web analytics

El maestro armero

Si yo fuera maestro armero me apuntaría, ciegamente y sin dudas, a la próxima película de Alec Baldwin o alguna así pero, en cualquier caso, no me quedaría en Segovia, donde ese oficio se me antoja realmente peligroso por las múltiples pedradas de culpa que puedes recibir desde el Ayuntamiento de Segovia, donde se celebran los aciertos —si los hubiere, no sabría decirle ahora— pero los errores o cuando menos, las situaciones complicadas o de “riesgo de crítica”, se achacan siempre a terceros.

Quedábamos boquiabiertos cuando la primera reacción del Ayuntamiento ante la electrocución de un perro por contacto con una farola fue la de culpar implícitamente al propietario del animal por “atar al perro a una farola sobre un charco”, que además de una explicación surrealista es una versión que niegan tajantemente los testigos. Fíjese que no llego a creer que se quisiera mentir por compulsión sino que, simplemente, se trataba de salir del paso de la crítica que se avecinaba: “ha sido culpa de otro”. Eso si, mientras tanto las luces de las aceras de la Avenida llevan apagadas dos semanas y sigue sin aclararse por qué las farolas daban calambre o si la situación de peligro que se produjo hubiera podido provocar disgustos aún mayores.

Con honda va lanzado el chinazo del fracaso estrepitoso de los presupuestos participativos de los que, escuchando a la alcaldesa, uno podría llegar a asumir que los que han tenido la culpa del desastre son ¡los representantes vecinales! que al parecer se emperraron en el Consejo de participación en que se votara sobre arreglos puntuales de cañerías o aceras levantadas en los barrios en lugar de hacerlo sobre grandes proyectos de ciudad que “es de lo que hemos sido partidarios siempre”, dicen desde la Alcaldía, ahora seguros de que con ese tipo de propuestas las colas para votar darán la vuelta a los centros cívicos. En esta ocasión y en aras a la democracia pura, dicen, no ha primado el lema “yo gobierno, yo decido” que tan claro se pronuncia en otros momentos. Y así han ido pasando tres ediciones esperando con fe “a ver si este año se animan a votar” pero como los votanes no se han animado, se llevan la regañina.

Otro. Lo del fútbol de primera en la Albuera, en riesgo de no poder celebrarse porque no se han instalado suficientes torres de luz en el estadio municipal. Pues va la alcaldesa y se coloca seis metros de venda antes de que llegue la herida de la crítica de los aficionados y allegados: “la Junta no pone dinero en instalaciones deportivas” ha acertado a decir en rueda de prensa. Tiene algo de razón, que a veces parece que la Dirección General de Deportes no tiene a Segovia en sus listados de capitales de provincia de la comunidad. Tampoco consuela que el Gobierno de España también parezca tener el mismo lapsus o que el Ayuntamiento, que ha dispuesto este año de una cantidad inusual de dinero para inversiones por el uso permitido de los remanentes, haya destinado medio millón escaso para Deportes. La cifra evidencia el grado de importancia que se da al departamento en el Ayuntamiento y también que no ha habido hasta ahora ninguna intención real de priorizar la instalación de las luces. Pues ya verá que en los próximos días el quejío sostenido será que “la Junta no pone dinero para alquilar torres de luz de emergencia para los partidos de Copa”. En un par de días.

La última pedrada a terceros que le cuento hoy. Este 18 de noviembre viene a Segovia el presidente de la Junta dispuesto a hacer inauguración oficial de la segunda fase del campus María Zambrano —ya, a destiempo, que eso está abierto y funcionando hace tiempo—y será Alfonso Fernández Mañueco el que acapare los discursos. Ante esto, la regidora ha optado por dos acciones que serían una auténtica muestra de audacia en cualquier colegio de Primaria: por un lado ha recordado que los terrenos sobre los que se asienta la Universidad los cedió la ciudad hace años, por si a Mañueco se le olvidaba mencionarlos en sus parlamentos.

Por otro, la Alcaldía ha rematado enviando a los medios las previsiones de actividad pública en los que se cuenta que la alcaldesa irá al acto, pero en el papel ni se cita el nombre del visitante o que lo que hará, técnicamente, será recibir al Presidente de la Junta como le corresponde hacer a la máxima autoridad de la ciudad, la presidenta del Gobierno municipal.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On
468 ad

9 Comments

  1. Las excusas del Ayuntamiento en el tema del perro han sido vergonzosas. Echar balones fuera de una forma bochornosa e hiriente para con los dueños del animal en vez de asumir posibles fallos.

    Post a Reply
  2. Y que quiere usted don Fernando. “lo que natura no da, Salamanca no presta”. No hay más hueso que roer. Ahí sigue el CATapum (cuando llegue las elecciones otra chorrada se ocurrirá) desde tiempos, del señor de la espantada, y sus discípulos (aunque regalados) siguen los pasos teóricos de ‘grandes proyectos a concurso o votación’ y en la práctica ná de ná, salvo un buen remanente (tras la pandemia, más) para no perder soldada y ‘asesores mil’. Y en esas seguimos… Ya nos contará usted.

    Post a Reply
  3. Encuentro muy acertadas las críticas de su artículo. Y agradezco que se fije en la nula inversión que las administraciones hacen en cuestión de Deportes. El fútbol va siempre el primero, pero tenemos una gran necesidad de un módulo cubierto para la práctica del atletismo. Los atletas segovianos están en clara desventaja respecto a otras provincias de Castilla y León. Los entrenamientos se hacen en muchas ocasiones con climatología muy adversa y a veces ni se pueden realizar.
    Y respeto a la muerte de un perro electrocutado, pienso en la impotencia, rabia y dolor que tiene que sentir la familia que no habrá recibido explicaciones ni apoyo.

    Post a Reply
  4. ¡Gastémonos un dineral en torres de luz para jugar un partido al año! Que si sería una buena inversión y muy bonita, pero todo no se puede, los atletas modulo de atletismo, luz para la albuera, césped nuevo para el N. Segovia, barrios incorporados sus propias instalaciones, vestuarios en el campo de nueva segovia para no tener que hacer kilómetros hasta el perico y así un largo etc. Todas peticiones legitimas pero luego que nos bajen los impuestos….

    Post a Reply
    • Gastémonos el dinero de los segovianos a mansalva en eventos como el Hay Festival solo porque nos interesa a nosotros.
      Destinemos partidas presupuestarias mínimas en Deportes porque no nos gusta eso de hacer ejercicio.
      Un ayuntamiento representa a sus ciudadanos y debe estar a su altura.
      Si dos de tus máximos representantes deportivos no pueden acoger sus partidos de primer nivel en su ciudad se estará dañando la reputación de los segovianos y, por ende, la de la marca Segovia.
      Hay que gobernar con la vista en el ciudadano y no en los intereses propios, que luego pasa como con La Cárcel – Centro de Creación…
      Pd: lo que se están ahorrando en luz estas semanas en la Avda. Constitución ya lo pueden ir aportando para otras luces, las de La Albuera.

      Post a Reply
      • Vaya mezcla de temas que haces José. Al final no queda clara tu postura ni tu opinión.

        Post a Reply
        • Los presupuestos tanto de Cultura como de Deporte deben ir de la mano para congraciar a todos los segovianos.
          Como bien decía Aristóteles la virtud está en el término medio, ese punto de equilibrio en la balanza.
          La democracia debe auspiciar por igual las diferentes iniciativas de interés para su población, siendo justa y ecuánime, no dejándose llevar por los intereses de unos pocos y, con ello, desequilibrando la balanza.
          Quizás mi grácil uso de la retórica te distrajo del objetivo del comentario.
          Saludos Bati.

          Post a Reply
          • Gracias por tu nueva explicación José y gracias también por hacerlo en tono amable. Por otro lado, creo que los presupuestos de deporte y los de cultura son diferentes. Creo que Segovia está muy dotada de campos de fútbol del mismo modo que también está bien dotada de espacios para actividades culturales. Otro tema es que la calidad de lo que ofrecen sea atractiva para la ciudadanía. Por lo que se ve, desde el Ayuntamiento no la ofrecen y por eso no obtiene el respaldo de público suficiente. O también que el público segoviano no tiene interés en nada (que es lo más probable). Un saludo.

      • Si se tienen que ir a jugar fuera esta claro que será un perjuicio y espero que no sea así. Pero desde luego que gastar un presupuesto de 300.000€ para instalar más luces en un campo que o sorpresa ya cuenta con luces para jugar partidos más que de sobra pero no se puede hacer esa inversión para dos días al año
        Igual que dices de gastar dinero en la cultura lo mismo te quejas porque a ti no te interesa pero al resto de los segovianos si. Segovia cuenta con 4 campos de fútbol creo que no esta mal. Así que a llorar por unos focos dos días al año es bastante populista.

        Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *