web analytics

Más rápido que la alta velocidad extremeña

Pues me quedo más tranquilo sabiendo que “todos los españoles somos catalanes con independencia de donde vivamos, igual que los catalanes son gallegos y andaluces, vivan donde vivan”, que lo ha dicho Feijóo. A veces me pregunto que pensarán los políticos y otros cuando sueltan las cosas que sueltan. ¿Se reirán con sus amigos? ¿Les matará el bochorno? ¿Preguntarán a sus asesores de qué va el siguiente acto?

Bueno, no hay que ser muy duros que nadie está libre de columpiarse tratando de salvar los muebles ante un micrófono donde a uno se le exige rapidez mental y no me negará que a veces son imaginativos. Mire el presidente de Renfe, Isaías Taboas, sobre el “tren rápido” extremeño. ¿Qué los trenes se retrasan? Pues “incrementamos los tiempos de viaje para que la gente no tenga la sensación de que llega tarde”…  ¡Anda! El mismo truco que usa el Ayuntamiento capitalino con los plazos de sus proyectos. Por cierto, ya hay AVE a Burgos. Pasa y para por Segovia una vez al día en cada dirección.

A ver, que se dan situaciones muy raras. ¿Qué hace uno cuando le donan centenares de piezas de disfraces para recreaciones como hizo el americano Gary Beals con la Diputación provincial? Pues las destina al uso de los grupos de teatro y ayuntamientos que preparen fiestas con “recreación histórica” como comprometió, casco medieval en mano, el vicepresidente, José María Bravo, en mitad del patio del palacio provincial… ¿Qué toca ahora? Preguntó después a sus asesores.

Estaba contento esta semana Bravo porque el Juzgado no ha admitido la denuncia del PSOE por la contratación del director del teatro Juan Bravo, Marco Costa. Vale, que el culebrón tenía tintes de intento de vendetta de los socialistas por el asunto de la concejala, Gina Aguiar, cesada por irregularidades en su gestión en el Ayuntamiento de Segovia pero oiga, la respuesta en las redes sociales del interesado, Costa, o del portavoz del PP en el Ayuntamiento, Pablo Pérez que yo resumo en un “te he ganado, chínchate”, pues tampoco resultó muy adecuada, la verdad.

Más fino estuvo el propio Pérez en su intervención en el pleno, cuando  que el portavoz de Podemos, Guillermo San Juan, fuese capaz de atacar al del PP por sus críticas al Gobierno en materia de desarrollo económico de la ciudad y al tiempo usar argumentos muy similares de reproche hacia los mismos gobernantes por la misma cuestión… Eche un vistazo a las grabaciones de los plenos. Ocurre a veces. Ah, si. Se aprobó el Plan Parcial de Prado del Hoyo. Dicen en el Ayuntamiento que habrá un antes y un después para Segovia de que ese suelo esté listo para tener industrias. Esto ya lo he oído yo antes con lo de la estación del tren, la autopista de pago y otras cosas. Bah, esta será la buena, digo yo.

Le toca a la alcaldesa, Clara Martín, que la he oído explicando que se había quedado desierta la contrata de los aparatos de apertura y control del (eterno) aparcamiento de la estación de autobuses y mostrando cierto estupor por no haber recibido ofertas de las mismas empresas a las que se había preguntado para poner el precio al contrato. Será casualidad, oiga, pero lo de las ofertas de proyecto desiertas en el Ayuntamiento de Segovia tiene algo de repetitivo. Pasa con los puestos de castañas, los de refrigerio o los de lectura en los parques… ¿A ver si va a ser que son contratos poco atractivos?

Miembros de la comitiva de las Ciudades Patrimonio en el Camino.

No estaba para dar muchas vueltas al asunto Martín, ni el concejal, Miguel Merino, que tenían que hacer las maletas para irse a Santiago de Compostela a caminar unos metros del Camino en una comitiva que incluía niños. Había asamblea general del Grupo de Ciudades Patrimonio —una reunión rápida— y muchos actos durante dos días en torno al apóstol… Si es por el bien de los tesoros distinguidos por la Unesco, ¡venga ese abrazo al santo! (Ah, no, que vivimos en la era covid).

Venga, una de médicos. Bueno, un par de ellas. Qué quiere que le diga, estoy seguro de las vidas que ayudará a salvar y de la utilidad y que tendrá un angiógrafo vascular en el hospital de Segovia pero viendo como se reparten 40 aparatos médicos (de los caros y buenos) por toda la comunidad, pues me sabe a poco… Esos aceleradores lineales para Ávila, Salamanca y Valladolid, ese TAC para todos, esas gammacámaras… Otra vez que me asalta esa sensación de que Papa Noel me han traído unos calcetines gordos mientras en el resto del bloque hay juguetes para todos. A soñar con los Reyes, otra vez.

Quizá me quejo de vicio que mire, no tendremos médicos para atender los consultorios de los pueblos de la zona de Nava de la Asunción y Navafría pero la Junta ha puesto taxis para que el personal pueda ir a los pueblos con consultorio principal a por las recetas y consultas. No me convence y tampoco lo hacen mucho las peonadas vespertinas para atacar las listas de espera de a (redondeo) 400 para cirujanos, 300 para médicos de Primaria y un poco menos para enfermeros. Si la lista baja, voy a decir, un 30 por ciento de aquí a fin de año, prometo rectificación en negrita en esta misma sección.

¡Qué caramba! Que un galeno bueno es un galeno bueno. A ver en manos de quién va a ponerse uno cuando aparezca a las seis de la mañana en urgencias con un sacacorchos clavado en la espalda tras una bronca de bar. Mire que me pregunto veces qué le pasa por la cabeza a alguien que sale una noche de fiesta con una navaja ¡o un sacacorchos! en el bolsillo… Chico, no se me ocurre una sola respuesta. Cerebro en blanco.

Otros, como los atracadores de la oficina del Santander en San Cristobal de Segovia hacen el “trabajo” sin armas y sin palabras y a plena luz del día. Mire que el alcalde de la localidad, Óscar Moral, había recibido críticas por las cámaras de “control de tráfico” que instaló por todo el pueblo pero a cuyas grabaciones acudió la Guardia Civil nada más producirse el robo. Sin noticias de los cacos, de momento.

Ha vuelto a ocurrir. El Atlético de Madrid en pleno ha paseado por calles de Segovia para acabar metiéndose un cochinillo entre pecho y espalda en José María. Son mucho de mantener las tradiciones los del Cholo así que actuaré como un atlético cada mes de julio: “Este año si, ya lo verás”.

Oiga, hace mucho calor y las alertas sobre escasez de agua y posibles y firmes restricciones comienzan a extenderse por la provincia. Sea moderado en el consumo que el verano amenaza con ser largo e intenso…

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Excelente resumen de la vida sociopolíticoeconómicacultural segoviana.

    Post a Reply
  2. Lo del tren para nota: a Burgos, pasando por Valladolid y la línea de Madrid-Burgos abandonada ¿será por franquista? pues se empezó con Primo de Rivera ¡Ah!, que tambié era dictador, pues nada.
    La foto del señor Costa, para llorar. Si este es el comportarse del ‘encargado’ de una de las más importantes instituciones culturales segovianas mal vamos (aunque viendo cómo utilizan las redes sociales los políticos actuales nada extraña).
    Muy buen resumen cómo siempre. Y el Atletí igual: ‘Este año sí…’cómo siempre comerá cochinillo de lo demás ¡Ja! ni oler copa 😉 ¡Salud! señor Verdugo.

    Post a Reply

Responder a Blanco nuclear Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *