web analytics

Nuevos políticos, viejos periodistas. (Y viceversa)

bomberoacueducto2

En estos días me he preguntado varias veces cómo se plantearían su trabajo los periodistas segovianos de hace un siglo, esos a los que han recordado los informadores de ahora celebrando el centenario de la formación de la Asociación de la Prensa en un acto al que acudió la presidenta de la Federación nacional, Elsa González: recordatorio de lo mal que está la profesión, quejas los malos sueldos y condiciones de trabajo y elogios a los que, a pesar de todo, siguen en esto. Hasta animó a los de la prensa local.

Había periodistas y representantes de “las fuerzas vivas”, así que había corrillos, claro, pero me fije en que la alcaldesa Luquero permanecía inmutable, mientras el presidente de la Diputación, Vázquez, despedía en la puerta a las autoridades, incluido el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ruiz Medrano, para volver después a la fiesta… O la primera autoridad de la ciudad se despistó, o es que sobraban las despedidas institucionales y eso que le cuento era sólo un “hasta luego” entre afines. No sé.

Bueno, lo cierto es que lo de que los periodistas y los políticos alternen se ha repetido varias veces estos días, que PP y PSOE montaron, el mismo día, los tradicionales encuentros de navidad, sendos vinos españoles con el pretexto de las fiestas del solsticio de invierno y cambio de año.

Politico2015DESTACADANo estuve, pero me dicen que hubo jamón y chorizo, chapas al más puro estilo preelectoral de los dirigentes Vázquez y Gordo y mucha indagación en torno a los candidatos, sobre todo del PP para la capital, que sigue siendo incógnita. Les he contado a mis jefes una teoría que tengo ahora sobre una mujer y me han respondido con una mueca que no he entendido, así qué seré prudente y se la cuento la semana que viene.

Me ha hecho reflexionar estos días el hecho de que en un partido de nueva creación como Podemos, dispuesto a derribar todo desde dentro para construir un nuevo modelo, ya desde su misma fundación se hable de “oficialistas” y los que no lo son. (En otros partidos, los periodistas los llamarían “renovadores” pero para este caso se me hace raro el término). En el proceso de creación de estructuras municipales de Podemos en Segovia han ganado los primeros, con Natalia del Barrio a la cabeza. En unos días deciden si van a las municipales y de momento inician una intensa campaña de presentación.

En primarias andan también en Izquierda Unida, cuyos líderes vienen a señalar que “ahora o nunca” y tratan de situarse en primera línea de los nuevos tiempos. Atentos también a este proceso.

Venga, dejo la política que si no me tengo que meter en el lío del presidente regional, Herrera, con el ministro Montoro y los errores del Ministerio con la comunidad que claro, se siente agraviada e incluso penalizada y claro, ahí ha habido roce. Pues mire que a mi me da la sensación de que esta no va a ser la última vez que veamos al de Burgos discrepar de los de Madrid de aquí a mayo. No sé, un pálpito.

Me pregunto que harían aquellos periodistas de hace un siglo ante situaciones como las que le he contado. La verdad es que en mi imaginario aparecen más a pie de calle, en sucesos de vistazo directo, libreta de notas e indagaciones. Los veo claramente en el nefasto incendio de la casa del Azoguejo en la que murió una mujer en plena nochevieja, o en los fuegos sin víctimas de Cabanillas o de San Lorenzo. Sé que no se habrían perdido ni un solo dato del intento de robo en una joyería de Fernández Ladreda

contenedorvandalismosegovia
También los imagino escribiendo duros textos en castellano del duro contra los gamberros que estos días queman contenedores por mera diversión o vuelven a las andadas con las pintadas… ¡A ver esos padres!

No es tan antiguo, ni mucho menos, pero sí una referencia en el periodismo local y deportivo Antonio García Rivilla, recién jubilado y homenajeado por Plaza Mayor en plena plaza Mayor durante la mañana del domingo. Merecido, que han sido 40 años de radio.

Hablando de méritos, es seguro que los segovianos merecemos una estación de autobuses que pueda llamarse así aunque, otro pálpito, ya verá como el asunto de la remodelación del apeadero será en los próximos meses una mera arma electoral y vamos a tardar en ver las obras en marcha… De momento, el proyecto ya lleva polémica entre Ayuntamiento y Junta, que ni en Navidad hay tregua.

Disculpe que no le acompañe a la puerta, que estoy esperando vista de unos señores de Oriente a los que tengo que convencer de que he sido buena gente todo el año y la verdad, no es tarea fácil.

Espero que a usted le traigan lo que desea… ¡Y la paz en el mundo!

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Los periodistas, señor Verdugo, harían relatos pormenorizados, seguro (en realidad los hacían, sólo hay que repasar las hemerotecas, verdaderos detectives de la pluma. Aunque ya sabemos que ahora, salvo excepciones, se sale enseñado de las fábricas de comunicación y directos al correo electrónico de los gabinetes oficiales). Por cierto, muy interesante el pequeño reportaje (hoy en día todo tiende a ser corto que el personal se cansa de leer enseguida) sobre el incendio del Azoguejo. Con buenos datos, cosa que no leí en otros medios. ¡Feliz Año!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *