web analytics

Un calendario raro, una diputada permanente y un gerente parlanchín

No digo yo que, como todo el mundo, no tenga la mosca detrás de la oreja sobre la posibilidad real de que el Instituto Alicia Alonso acabe instalándose en el edificio del Cat, que me ha incrementado el zumbido oír a la alcaldesa buscando abiertamente al chivo expiatorio de turno, que el otro día decía en rueda de prensa que “parece que es la Comunidad de Madrid la que pone pegas” al desembarco del instituto, aunque nadie ha oído hasta ahora hablar de este asunto a nadie desde aquel Gobierno donde quizá ni siquiera sepan mucho de qué hablamos…

Nada, la mancha de una mora roja con otra verde se quita. Desde ahora propongo formalmente que se llame con urgencia a la Universidad de Granada para gestionar el traslado aquí de la Unidad de Igualdad, el departamento ese que se ha hecho una “calendaria” con los meses en femenino. Ni a medida, ya le digo.

Lo siento, no me quito el Cat de la cabeza, que es uno de los elementos de discusión en el “presupuesto de la resignación” —esta etiqueta se la he quitado a mi jefe— que el Gobierno socialista quiere que se apruebe esta semana aunque anda trabajando aún para lograr alguna abstención que lo permita y ya va tarde, que Clara Luquero ya recurre a “amenazar” con someterse a una moción de confianza si no saca las cuentas adelante… Ya veremos a finales de semana.

Hoy prefiero irme a los políticos de altos vuelos, los parlamentarios, que aquí no nos fijamos en el progreso de los nuestros. Mire si no a Beatriz Escudero, nuestra flamante diputada popular a la que han nombrado miembro de la Comisión Permanente del Congreso, ya sabe, el organismo ese formado por un grupo reducido de diputados cuyos miembros se quedan en su escaño hasta cuando echan al resto por disolución de la Cámara.

Hombre, no es que yo sea supersticioso, pero lo cierto es que antes que ella, los diputados populares por Segovia que tuvieron ese honor fueron Jesús Merino y Pedro Gómez de la Serna, que ya sabe usted que llegó un momento en el que ambos se desvincularon del poder Legislativo para acercarse más de la cuenta al Judicial y en ello siguen… De Merino y sus empresas ya le hablan mis compañeros, que tiene tela lo de la Segovia 21 de Atilano Soto y de Gómez de la Serna le cuento que ha sido admitido esta semana en el Ministerio del Interior “por imperativo legal”, porque tiene plaza ganada y le toca volver al último ministerio en el que trabajó como funcionario. Estupendo.

Pues nada, suerte a Escudero en sus nuevas funciones que llegan, qué curioso, dos semanas antes de la celebración del Congreso nacional del PP, que oye, dándose bien la cosa, lo mismo también llega alguna mejora para ella en la estructura nacional donde ahora es Secretaria de Actas… ¡Qué nervios, chico!

En la misma comisión permanente está el socialista, Juan Luis Gordo, como miembro de la Mesa del Congreso. También anda liado este con cosas del partido, pero no quiere hacer comentarios sobre la reaparición de Pedro Sánchez como candidato a presidir el PSOE. Será que no quiere que los periodistas, tan simplistas, le “etiqueten”, como se quejaba en el blog que publica en acueducto2.com, (La lupa) molesto por que le situaran del lado de Susana Díaz el mismo día en el que se molestó en aparecer en la “foto de afines” que tanto gusta a la presidenta andaluza.

Por cierto, en esa foto de grupo caminando por la calle estaba también el que fue secretario regional del PSOE, Julio Villarubia, derribado por Óscar López y la complicidad de Gordo por el mismo sistema por el que se tumbó a Pedro Sánchez… ¡Qué cosas tiene la política!

Hay silencio prudente en el PSOE. Fíjese que ni siquiera se oye una sola queja por la decapitación del portavoz en la Diputación, Jesús Yubero. Bueno, si, una, tímida, del portavoz municipal, Alfonso Reguera, en Facebook, que no se si es por el que se va o por el que viene, Alberto Serna, con el que mantiene una excelente mala relación.

Si se acuerda, Gordo impuso a Yubero en 2015 cuando se pegaban por el puesto José Luis Vázquez y Alberto Serna… Será que el alcalde granjeño ya no protesta y que el secretario de organización se ha ganado de nuevo el favor del líder… Vamos, digo yo.

Me lo dicen mis cercanos: solo hablo de políticos y de periodistas. Y tienen razón pero mire, ya cuando se me juntan, es la leche para mi, que vi la foto de la mesa presidencial de la cena patronal de la asociación de la prensa y allí estaban todos, como cada año.

Le dieron el premio malo al Gerente del Área de Salud, José Manuel Vicente, que se marcó un rollito monólogo que hizo gracia a los informadores, pese a que lo que querían era regañarle por no facilitar el trabajo de los periodistas. Bien defendido. Los buenos, el coronel Alonso y el comandante González Laa, ya tenían el favor, que la comunicación con la Academia es excelente, me dicen.

A ver, que no me deje el conflicto de médicos contra médicos en el colegio de médicos. Por lo que he entendido: una doctora, miembro del comité de ética, ha sido expedientada después de un informe unánime de ese mismo comité por usar palabras gruesas para describir su trabajo y referirse a sus compañeros y jefe en un blog. La doctora dice que la persiguen por opinar y el colegio de médicos, que sólo investiga un conflicto con denuncias previas.

Para rematar, aunque, en su ética, el comité no suele divulgar estas cosas, esta vez si ha trascendido el asunto porque la doctora implicada, Lalanda, ha contado su propia versión en las redes sociales donde ha encontrado caluroso apoyo… y así estamos. Como aquí hay mucha ética suelta, me guardo la opinión (que la tengo, y no es buena, que hay cosas en las que creo que pienso que no se deben retorcer) y a esperar resultados.

Le dejo que me estoy confeccionando un traje de segoviano con el que me pienso exhibir —siempre me ha gustado provocar— en todas las fiestas de Santa Águeda que se nos avecinan en esta “febrera” que está al caer, que a mi eso de que la reivindicación de la mujer pase porque se organicen actividades solo para ellas no me acaba de convencer.

Si, ya sé. Soy un poco pelele por decir esto. Espero no acabar en llamas.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

5 Comments

  1. Será usted, señor Verdugo: ‘pelelo’, hable con propiedad. Por su ‘pluma’ (de escribir, claro, si no sería ‘plumo’) supongo Justo Verdugo.

    Post a Reply
  2. No me extraña que el señor Trump haya eleminado de la página electrónica de la Casa Blanca el texto en español. Ustedes (los periódicos en general) nos tienen acostumbrados al inglés (el idioma del Imperio) con botones para pinchar como: “Share This Post On” o “Post a Reply” o “Submit Comment”, un suponer: publica una respuesta y enviar comentario (lo dice el traductor). Pues nada, las gracias (de Trump) por hacerle la labor de seguir jodie…, digo implantando ‘su mundo’, más fácil.Y agradecidos de tener la ‘eñe’ en los teclados. Los signos de admiración e interrogación véremos los que duran, de los acentos ni hablamos. 😉

    Post a Reply
    • Hola RAE. Tienes razón. Sin embargo, lo que está viendo actualmente es la última actualización del tema que soporta nuestra web y que justamente acometimos el domigno. Habitualmente hacemos una actualización por año, que “rebautiza” el sitio al inglés. En próximos días, cuando concluya el proceso instalaremos las oportunas traducciones. Nuestras disculpas hasta entonces

      Post a Reply
  3. Muy bien si señor por este recorrido que nos ha dignado relatar de nuestros entes y mentes publicas que sin hacer demasiada saña nos ha retratado y puesto al día de sus andanzas.
    Gracias por tal atrevimiento y que la fiesta le acompañe en sus menesteres.

    Post a Reply
    • Las fotos del artículo, solo por curiosidad, cuentan con el correspondiente consentimiento? Señor verdugo/pelele

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *