web analytics

Un candidato inquieto, dos portavoces locuaces y un espíritu en el desierto

Hoy empiezo por Cuéllar, donde el aperitivo de las fiestas fue la presentación de Cuéllar7.com, el primer hermano de acueducto2.com, entregado a la información en aquella comarca y bajo la batuta de Ignacio Montalvillo, que hizo las presentaciones junto a los editores, Besa y Sanjosé… Todo el éxito del mundo.

Está la Villa que arde y en medio de las fiestas, que ya sabe que no siempre satisfacen a todos. Que les pregunten a los de la peña El Encierro, muy, muy enfadados con el programa (como siempre) porque dicen que no innova de un año para otro (como siempre).

Si es por fiestas, pues le cito algunas: Santa María La Real de Nieva (ya sabe, Cirios); Sepúlveda (fiesta y toros); Cantimpalos y hasta los barrios capitalinos de San Andrés o Nueva Segovia, donde la “semana cultural” se ha basado en campeonatos en la cumbre de tute, mus y otros juegos de cartas… Pues eso.

Pero por su trascendencia, vuelvo a las recién terminadas de La Granja, que parece que han dejado secuelas. ¿Se acuerda que el alcalde, Vázquez, dijo hace meses muy solemne él que no trataría de repetir para es cargo y la semana pasada va y se desdice y anuncia que quiere seguir siendo alcalde?

Sí hombre, es el mismo que la misma semana pasada y meses antes también, sostenía muy serio que sería además candidato a dirigir su partido en la región y que ahora, lo último, dice que no, que mejor se retira…  ¿Será que le convencieron el lunes, cuando hacía de anfitrión en la degustación masiva de judiones en su pueblo? Allí estuvo Ana Redondo, otra candidatable firme… (dicen)

Pero espere, que no me quiero ir del Real Sitio, que tengo que dar cuenta de la pelea (bastante tosca en las palabras) entre el portavoz de la oposición allí, Gómez, y el viceportavoz de la oposición en la capital, Folgado. Ya ve, los dos con trabajos similares y unidos por las siglas PP. Pues se han liado como en las mejores tabernas.

A ver si puedo resumirlo: el de Segovia hace en las redes un comentario despectivo hacia el trabajo del de La Granja, que responde a bote pronto descarando al primero por su papel en la destrucción de Caja Segovia, poniendo en tela de juicio su fidelidad al partido, dedicándole bonitos calificativos (“falso” el más suave) y devolviéndole la invitación a tomar café indicándole nuevas formas de ingerirlo, tal como nos enseñó en su día el gran Camilo José Cela. ¡Buen rollo!

El diálogo ha gustado mucho al también concejal en la capital (este socialista), Arranz —sus propias peleas con la mitad de su partido en las redes sociales fueron muy seguidas en su día— que lo ha replicado y difundido tanto como ha podido en los últimos días.

A ver si acaba agosto y empezamos a ponernos serios, que esto de la relajación veraniega comienza a cansar. Dígame usted si es serio que Tarzán o la mona Chita aparezcan en los debates del pleno municipal o que la apertura de una sede de hamburguesería multinacional se convierta en una de las noticias más comentadas de la semana…

Llegado aquí, quería yo comentar con usted… Si en una ciudad que protege el adoquín como si fuese un tesoro se corrige el desastre que hizo una firma privada con una mala obra (a la que no se ha exigido que arregle el desaguisado) cubriendo el pavimento con cemento para ver si así agarran al firme las ruedas de los autobuses cuando lleguen las lluvias ¿Puede usarse la palabra “chapuza”?

Bueno, vamos con la gente que hace cosas y procura hacerlas bien. Por ejemplo, otra vez, la asociación Plaza Mayor que ha vuelto a montar el ciclo de Música en los Corralillos en medio del éxito de pública y crítica. ¡Y van 18!

Acabo mirando al Sahara, que de allí llegan llantos que se juntan con las lágrimas que derraman los que conocieron a Luis Yuguero, fallecido tras una dura enfermedad. Uno de esos hombres que se marcó un objetivo en la vida: ayudar a otros en lo posible, con especial empeño en hacerlo con el pueblo saharaui y hasta el último momento.

¿Ve? Pese a todo hay gentes que te ofrecen referencias claras para seguir creyendo en la gente.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Muy bueno Don Justo, no le había leído nunca pero no me lo pierdo mas.

    Post a Reply
  2. Gracias Justo, en nombre de muchos segovianos, por su recuerdo a Luis. Efectivamente hay personas que aún nos hacen creer en el ser humano, en su acepción academicista de sensibilidad, compasión de las desgracias de nuestros semejantes.
    Muy bueno lo del ‘guarreado’ de la calle San Juan, ya sólo falta que asfalten toda la ciudad. Con una encuesta lo solucionan que personas con sensibilidad, como Yuguero, quedan pocas. En la Corporación municipal ni le cuento: a las pruebas me remito. Por cierto ¿Hay Concejalia de Patrimonio en su ciudad?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *