web analytics

Bankia y Caixa completan la fusión conectando 57 sucursales (de momento)

CaixaBank informa por carta a los clientes de Bankia de que, en adelante, pasan a serlo de CaixaBank a tenor de la fusión suscrita por ambas entidades en 2020, que tiene más de absorción de la primera por la segunda. De ahí que el único logo visible sea el de CaixaBank.

En cualquier caso, la entidad recomienda a los clientes procedentes de Bankia que sigan operando en sus sucursales de referencia, en tanto se completa la “fusión operativa”, es decir la unión de los sistemas informáticos y que no estará lista hasta el último trimestre del año. El banco recibió el pasado viernes la autorización del Banco de España para “la fusión efectiva”, momento a partir del cual los clientes de un banco son los del otro y viceversa, bien que siempre bajo el logo de Caixa.

Si está plenamente integrada la red de cajeros automáticos, por lo que a fecha de hoy se puede operar por cajero sin comisiones con independencia de la entidad de procedencia. Asimismo, en la misiva se informa de que CaixaBank asume todos los contratos que hubiera con Bankia si bien en los próximos meses habrá que estar atento a la correspondencia para la actualización de contratos que procedieran.

La fusión afecta en Segovia a cerca de 350 empleados, 300 procedentes de Bankia. Son 57 sucursales (46 aportadas por la red de Bankia) y de momento no hay informaciones relativas a la más que previsible reestructuración de la red en la provincia y que tiene en vilo a los trabajadores. Con Bankia, el banco ya era, y de largo, el más importante de la provincia, liderazgo que no hace sino acentuarse con la nueva fusión y que apareja una cuota de mercado próxima al 70%, casi un monopolio.

Solapamientos y personal en vilo

Y eso que en la capital y a lo largo de 2020 Caixa cerraba dos de sus cuatro sucursales y aún así sigue habiendo un notable solapamiento de la red física. El caso más paradigmático está en la Avenida Acueducto, donde Bankia mantenía la oficina de referencia de la provincia (herencia de Caja Segovia) y al lado Caixa hace lo propio con una oficina, además, recientemente remodelada.

Pero el solapamiento persiste también en la provincia, con localidades como Cuéllar, El Espinar, La Granja, Sepúlveda, Coca, Cantalejo, Nava de la Asunción, Villacastín o Mozoncillo donde Caixa y Bankia eran rivales hasta 2020 y donde se esperan ajustes de plantilla y rediseño de la red.

En España la nueva CaixaBank atiende a 20 millones de clientes (y otros dos millones más en Portugal, donde opera como BPI) con una plantilla de 50.000 trabajadores. No hay plan todavía encima de la mesa, que estará antes del verano, pero se prevé que el “ajuste” se lleva más de un 10% de los puestos de trabajo y buena parte de las sucursales solapadas.


Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. Bueno, habrá que sacar la pasta de esa entidad y depositarla en alguna de las Cajas Rurales de nuestra tierra.

    Post a Reply
  2. Veo la antigua sede de Caja Segovia como otra Residencia de Universitarios de la IE o un salón para comidas recalentadas para madrileños y chinos postcovid. No va a quedar nada de la ciudad, es ya un decorado de película, hasta que cualquier día nos vendan el Acueducto por piedras.

    Post a Reply
  3. Pues yo lo veo como un hotel restaurante pero no solo para madrileños y chinos, también vienen de más lados.. hay más vida que al otro lado de la sierra.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *