web analytics

Los amigos no son para siempre

El nuevo Jeme, en la Academia, en 2019.

Ahora que parece que casi nos habían convencido de que habíamos hecho un aliado en Defensa, el Jeme nada menos, va el general Varela y se jubila. Vamos, no fastidie. Si ya habíamos conseguido que, sobre la venida de una Unidad militar, nos dijera que era posible “contemplar la posibilidad de estudiar la viabilidad y con ese enorme avance en la mesa por el que comenzábamos a soñar ilusionados, el hombre va y entrega el bastón de mando. Lo hizo el día 5 aunque la alcaldesa decía en rueda de prensa diez días después que en ese momento seguía manteniendo contactos habituales… Bah, algún lapsus ¿No?

El caso es que la ministra, Margarita Robles, ha aprovechado el viaje y también ha relevado al segundo Jeme, así que esa cúpula militar es toda nueva… Menos mal que el nuevo Jefe del Ejército de Tierra es el general Enseñat y Berea con el que la alcaldesa ha coincidido ya en algunos actos de la Academia de Artillería y con la facilidad con la que, tradicionalmente, congenian en ese Gobierno local con el ejército… “Eso en dos tardes lo tienes”, que decía el otro.

Ya aprovecho y le doy las novedades de la base de Córdoba, que soy un poco masoquista.  Ya tienen imagen corporativa para la base logística que ya sabe que se va a llamar “General Francisco Javier Varela” aunque conociendo el gracejo andaluz eso acabará llamándose “el cuartel de Carmen” o algo así, que los cordobeses son gente agradecida. Han anunciado que pondrán en marcha una Oferta Pública de Empleo con la que sacarán un millar de puestos de trabajo. Ya, ya sé que dijeron 1.500 pero mire, que se chinchen los de Córdoba, que ahora son sólo 1.000. También dicen que estarán a pleno rendimiento en 2027, así que ya sabe lo que le queda al PCMASA2 en su sede actual…

Pantallazo del twitter de la Casa del Rey con el saludo entre Felipe VI y la alcaldesa.

Tenga confianza, hombre, que la alcaldesa debe ser una política apreciada por ahí. Fíjese que se inauguraba el edificio del Ie University en Madrid —“El primer campus vertical de España”, que suena bastante pedante y que dicen que no afectará a la actividad del campus de Segovia— y la Casa Real seleccionó entre las primeras fotos que mostrar al mundo, a través de su cuenta en twitter, la de Felipe VI saludando a Clara Luquero… En la misma fila estaban el presidente del PP, Pablo Casado, el ministro de Universidades, Manuel Castells, la presidenta y el alcalde de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida… Pues eso, que si se quiere huir de susceptibilidades parece bien elegida la foto de la de Segovia…

Si es que esto de los políticos da muchos quebraderos de cabeza, hasta cuando ya están retirados. Esta semana se presentaba el libro de Manuel Pacheco en el que estudia la forma de votar de los segovianos en democracia, en un acto al que acudieron muchos de los que en algún momento fueron políticos de primera fila segoviana pero ya no. Claro, que si ya es difícil contentar a todo el mundo con la prelación cuando están en activo y hay sitio para todos, imagine los equilibrios cuando hay que colocar “exprebostes”, las sillas escasean y encima llegan tarde. “Yo soy expresidente de”, “Yo exdiputado”, “Yo exprocurador”… No parece que fuera fácil, ya se lo digo.

Venga, me voy a fijar en los que están en activo que hay algunos choques de trenes llamativos, como los que protagonizan últimamente casi siempre que se juntan las responsables de Asuntos Sociales del Ayuntamiento y de la Diputación, Ana Peñalosa y Azucena Suárez, que parecen mantener una excelente mala relación política. La última liza versó sobre las leyes y normas del juego, pero no debatían sobre sus departamentos sino sobre lo que hace la Junta, así, en abstracto, o, mucho más concreto, el Ministerio de Garzón. Volaron los zascas, así que prometo fijarme en próximas comparecencias conjuntas.

Por cierto, ambas participaban en la presentación de un congreso sobre factores asociados al juego y ludopatías, con temas tan importantes como la peligrosa normalización del juego en la sociedad. Todo bien y de reflexión obligada pero, oiga ¿es necesario llamarlo gamblificación? Hombre, ya está bien de anglicismos innecesarios, “bro”.

Ediles de la capital acomodándose en el trascoro de la Catedral, antes del canto del himno a San Frutos.

Voy a compensar tirando de tradiciones arraigadas, que a fin de cuentas hemos vuelto a honrar, un año más, al Siervo bueno y fiel, San Frutos, recuperando el villancico en la Catedral… Bueno, a ver si un día de estos me entero de qué actos son voluntarios y cuales no lo son para los concejales. A ver: el portavoz de Podemos, Guillermo San Juan, paseó por la Catedral tras la alcaldesa bajo mazas y otros compañeros con la medalla municipal al cuello. Dice que va allí por tradición aunque a lo largo del año no mantiene otras como la del inveterado voto a San Roque o el acto de celebración de la fiesta de la Guardia Civil, por ejemplo… Los de IU, Ángel Galindo y Ana Peñalosa, también entraron al templo aunque entre el público y sin medalla distintiva. A veces me lían estos chicos de la izquierda.

La imagen de San Frutos proyectada.

Caramba, que al final no hablo de lo de San Frutos. Pues las sopas, muy buenas y reconfortantes, como siempre que la asociación de cocineros no falla. Y lo del enlosado, más que las proyecciones en las paredes, que eso es para gustos, lo que me entusiasmó es que se volviera a abrir al uso público la explanada de la fachada principal de la Catedral. Mi jefe me dice que insista en la reclamación a ver si captamos adeptos: “Enlosado abierto siempre, ya” (Repítase tres veces y tres veces al día y compártalo con los amigos). Sobre el resto del programa, si ha estado aquí ese día en los últimos lustros ya sabe exactamente lo que pasó y en qué minuto. San Frutos, que es inmutable.

Voy acabando pero tengo que recordar que crece la demanda de recuperación del tren tradicional incluso con protestas públicas y mociones a la vista. Hombre, no se si un transporte de ese tipo será la solución a nuestros problemas de vertebración pero lo del tren veloz, pese a estar repleto de ventajas, también tiene su aquel… ¿Se acuerda cuando nos vendían que el tren de alta velocidad multiplicaría la población residente, el desarrollo urbano y provocaría la implantación masiva de empresas? Pues mire las hemerotecas si tiene un rato, que se reirá.

Ya, ya sé que si entra usted en un bar puede pensar que la mascarilla no es obligatoria ya o que la pandemia se ha acabado… Pues no, caramba, no se ha acabado. ¡Cuídese!

La exposición de micología, otra cita indispensable el día de San Frutos.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On
468 ad

3 Comments

  1. Buen botellodromo el enlosado don Justo. Nomejo…

    Post a Reply
  2. Y sitio para pintadas. Y comer al sol en el suelo. Y puestos ambulantes de venta. Y cagódromo en su parte posterior. Vaya gran idea. Para los segovianos es GRATIS pasear por allí. Suficiente.

    Post a Reply
  3. Hacia muchos años que no pasaba tanto frío, como viendo a las 12,30 el cuento de San Frutos, eramos unas 40 personas, ya sabe, el segundo pase, casi me tienen que levantar de la silla.
    Las sopas de 10.
    Las charangas las dos de 10, aunque una con mucho éxito de público, creo un error que actuaran simultáneamente.
    La banda del Búho, como siempre buenísimos musicos.
    Ya teníamos ganas de fiesta, muchas gracias a quienes lo hicieron posible.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *