web analytics

Como pavos sin cabeza

Ni cuando era muy joven, osado y altivo me atreví jamás a participar en la Carrera del Pavo, todo un clásico de nuestra Navidad en el que este año ha habido 74 participantes. Siempre me ha parecido muy difícil eso de subir cuestas y mucho más sin la cadena tractora y a base de sacar impulso, yo qué sé de donde. Para mi que el asunto tiene truco, que ni el gran Perico Delgado pasó de los primeros metros de la calle Real y mire, si alguien subía cuestas cuando estaba de buenas —había días que no lo estaba y todos sufríamos mucho— era él.

Hablando de ciclistas míticos, no puede faltar el recuerdo emocionado a Lucio Velasco, genio y figura del deporte de las dos ruedas allá por la mitad del siglo pasado, que nos dejó el mismo día de Navidad.

El gerente de la administración número 10, Luis Galindo, el día del sorteo.

El gerente de la administración número 10, Luis Galindo, el día del sorteo.

Dejo a los campeones para seguir con los pavos. Mire los de la peña del Bilbao, que fueron casi los únicos que se llevaron premio del sorteo de la lotería y claro, extendieron todas las plumas para celebrarlo. Un milloncejo en total repartido en participaciones de los décimos que salieron de la administración de Nueva Segovia. Yo, ya sabe, ni una pedrea. Pero me alegro tanto de la ventura del prójimo… ¿Usted no?

Dicen que la mayoría prueba después con El Niño. Según la estadística, cada uno de nosotros, segovianos, gastaremos 26,15 euros en ese concurso, que viene a ser el equivalente a las dos terceras partes del “subidón” que el Gobierno ha acordado para el Salario Mínimo Interprofesional. Lo dijeron el 27, así que no cabe duda que es en serio y no una broma de los Santos Inocentes. Luego se extrañarán de que el personal ande cabreado.

La cosa política anda casi parada, si no fuera porque el final de mes se verá animado con el último pleno en la capital, donde el nuevo reparto de fuerzas, con Arranz como alma libre, seguro que generará grandes momentos de esos que gustan al público: explosivos, sorprendentes e hilarantes. Podrá ver a IU apoyando el sí del PSOE; al PP absteniéndose como lo habría hecho IU en condiciones “normales” y a Arranz… Lo que quiera el pueblo que visita su página. Lo mismo hasta hay dos vueltas. La entrada al salón de plenos es libre hasta completar aforo y además lo ponen en internet. Yo lo grabo y lo pongo en bucle durante la cena de Nochevieja.

Los días previos han sido movidos. Ahí va la secuencia: Arranz deja el grupo socialista; el secretario de estos, Gordo, no oculta su alegría, pide perdón por haber tenido a este concejal y menciona a Arahuetes —si, hombre, el alcalde que se fue sin explicarse— para culparle de ese terrible error. El exregidor, corriendo entonces a facebook para amparar al edil caído… ¡Ay! Algo me dice que toca ajustar cuentas y lo mejor de todo es que se está haciendo en plena calle y a voces. Bueno, así vemos en directo al personal sin circunloquios. ¿No? Pues eso, ocupe su localidad que esto sólo ha empezado.

Está animado también lo del cambio de nombres de las calles, donde es el PP el que está más belicoso y anda moviendo todos los resortes a su alcance para evitar los cambios. Uno que es mayor, recuerda aquellos tiempos en los que las asociaciones vecinales servían de ariete político y mire, veo cosas similares a las que pasaban entonces… ¡Bah! Historias del abuelo, que son muy de la época navideña.

En estas fechas también se airean las estadísticas de todo tipo y la del INE sobre población es muy preocupante, que nos estamos quedando sin gente. Somos 1.400 empadronados menos que el año pasado y los que quedamos, viejos.

Pues así, usted me dirá. Le hacen a uno preguntarse si realmente necesitamos una Universidad o un supergeriátrico. Vale, de momento me quedo con lo de completar el campus de la capital, que los de la UVA se están esforzando y han logrado cuadrar el proyecto en 10 milloncejos, mucho más barato que el anterior. Ya veremos si este año puede ser, hombre.

Es tiempo de buen rollo, así que voy a pasar de puntillas por el dato de que la cifra de muertos en nuestras carreteras ha sido más del doble que el año pasado, 17 en total, sin que nadie de una explicación coherente. ¿Se habrá acabado ya el efecto del carné por puntos? ¿Será que las multas aportan recaudación pero hacen poca prevención? Las autoridades competentes —y sus representantes provinciales— están muy preocupadas, dicen.

Pintada-acueducto-Almira1(p)Acabo acordándome de la inconsciente menor que al parecer es la autora de dos pintadas en el Acueducto, que quiso plasmar las iniciales de sus amigos en el monumento. Parece una chiquillada, pero ya verá como alguno se empeña en buscar castigos ejemplarizantes. De entrada ya me parecieron demasiado elevadas las palabras de De Santos, la edil de Patrimonio, considerando esta “la agresión más fuerte” que ha sufrido el monumento, pero luego tardara tres días en hacer su limpieza… Hombre, lo del canal de acero tampoco estuvo mal ¿Eh?

Le dejo, que tengo tarea preparando con mi equipo de asesores los temas de discusión con mi cuñado, el listo, durante la cena de Nochevieja, justo después de trinchar el pavo. Tengo a mi favor que jugamos en mi campo y que estoy entrenando a fondo. Se va a enterar.

A ver si puede ser que 2015 sea un gran año para usted y para mi, caray.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. La verdad, don Justo, está mal lo de la pintada y, por supuesto, tiene que tener una contestación tajante por parte de ‘Menores’. Pero hay que tener valor para elevar la voz, como usted muy bien dice, tratando el Patrimonio como lo tratan nuestras autoridades competentes -?-. Le deseo salud y un gran año también a usted.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *