. Cuando termine mis días, me enterráis en Segovia, donde esperar la resurrección de la carne”.

 

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *