web analytics

Prados pisoteados, un concejal hablador y una chispa eléctrica

Pues ya está. A dos semanas de la primavera queda inaugurada la temporada oficial de excursiones sin control por montes y montañas. Hágame caso: es buen momento para vender mocasines y chanclas en el comienzo de senderos y caminos, que les encantan a los excursionistas. Total, si al final irá a buscarles la Guardia Civil con paseo en helicóptero gratuito incluido…

¿Qué hacían cuatro adultos y ocho menores trotando por las montañas más altas en una jornada anunciada como muy adversa climatológicamente? Pues eso, perderse y forzar la movilización de efectivos de emergencias. Lo que no me queda muy claro es cómo habiendo una “visibilidad reducida” la forma evacuación elegida fue por helicóptero… Me preocupa mucho siempre lo mucho que se usa ese aparato en algunos casos. Será que no entiendo nada y pienso demasiado por el precio de la gasolina. A ver, sin que nadie se me ofenda: pisaprados del mundo, quedaos en casa porque la montaña tiene riesgos. El resto, precaución y equipación adecuada.

Si es que está el mundo al revés, que los de la ciudad se lanzan cuesta arriba y los de los bosques se bajan a Segovia y toman su centro. Lo han hecho los gabarreros en ese empeño, previo a su fiesta, por mantener viva la tradición de su oficio promocionando los duros trabajos tradicionales en los pinares, pero a los pies del Acueducto. Muy vistoso.

Hablaba antes de las previsiones meteorológicas que para este fin de semana eran de supernevada de tres días, fríos árticos y yo qué sé que otras hecatombes… Pues vale. Es la segunda o tercera vez este año que me decepcionan los profesionales del asunto. Brasero, Brasero. Te estoy vigilando. (Por no citar a los de casa).

Si hasta las comparsas han rematado con total normalidad el programa municipal de carnaval del que no voy a hacer valoraciones porque las puede leer del año pasado, el anterior o el anterior: fiesta intrascendente de la que la ciudadanía, así, en general, no se entera o no quiere saber nada. También lo hemos dicho otros años: o se impulsa decididamente el asunto —técnicos de Cultura, uníos en una tormenta perfecta— o se deja de gastar un solo euro en esto pero como decía aquel, “ir pa ná, tontería”

Un dinerete, aunque no sabemos cuanto, costará llenar de advertencias coloridas las zonas de pasos de peatones que anunció el otro día en el pleno el concejal Ramón Muñoz Torrero en un pleno en el que, algo agobiado por la oposición que pedía cifras, aportó el dato de que en el casco urbano hay “6.000 pasos de peatones”, cifra que proviene del empirismo al que nos tiene acostumbrado el Gobierno municipal: “A unos tres pasos de cebra por cada calle, sale eso…”

Claro, que el hombre estaba sembrado que casi a la vez que aseguraba, solemne, que la estadística de atropellos estaba bajando en Segovia se producía en la calle el octavo siniestro de este tipo en lo que va de año. Si la racha se mantiene, la final de 2017 habremos contado medio centenar. Mejor que defenderse suele ser reconocer y atajar los problemas, opino.

En ese mismo pleno supimos que lo de acabar el Peahis no tiene fecha ni aproximada y el concejal del ramo, Alfonso Reguera, quñe raro, no se va a comprometer a fijarla —ya propuse el lema “cuando sea será”— y que el Ayuntamiento estudiará un centro de transferencia tecnológica —¿A que suena bien?— como posible utilidad del edificio del Cat, a propuesta de Ciudadanos, que no incluye a quién ofrecer el invento pero que ha logrado que el PSOE compre el titular desnudo sin más texto añadido. Aquellos presupuestos traen estos lodos.

Venga, a ver qué hacen los empresarios… Si, si, lo de la Agrupación de Comerciantes, que hemos descubierto que es un coto cerrado en el que las elecciones solo pueden tener un candidato, que no hay avalistas suficientes para los avales que se necesitan para que haya competencia. Javier Castaño abandona y Manuel Muñoz repetirá presidencia. Por ahí anda parte del personal con la mosca en la oreja y el debate abierto sobre si el presidente de los comerciantes debería o no tener un comercio abierto… Qué cosas se pregunta la gente.

La misma patronal asegura estar preocupada por el ridículo descenso del paro registrado en febrero (21 desempleados menos) pero pocas recetas más allá de “seguir con las reformas”. Pues eso, hay 8.888 segovianos sin empleo. ¡A trabajar para reducirlo!

Venga, una tacada de personajes de moda para terminar: por ejemplo, Julio Sanz Orejudo, nombrado presidente del Consejo de la Abogacía de Castilla y León, demostrando que nuestros hombres y mujeres vinculados con la justicia y las leyes evolucionan bien.

Otro. Alfredo Matesanz, rodeado de periodistas y compañeros de trabajo a instancias de la Asociación de Periodistas de Segovia en una comida, el primero de los homenajes que recibirá tras su jubilación. Ojo, que algo me dice que en el Ayuntamiento hay quien no se da por satisfecho con la distinción de Hijo Predilecto que se le otorgó en 2015… Prometo atención.

Y para el final dejo a la Reina Sofía —el término Reina Madre ¿vale para el caso?— que presidirá la inauguración de Las Edades del Hombre, en Cuéllar, el 24 de abril. Pienso ir a presentar mis respetos.

¡Leñe! No me queda espacio. Pues lo resumo en una frase ocurrente: Le dejo que me tengo que ir a cargar la batería del coche a la electrolinera que quieren montar en La Granja —delante del parador y con buena dosis de impacto incluida— para poder ir luego a la estación AVE por las carreteras que van a conseguir los ayuntamientos unidos del “gran Segovia”, menos los del PP, que se bajaron a última hora —dicen que el partido no les ha dado instrucciones— menos el de Palazuelos de Eresma, que al final se quedó.

Oiga, si la cosa es seria, pues no siempre se puede acabar con un chiste.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Menos bobadas con un estructura que no es para tanto y más preocuparse por las noticias de los rescates.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *