web analytics

El limón siempre deja sabor agrio

Clara Luquero y Paloma Maroto catan agua en la plaza Mayor.

Siempre me ha parecido que los catadores —los buenos, digo, no los de guía de dominical leída a alta velocidad por esos que se ven por ahí haciendo gestos y comentarios estúpidos con una copa en la mano— son gente especial porque mire, tienen mucho gusto. Por eso me tomo como una anécdota que la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, se ponga a catar agua a ciegas y elija como la mejor la muestra de agua envasada y califique como la peor la que se suministra a la ciudad desde la Etap del Rancho del Feo y como la segunda que menos la gustó la que se toma del Pontón. “Me he tomado un caramelo de limón justo antes de la cata” decía ruborizada cuando se desvelaron las procedencias del agua que había probado…

Alfonso Reguera.

Debe de consumirse mucha de esa fruta en el Ayuntamiento donde anda el personal como con dolor de estómago. Mire si no al concejal portavoz, Alfonso Reguera, al que cada vez que se le abre un frente de queja le da por responder con amenazas, desplantes o variadas ofensas. La última que ha montado ha sido con la Policía Local, un colectivo del que dicen que el edil se ha convertido en el principal aglutinador por su enumeración particular de las funciones que realizan y a los que sólo le faltó llamarles “guindillas” por reclamar mejoras de todo tipo previa advertencia de medidas de presión que ya se están plasmando en los primeros actos del inicio de la Semana Santa.

Los polis se plantaron en el pleno y los de la presidencia del hemiciclo estiraban sus cuellos hasta marcar las venas mientras la alcaldesa les amenazaba de expulsión desde el mismo momento que entraron, sin ruido y repitió la amenaza cuando se marchaban y “ya se desalojan solos” como admitió en su nerviosa gestión de la situación.

Protesta de policías en el pleno.

Pero la sensación de acidez ya se quedó toda la sesión. Eche un vistazo al vídeo que hay varios momentos de esos en los que durante los debates algún concejal de la mesa esa de alcaldesa y tenientes de alcalde se echa para adelante con gesto de ¿”tu a mi”? mientras la regidora o el que estuviera a su lado le sujeta el pecho con la mano… ¡Chico, más tensión que en una taberna de polígono a las cinco de la mañana!

De elevar el tono para defender sus posturas es también la socia de estos que le decía, la portavoz de Ciudadanos, María José García, que tras pasarse años proclamando ser el adalid de la transparencia se llevó por delante, con su abstención, la posibilidad de que una comisión investigara a fondo el Cat. (Lo admito, he perdido el euro que me jugué la semana pasada por esto. A veces soy muy iluso). La pirueta circense de los naranjas llegó a traducirse en la emisión de una nota de prensa tras el pleno en la que acusaba a los populares —los que propusieron la moción— de evitar que la comisión saliera adelante. ¡Y tan pimpirrinqui!

Bueno, de momento en Segovia los concejales, creo, no llegan a las situaciones de los de otras localidades de la provincia, que mire como está el patio en Codorniz, donde un concejal fue pillado asaltando una gasolinera disfrazado con chaquetilla verde como la de los Guardia Civiles que le detuvieron… Feo, muy feo, como lo es que el uso político que desde el primer momento se quiso dar a esta situación desde el PP y la larga cambiada del PSOE renegando desde el segundo momento de un hombre que habían llevado en sus listas electorales… ¡Ay! La política es como un gran limón valenciano que lo chupas y se te contraen los músculos.

Hombre, ya que estoy por la provincia me paso por Cuéllar donde los animalistas de Libera parecen ser los únicos en el mundo a los que la declaración de los encierros de la localidad como de Interés Turístico Internacional les ha sentado mal. El argumento es el de siempre: allí se maltratan animales. Y yo, que no quiero que me crucifiquen en Facebook el día que me visite la parca me voy a evitar el comentario sobre este mundo y algunas de las causas extremas que se mueven en él.

Basura en la plaza Mayor en fiestas.

Yo es que soy amigo de las fiestas y quizá por eso me ha parecido simpática la iniciativa de IU en Segovia para que el personal se mueva en las fiestas con un vaso de plástico reciclable colgando del cuello o el cinturón, dicen que para reducir la generación de basura en forma de envases en esos periodos en los que parece que la risa está acompañada obligatoriamente del trasiego de bebida. Vale, en el próximo San Juan vemos los efectos (del vaso, no de la bebida, digo).

Esos recipientes no son para los turistas “culturales” que ahora aparecen por doquier en las estadísticas y estudios sobre Turismo que se han presentado en los últimos días, que resulta que se gastan ¡1.080 euros por cabeza! en sus visitas a la ciudad. Claro, que las mismas estadísticas dicen que tan generosa entrada de dinero y visitantes no se traducen en la creación de empleo en el sector, que ese sigue inmóvil. Yo es que soy muy simple pero la cuenta que me sale es que algunos que ya lo hacían se enriquecen más con el crecimiento de los visitantes mientras el común de los segovianos no huele los beneficios y sí sus pegas… ¡Bah! Seguro que hay otra explicación. Ya preguntaré.

Lo que no tengo que preguntar, que ya me lo han contado, es el sueldo de nuestros procuradores: 70.368 euros al año en el caso de Silvia Clemente, Juan José Sanz Vitorio y Natalia del Barrio que parece haberse olvidado de aquello de rechazar todo lo que fueran más de 1.500 euros al mes…

Ya está este maldito dolor de estómago. Voy por el bicarbonato.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Y esto es todo amigos, que decía el otro. ¡Vaya panda! don Justo.

    Post a Reply
  2. Es inexplicable como el PSOE puede permitirse tener entre sus filas al Sr. Reguera, a menos que esperen que no les vote ni la familia, no pueden existir dos pensamientos tan antagónicos. Sr Reguera representa usted con sus formas ideologías y pensamientos que nada tienen que ver ni con el socialismo, ni con los obreros. Y mientras tanto la alcaldesa a pensar en títeres y como tirar el dinero de los segovianos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *