web analytics

Paseos por el Acueducto, ciclistas de marcha y carreras por Zurich

El verano, este verano primaveral que nos ha tocado —la verdad, lo prefiero, que a mi edad ‘la caló’ me aplatana y acaba con mi tensión— invita al paseo sosegado y contemplativo. Mire, vengo de mirar buitres sin salir de Segovia. Había reunión de estos impresionantes bichos en el Prado Bonal, donde al parecer se les alimenta periódicamente. Todo un espectáculo con cerca de medio centenar de comensales. Deberían anunciarlo con antelación.

Si. Agosto debería de ser un mes de calma y tranquilidad, aunque siempre hay sobresaltos. Mire lo del domingo, con ese hombre que se subió al Acueducto amenazando con saltar. Lo que realmente me llama la atención es el tono festivo con el que se lo tomó la gente, que he visto conciertos en el Azoguejo con menos público que el que se amontonaba en la calle Real (va en cuesta, a modo de graderío) o se acomodó en las terrazas para contemplar con cierto desdén el “espectáculo”. Nos va el morbo.

La alcaldesa Luquero pudo comprobar en Avendaño que los andamios de la obra del canal del monumento eran un acceso fácil —¿no he leído yo antes del suceso eso en este periódico?— y al día siguiente, a primera hora, blindó la estructura.

Bueno, más vale tarde que nunca y además está disculpada, que tenía en la cabeza los líos que había montado su sustituta accidental, De Santos, en su ausencia. Eche un vistazo a las redes sociales y podrá leer a la edil, que arrastra cierto discurso apenado… o de otro tipo. Extracto una conversación que abre De Santos: “Haciendo pareados” y otro interviniente se apunta a la propuesta: “Sí eres de deportes concejal. La razón siempre tendrás”.Y De Santos: “Me agota tener que soportar a tanto idiota (no sé sí Serrat o Sabina)”… ¡Qué cosas se leen por ahí!

Luquero, ya sabe, sangre fría, puso orden al asunto en la sala de la Biblioteca, en el Ayuntamiento, donde me han dicho que ya está colgada su foto, junto a la de todos los alcaldes que fueron. Por el Consistorio hay quien cuchichea, que si eso habría que hacerlo cuando el alcalde deja de serlo y no antes, que qué prisa se ha dado… No sé. Supongo que si uno pone su foto cuando puede mandarlo es para que otros no se olviden de hacerlo.

Hablando de fotos. He oído que es costumbre que las instantáneas que se toman en actos oficiales, tipo toma de posesión, se cobran a cada concejal. Bien me parece… si se hace siempre. Lo digo porque me han contado que hay una foto del Rey con el equipo de Gobierno (no hay ediles de otros grupos) que ya se ha repartido entre los protagonistas, pero ninguna llevaba factura adjunta. Dicho queda.

Claro, que lo mismo es que la oposición municipal llegó tarde a esa foto, que rápidos, rápidos, no son en las respuestas y claro, hacer planteamientos —a veces, puede que hasta acertados— sobre asuntos municipales como pronto una semana después de que tengan motivo, pues hace que se pierda un poco la conexión con el ciudadano. Me parece a mi ¿eh?

Aquí cada político lleva su ritmo. Mire Gordo, el diputado socialista, que en plenas vacaciones parlamentarias ha encontrado un hueco para vender —“rendir cuentas” lo llama él— su trabajo durante el año: 100 preguntas orales y escritas, entre otras cosas. (Sale a una más o menos cada 2,5 días).

Me acordaba de él porque se ha hecho protagonista estos días opinando sobre la elección de secretario regional del PSOE, que dice que como López no se presenta —¡Uf! Qué nervios hasta que lo ha aclaró, que el personal no sabía cómo colocarse— pues que Villarrubia (al que derribó el primero, ya se acuerda usted, en mayo) tampoco lo haga y nos olvidamos “del pasado”. El aludido, prudente, no ha dicho nada.

Ya le dije que parece que al secretario provincial no le gustó mucho que se postule para el puesto el alcalde de La Granja, Vázquez, pero ya veremos, que Ana Redondo se está dejando querer y parece que esta si gusta a la mayoría… A esperar.

Pero basta de política, que estamos en agosto y aquí lo que hay que hacer es disfrutar de las fiestas de nuestros pueblos. Mire, hay alcaldes como el de Coca, Álvarez, que aprovechan el saluda del programa para ratificar que no optará a la reelección, que veinte años son suficiente (y yo que le doy la razón. De hecho, son muchos.)

No haré una relación de pueblos en fiestas, porque sería muy largo y encima me dejaría alguno, con lo que eso tiene de afrenta, que el pueblo de cada uno es el pueblo de cada uno. Prefiero divagar sobre la superluna y las estrellas fugaces por San Lorenzo, que es una cosa que no me pierdo cada año, aunque mire, de los deseos que pido desde hace lustros… ni uno.

Hombre, hablando de divagar. Seguro que ya sabe a estas alturas que un segoviano, Luis Miguel Aragoneses acude por méritos propios al campeonato panamericano de coctelería, en México. Y lo sabrá porque le habrá visto envuelto en las banderas de la Diputación y del ayuntamiento capitalino, enzarzados en una absurda carrera por demostrar que son la administración que más apoya al campeón.

¡Qué manía tenemos los segovianos de subirnos al carro cuando uno de los nuestros brilla y nos lo dicen desde fuera aunque lo que nos guste de verdad es zancadillear a todo aquel que empieza! Somos muy raros.

Voy acabando, que otro al que idolatramos desde que ganó nombre internacional, Pedro Delgado ha vuelto a poner en marcha la marcha cicloturista que lleva su nombre, que es una cita ineludible para todo aquel que guste del ciclismo.

Y puestos a seguir deporte de élite con segovianos ilustres, tengo grandes esperanzas puestas en el atleta Guerra, que corre el maratón este domingo, 17, en los Europeos de Zúrich (si, si, en Suiza hay más cosas que cuentas ocultas) también por méritos propios.

Podría hablar del fútbol local, pero visto como funcionan nuestros directivos y como andan las relaciones entre clubes, pues voy y me muerdo la lengua, no sea que comente sobre las personas y me olvide del deporte. ¡Ay!

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Parece, don Justo, que el dicho político ese que dice “la oposición está enfrente y el enemigo en casa” va a ser cierto. Como cierto parece que el PP capitalino es de espoleta retardada. Para mí que primero se pasean por las redes sociales, siempre hay aprendices de ‘verdugo’ que afinan en los comentarios, luego opinan, largan y mocionean a toro pasado.

    Post a Reply
  2. En primer lugar muchas gracias por permitirnos, dentro de las reglas de correción, una tribuna libre de expresión. Hablando de fiestas, ayer escuche a una persona madura en un pueblo grandecito, “¡joder con las fiestas, yo creo que con un par de días ya teníamos para celebrar ¿no?!” y yo me pregunto ¿son necesarios tantos días de jolgorios, incluso semana entera en muchos pueblines y barrios? Estamos en crisis y todo pasa por tirar, sí tirar, dinero a espuertas, principalmente para desmadre de jovenzuelos (se podría añadir, sin equivocación: a borrachera continúa) sin oficio ni beneficio final. Puede que este equivocado y que todo sea por el famoso “panem et circenses”, el pan y circo de los romano. Tener entretenido y alelado al pueblo es lo mejor que le puede pasar a la clase política en la actualidad.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *