web analytics

Aguas desbordadas, placas picadas y negocios suizos

No quiero ahondar en el clásico, pero hay que decirlo: estoy harto de que los meteorólogos me anuncien nevadas gigantescas y luego no se vea un copo. Mire, tengo una edad en la que estas cosas te asustan: que si fríos extremos, que si hielos, que si la gripe en su grado de máxima incidencia… Por cierto, también parece recurrente en estas fechas la queja de los sindicatos sobre la presumible “falta de medios” para atender la avalancha de griposos en el hospital.

Bueno, el caso es que entre tanto anuncio sí acertaron en lo de las crecidas del Eresma, que ha vuelto a acercar peligrosamente sus aguas a la Casa de la Moneda, la fábrica de Dyc o las carreteras en la zona de Hontanares. Yo pensaba que los pantanos eran para regular los cauces, pero ya ve… aquí tenemos el Pontón “sin capacidad reguladora”, dice la Confederación Hidrográfica del Duero. (Es que suena rancio hasta el nombre, leche).

Bueno. No llamemos al mal tiempo, que ya hay bastantes nubes sobre el Consistorio segoviano cuyo pleno del mes nos ha brindado otro espectáculo denigrante con un concejal fuera de sí, capaz de rizar el rizo hasta lograr que la tormenta que él mismo organizó sólo acabara mojándole a él.

Arranz discute con Peñalosa en la puerta del hemiciclo municipal.

Arranz discute con Peñalosa en la puerta del hemiciclo municipal.

Del edil Arranz ya está dicho todo y de los abogados a los que consulta, pues no sorprende que, como hizo Peñalosa, se le apareje a Arahuetes, que ya estaba tardando. ¿O a usted le ha extrañado? Mire que me temo que vamos a volver a oír a ese ciudadano en medio del ruido preelectoral y algo me dice que sus ex compañeros estarán en el discurso. Es un pálpito.

Así qué no perdamos tiempo, que tengo otro concejal que ha estado de viaje de negocios en Suiza. Aparte de que el destino no está nada bien visto en los tiempos que corren, incluso si sólo vas a comprar chocolate, lo cierto es que la ausencia de Garvía —remarco que es el más afín de los ediles populares al todavía líder del grupo, Postigo— en el pleno en el que su grupo podía haber tumbado el cambio de nombre de la avenida Fernández Ladreda, pues mire, despierta suspicacias y cabreos en su grupo y fuera. ¡Pero si hasta habían movilizado a organizaciones afines como la patronal o los vecinos de ciertas zonas, como en los viejos tiempos y se paladeaba la “victoria”! ¿Cómo decía aquel? “Raro, raro”. Quedo pendiente del receptor.

El final del cuento, ya sabe: a partir de ahora, a pasear por la Avenida del Acueducto, que qué quiere que le diga, me parece el nombre más paleto que se podría haber buscado, pero bueno, será práctico para los turistas, digo yo. Si ya asumimos en su momento la brillante idea de “Guiomar” para nombrar a la estación de tren, también podremos con esto ¿No?

Le confieso que me satisface la desaparición de los nombres de franquistas de las placas de las calles, pero mire, andaba reflexionando yo si en unos años no nos encontraremos con que alguien proponga picar las placas que nosotros mismos hemos puesto aquí y allá… Digo esas en las que salen cargos políticos muy principales hasta el otro día, pero ahora en líos judiciales por corrupción… ¡Qué cosas me pasan por la cabeza!

Una placa con nombres de políticos en la puerta de la iglesia de Abades.

Una placa con nombres de políticos en la puerta de la iglesia de Abades.

Bueno, venga, más asuntos. ¡Ah, si! La parcela del instituto de San Lorenzo, que ahora cuesta cuatro millones más al Ayuntamiento aunque todavía puede que hable otro juez más antes de que la cosa sea definitiva. Se les ve tranquilos a los actuales gobernantes, que esa patata se queda para los siguientes. Y vamos a por los veinte años a vueltas con el instituto, que es el plazo mínimo en Segovia para cualquier proyecto.

Bueno, hay cosas que van más rápido. Se acuerda de “el mayor atentado de la historia” contra el Acueducto, en palabras de Claudia de Santos (quizá desbordada en aquel momento por la presión de Facebook, yo qué sé), aquella pintada realizada por una menor con la palabra “Nire” en rojo. Pues la cosa no llega a delito y se quedará en falta con castigo negociable. Ya ve, en ocasiones los jueces acaban con la demagogia de un plumazo.

Hombre, hablando de chicos. Ya sabe usted que el personal se arremolina en el entorno de las hamburgueserías de la Plaza Oriental para utilizar las redes wifi abiertas en esos establecimientos que han tomado medidas y ya no valen para wasapear por la cara… Me lo han dicho mis nietos, muy cabreados ellos, que el servicio les venía bien.

No es exagerado, ni mucho menos, celebrar la presencia de un equipo como el Atlético de Madrid en Segovia en muchos momentos del año y por supuesto, es merecido el premio Segovia Experience, fallado esta semana en su favor. ¿Se me notan los colores? Perdone.

A ver, que no me olvide de apuntar lo de las nuevas titulaciones aprobadas por la Junta. 35 para toda la región y la mayoría para universidades públicas… Bueno, aquí ha sido una para el IE, un centro privado, pero bueno, así salimos en la lista y seguro que vienen muchos estudiantes a los que veremos caminar alegres por la Avenida del Acueducto…

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. ¡Joder! con que no tiene “capacidad reguladora”, pero si uno va por la calle y atropellan a alguien, está el deber de auxilio ¿o no? Muy bien traída la placa de Abades señor Verdugo. Ya veremos cuando empiecen con las iglesias y José Antonio ¡Ya! eso se puede arreglar con otra placa, como hace años en Coca, de los defensores del orden constituyente republicano ¿Pero van a poner la hoz y el martillo o la bandera de la CNT o… al lado del yugo y las flechas? No, por nada. País,S.A.

    Post a Reply
  2. ¡Hala cuatro millones!!! Qué más les da a unos y otros lo que cuesten sus proyectos, a veces peregrinas ideas megalómanas (ahí está el CAT o Segovia21, por ejemplo). Sus cagadas las pagarán los ciudadanos con los impuestos que ellos regularán, como sus buenos sueldos (no precisamente el salario base). Están, un suponer, para gestionar y lo único que gestionan, desde el primer día, son los puestos a ocupar por sus ‘funcionarios’ y sus emolumentos.

    Post a Reply
  3. Curiosa la influencia “Arahuetes and peter pan” (Peñalosa dixit) del anterior alcalde en el trans-fugaz Arranz (fugaz porque desaparecerá cual polvo estelar); interesante complot. Don Javier era persona de Partido-Partido (de escuela ‘Jaime Vera’ y otros entes come-cocos), pero hizo curioso maridaje con el que acabo siendo su mejor mentor. Independientemente de su independencia, el ex-alcalde, hizo pinitos y cábalas para hacerse con el PSOE de la capital, eso no es novedad. No son ajenos antiguos concejales y lo saben en propia carne. Lo curioso, y a estudiar, es cómo han reaccionado, o reaccionarán en un futuro, los colocados en lista y a sueldo nada desdeñable (según se desprende de alguna noticia todos y cada uno de los concejales tenían el visto bueno de don Pedro). Quedan meses y Plenos apasionantes, el asunto puede ser Gordo 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *