web analytics

La Peña del Arcipreste

La Peña del Arcipreste.

(Serie: Sitios Naturales de Interés Nacional. 1930)

La Peña del Arcipreste.

La Peña del Arcipreste.

Junto a los tres Sitios Naturales de Interés Nacional declarados en 1930 –Pedriza de Manzanares, pinar de la Acebeda y la cumbre, circo y lagunas de Peñalara-, se incluye un Monumento Nacional: la Peña del Arcipreste de Hita.

Tarjeta postal editada por la Comisaría de Parques Nacionales. Foto : F. Hdez. Pacheco

“Yo, como soy humano, y, / por tal, pecador, / sentí por la mujeres, / a veces, gran amor […]” Con el clérigo andarín y algo mujeriego caminaremos.

En el año 1930 se cumplían seis siglos de la composición del Libro de Buen Amor, por Juan Ruiz,  Arcipreste de Hita , y dado que nuestro clérigo recorre la sierra de Guadarrama desde el puerto de Lozoya al de Valathomé o la Tablada, debía tener un recuerdo y un lugar consagrado a su memoria.

La declaración dice así:

“Que quede declarado Monumento natural de interés nacional el risco situado cerca del puerto del León, al comenzar la vertiente meridional, en el lugar comprendido entre el collado de la Sevillana y la Peña del Cuervo… extendiéndose esta declaración oficial a los pinos y demás vegetación espontánea que rodea al canchal, juntamente con el manantial que brota al pie del risco”.

Monolito conmemorativo de los VI siglos del Libro del Buen Amor.

Monolito conmemorativo de los VI siglos del Libro del Buen Amor.

Como gustamos de las crónicas antiguas para solazarnos en nuestros recorridos y buscar vestigios de un tiempo pasado, transcribimos una reseña de la época que dice:

En la carretera de Madrid a Segovia, pasado el pueblo de Guadarrama y antes de llegar a lo alto del puerto del León, hay un gran ensanche de la carretera y en este sitio, en el borde derecho, un poste indicador, formado por grandes piedras irregulares de granito superpuestas unas a otras, con una indicación en la superior que dice: A la peña del / Arcipreste de Hita / y a la / Venta del Cornejo. Del poste indicador parte un camino para peatones que, con un recorrido de 1,800 metros, conduce al Monumento natural.

Ahí sigue ‘el monolito indicador’. Eso sí, si descendemos en automóvil provenientes de la vertiente segoviana, hemos de hacer algunos kilómetros hasta encontrar un lugar adecuado para girar y volver a subir hacia nuestro destino.

El ensanche de la carretera no es tal, pero encontraremos sitio para aparcar en una carretera forestal que nos deja a pie de la vereda de ascenso a la Peña del Arcipreste. (Desde el ‘monolito’ aproximadamente 1,5 km., con señalización de pequeño recorrido PR-30 -franjas horizontales blanca y amarilla-).

Otra opción es partir desde el Alto del León, dirección norte hacia el Cerro y Collado de la Sevillana por el se accede a la Peña. (Recorrido señalizado: GR-10 -franjas horizontales blanca y roja).

02-2-PEÑA-ARCIPRESTE-mojón_crta

Desde el desvío de la carretera forestal, una senda señalizada –SL, Sendero Local-, franjas horizontales blanca y verde y punto verde de Vía Pecuaria– nos conducen a destino:

Una pequeña y plácida pradería existe al pie del canchal, junto al que brota la fuente denominada de Aldara, nombre de la pastora a quien alude el Arcipreste en su célebre Libro de Buen Amor. Matorral de helechos, retamas, cantuesos, jaras, tomillos y otras plantas rodean el risco, cuya cumbre sólo es accesible, por personas ágiles, por el lado norte…

Inicio de la senda ‘Peña del Arcipreste’.

Tras una corta estancia en Segovia, Juan Ruiz decide regresar a su casa pasando la sierra por el puerto de la Fuenfría; pero nos dice que, por desconocer el camino, se perdió, y fue a dar al pinar de Riofrío, donde tuvo lugar el lance con la segunda de las serranas.

Más tarde, siguiendo por Ferreros [se sitúa en el actual núcleo de Otero de Herreros], llegó a la venta del Cornejo, lugar del encuentro con la serrana lerda, pasando finalmente la cordillera por el puerto de Tablada para, en su descenso, sufrir el asedio de la serrana Alda

 

Fuente Aldara.

Cerca la Tablada, / La sierra passada, / Falléme con Alda / Á la madrugada. /  Ençima del puerto / Cuydéme ser muerto / de nieve é de frío / É dese rucio / É de grand’ elada. // Ya á la decida / Dy una corrida: / Fallé una serrana / Fermosa, loçana, / E byen colorada…

El monumento natural fue inaugurado el 23 de noviembre de 1930 por la Junta de Parques Nacionales y la Real Academia Española conjuntamente, a escasos metros del límite provincial con Segovia.

Al evento asistió representación del Gobierno de la nación y numerosos invitados. Entre ellos los hermanos Quintero, Pérez de Ayala, Ramón Menéndez Pidal, Ayala, Ibarra, Fernández Pacheco, el Tte. Coronel Herrera

El periodista José Montero Alonso relata:

Foto de las peñas en 1930 y 2013.

Ante estas piedras, es inevitable el deseo de ascender, de gatear, de alcanzar cumbres y dominar perspectivas. Hasta el señor ministro (de Instrucción Publica señor Elías Tormo) se le ve ascender sobre algunas peñas. Y la camerawoman de la Ufa lucha heroica e incansablemente con la altura para ir recogiendo con su tomavistas aspectos del acto. Juan Ruiz y Lubitsch. ( ‘El Libro de Buen Amor y la pantalla 1330-1930′).

En el acto intervienen, recitando poemas, muchos de los escritores asistentes.

Hernández Pachecoamante de las tierras de España, hombre de montañas, de picachos, de naturaleza, voz sonora enérgica; Ramón Menéndez Pidalvoz suave y discreta, de academia; Elías Tormo ministro de Instrucción Pública, los Quintero… y la ‘Masa Coral Femenina del Instituto-Escuela’, dirigida por el profesor Rafael Benedito Vives entona serranillas, con letra original del Arcipreste de Hita y música de la época.

Itervinientes en la inauguración del monumento nacional, noviembre 1930.

Nosotros, arropados por los canchales, intentamos hacernos una idea de la fiesta mientras seguimos el relato de Montero.  Grabados en la roca quedaron y aún hoy podemos leer las siguientes inscripciones:

Cerca la Tablada / la sierra pasada / falleme con Aldara / a la madrugada. Caminante de este puerto una mañana de marzo de 1329” y “1330 – 1930 / al arcipreste / de hita / cantor de esta sierra / do gustó las aguas / del río de buen amor.

En la base del risco se colocó una arqueta de hierro incrustada en la roca y un letrero que dice:

“Ande de mano en mano a quien quier quel pidiere”.

Arca de escritos en la ‘Peña del Arcipreste’.

Dentro del arca, cuya tapa no tenía cierre, el presidente de la Real Academia depositó un ejemplar impreso del Libro de Buen Amor.

En diciembre de 2013 existía un arcón de madera con dos ejemplares del libro, un cuaderno atestado de notas y algunos papeles escritos.

En el interior del arca está grabado: ‘Jubilatas Juveniles. Raposos plateados’.  En esta dirección encontramos referencia de algunos cuadernos recogidos en mayo de 2004, ante el exceso de escritos.

Están custodiados en la ‘Asociación de Amigos de El Retiro’ a disposición de quien quera consultarlos.

Vista desde la peña del Arcipreste.

Vista desde la peña del Arcipreste.

 

 

Author: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago. (Coordina el Blog 'Retrosegovia', publicando temas relacionados con la tarjeta postal ilustrada de Segovia).

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *