web analytics

Para después de Semana Santa

Seguro que se acuerda de la Caja de Ahorros. Si, hombre, le hablo de aquellos tiempos en los que los bancos y cajas respetaban a los clientes y su dinero. Era esa entidad tan de la tierra como el Acueducto y acabó en liquidación enterrada en aquella unión de otras similares y el agujero de Caja Madrid. Bueno, pues si en eso de Bankia quedaba algo de recuerdo de aquella institución guárdelo celosamente en el disco duro porque eso ya es otra entidad con sede social en Valencia y las operativas en Madrid y Barcelona, lejos de nosotros. Eso si, con presidencia del incombustible Ignacio Goirigolzarri —1,65 millones de sueldo fijo más incentivos— al que conocimos en aquellos años aciagos de la década pasada.

Esta semana andaban cambiando los carteles en las oficinas, también en la principal. Antes de los móviles la gente quedaba “en la Caja” pero mire, me niego a quedar “en Caixabank”, que se me hace muy raro y además no suena tan bien como antes. A ver cómo se lo explico: hay 57 oficinas en la provincia de Segovia y en más de una decena de localidades habrá sede duplicada del nuevo banco… Total, que hay 253 trabajadores con las piernas rilando y esperando, que decían que esto se empezaba a negociar con los sindicatos tras la semana santa… Ya le contaré.

Hay un montón de cosas pendientes para después de la Pasión. Por ejemplo, Navacerrada ya ha cerrado temporada de esquí y, supuestamente, para siempre después de más de 60 años aunque queda la esperanza de que la comunidad de Madrid pelee un poco más para evitar el cierre, que lo dice su consejera de Presidencia, Eugenia Carballedo, en un concentración convocada por la Federación de Deportes de Invierno de Madrid al que no acudió ningún representante de Castilla y León… En la línea habitual.

Un rescate en Claveles (Archivo)

Hombre, la montaña. A veces me dan ganas de apuntarme también a los que quieren poner puertas al campo pero esta vez me conformaré por reseñar que este sábado ha habido que volver a ayudar a bajar —bueno, lo ha hecho la Guardia Civil que tiene más paciencia con estas cosas— a varios excursionistas de esos que se equipan por catálogo y echan a andar montaña arriba y acaban perdidos, mojados y asustados. También se produjo este domingo el accidente recurrente en la cresta Claveles, en Peñalara. Ya sabe: caída, pierna rota en el mejor de los casos y evacuación en helicóptero. Pues eso. Y sólo estamos empezando la primavera.

Hala, voy bajando hacia Segovia pero me paro un momento en el Pontón que han estado los de la serie de “la casa de papel” (ya sabe, atracadores más listos que el hambre de esos con los que empatizas) con la pared del embalse como fondo de la escena. Vamos, digo yo que eso de esos polis que he visto en vídeo tirando puertas de la barriga de la presa con un ariete son del cine y no un intento real de tomar la presa a la CHD para municipalizar su gestión ¿No?

Rodaje de “La casa de papel” en el Pontón.

Que no, que en el Ayuntamiento no son de dar golpes de mano, menos estos días de calma chicha en los que el fallecimiento de José Luis Huertas ha provocado una especie de tregua que, claro, durará “hasta después de Semana Santa”. Hay algo de tensión en el Gobierno municipal, que el PP amenaza con volver a la carga para pedir más explicaciones y dimisiones a la concejala, Gina Aguiar; Ciudadanos insiste cada vez que opina de cualquier cosa que Luquero se debe marchar por agotamiento de proyecto y Podemos quiere plantar guerra con el asunto de la gestión del aparcamiento de la estación de autobuses. Ya le voy contando que ya ve que hay partidas en juego.

Mientras, es el portavoz, Jesús García, el que proclama el supuesto éxito de los bonos comercio emitidos por el Ayuntamiento aunque se han necesitado siete meses y dos campañas, una de ellas en plena Navidad, para “colocar” los 400.000 euros en bonos que se presupuestaron en 2020 con dinero municipal y de la Junta… Me da a  mi que la cosa es mejorable, más a la vista del funcionamiento de iniciativas similares en otras ciudades.

La verdad es que hay cosas que parece que son pero luego resulta que solo a medias. Por ejemplo, ando mosqueado con lo del ascenso de la Gimnástica Segoviana, que ha hecho la mejor temporada de su historia y ha subido de categoría mucho antes de que acabe la competición, sobrados… El problema es que en la práctica ¡sigue en la cuarta categoría del fútbol nacional! Es culpa de una reestructuración del fútbol profesional que ha incrustado en la lista una especie de “Primera B” pero mire, que la “Segunda Real Federación Española de Fútbol” (así se llama) vaya a ser “más profesional y con mejores equipos que la tercera de ahora” me parece poco premio para tan brillante temporada. Como sea, enhorabuena y éxito al equipo, que es el nuestro allá donde juegue.

Estaba este sábado con una oreja en el partido de León y la otra en el pabellón Pedro Delgado, que les tocaba a mis amigos más jóvenes —ya sabe, de 60 a 64, los niños de mi panda— lo de la vacuna de la covid esa que la Junta ha puesto esta semana santa por sorpresa, que el martes decían que nada de pinchar a nadie durante el puente y el miércoles pedían que fuera al pabellón todo nacido entre el 56 y el 58, que les había llegado una remesa “inesperada”. Ya ve que todo está milimetrado en este proceso. Bastante me parece que fueran 1.200 a poner el brazo.

Todos los días me pasa lo mismo, se me queda todo amontonado para el final y me toca soltarlo de golpe. Vamos allá: la Diputación está haciendo en Bernardos un puente para cruzar hacia Carbonero el Mayor que costará un millón de euros. No es moco de pavo dado el escaso número de obras de cierto calado en la provincia.

De Cuéllar salió esta vez la procuradora de Ciudadanos, Marta Sanz, (ahora busco una foto para ayudarle a recordar) para manifestarse en Segovia en cuerpo mortal y rememorar lo de la moción de censura en Castilla y León y criticar las presiones del PSOE para que cambiaran los votos de Cs… Sanz no olvidó decir que Igea es el mejor de los mejores. Yo también digo eso de mi padrino, claro.

Le recuerdo que este lunes está en Segovia la ministra, Reyes Maroto, de visita institucional. ¡Qué nervios! Lo mismo trae una receta mágica para aliviar al sector del Turismo que tanto está sufriendo… No es por hacerla de menos pero a mi a la que me gustaría ver es a la vicepresidenta Carmen Calvo para comentar algunas cosas de lo del Centro Logístico de Defensa que se adjudicó a Córdoba

Ahora que menciono lo de la vicepresidenta me acuerdo de que España es, desde el otro día, el único país del mundo con cuatro mujeres vicepresidentas, que lo recordó ufano Pedro Sánchez… Es cierto. Creo que también me va a costar encontrar otro país con cuatro vicepresidencias a la vez o con 22 ministerios. A la vanguardia, siempre a la vanguardia.

Esto… Los últimos datos de la pandemia son pésimos para Segovia y me temo que vamos otra vez para atrás… ¿Me hace el favor de cuidarse y seguir derrochando paciencia?

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On
468 ad

3 Comments

  1. ¡Qué maravilla de país! los primeros en sueldos de políticos. Si añadimos a los 22 ministerios los de las CCAA, la repanocha 😉

    Post a Reply
  2. Creo recordar que el agujero de Caja Madrid no era tal, sino de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, a la que obligaron a absorber.

    Post a Reply
  3. La Caja de ahorros del Mediterraneo no ha estado nunca ni con Caja Madrid ni con Bankia.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *