web analytics

A cámara lenta

Edificaciones devoradas por la lava.

Trato de acostumbrarme a este tipo de suceso, desconocido hasta ahora, en el que la catástrofe no es “eso que ya ha ocurrido” sino que está por pasar y ocurre a cámara lenta. Me refiero al volcán de La Palma donde la catástrofe se relata durante horas y se ofrece largo e impactante testimonio del sufrimiento del afectado de turno esperando horas a que la montaña de lava se coma su casa, su finca o su plantación. Empatizo enormemente con esas gentes y me gustaría que no se cumpliera lo que temo que será su vida cuando el volcán deje de manar y se marchen los periodistas…

La manifestación por la Sanidad desde el aire.   Foto: José Luis Mayoral.

A más velocidad fueron modificándose las cifras de asistencia a la manifestación en defensa de la sanidad, este domingo. Chico, en el lugar, la policía —con confirmación directa de la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín— calculó para los informadores “más de 2.000 personas” y la organización lo subió a 5.000 y luego a 7.000, curiosamente la misma cifra que aportó, ya por la tarde, la misma Subdelegación contradiciéndose a sí misma. Ya, al final, algunas plataformas organizadoras introducían el guarismo 10.000… Mire, en Segovia, una manifestación con más de 2.000 personas ya puede considerarse un éxito de los gordos —que pregunten a los sindicatos— sin necesidad de volverse locos sumando números exagerados por mucho que la reclamación sea justa. Muy justa.

Hala, a por los debates políticos de “altísimo nivel” sobre si el PSOE paga o no el IBI —que ya le digo yo que tiene toda la pinta de no lo pagaba en su anterior sede y que ha solicitado, acogiéndose a la ley, no pagarlo tampoco en la nueva a partir de ahora— con declaraciones vespertinas contradiciendo las de por la mañana hasta llegar a la conclusión de que el PSOE resulta que tiene por costumbre pedir exenciones con la única intención de rechazarlas luego. Y el periodista escuchando, muy serio.

La grúa retira un coche. (Archivo)

Claro, que, a falta de mejores ideas, el segundo escenario de la pelea va sobre si los del PP usan o no las tarjetas de aparcamiento asignadas a sus coches incluso cuando los conducen sus familiares… Lo mejor de todo es que se reconoce que la alcaldesa supo hace un año que esto lo había hecho un familiar del popular, Pablo Pérez, pero prefirió dejar este asunto en una cuestión doméstica “y no hacer públicos los hechos”, al parecer para no enfangar el panorama político según cuenta Aceves en una nota mientras celebra la clase mostrada por la presidenta del PSOE de Segovia que él mismo no ha sido capaz de imitar… Oiga, que hagan lo que quieran con estas peleas pero va quedando claro que lo que los políticos segovianos saben hacer bien es crear en el ciudadano la sensación constante de agravio y la idea de que su mundo es pantanoso y repleto de trampillas. Lo mismo un día de estos entran en debates políticos serios. Tenga fe.

¡Ay, los periodistas! El otro día celebraron una nueva edición del premio Cirilo Rodríguez, que ganó la corresponsal de RTVE en Asia, Mavi Doñate, con todos los méritos, aunque en puridad es la que trabaja con menos precariedad en este mundo de los corresponsales de los tres finalistas. Como estará la cosa en el gremio que, allí mismo y en directo, el finalista y freelance, Francisco Carrión, anunció que se retira de este circo después de lustros sudando la gota gorda en países árabes. Así andamos.

Naranjo, Doñate y Carrión, finalistas del premio Cirilo Rodríguez.

El ágape tras la proclamación que se ofrece a los invitados en los salones del parador tiene sus cosas tradicionales. Por ejemplo, la formación de grupos por color político o gremios. Destaca especialmente el de los socialistas que han hecho suyo ya hace años el espacio junto a la gran chimenea donde hacen piña endogámica concejales, diputados, procuradores y asimilados varios sin moverse demasiado hasta la hora de marcharse. También los populares y los de otros partidos hacen sus grupitos, pero improvisando ubicación cada año. Los periodistas y otros pululan de grupo en grupo y procuran estar algo menos tensos.

La media cúpula, una singularidad del edificio del Cat.

Bueno, que esto estaba centrado en las cosas que se mueven muy despacio y me viene al pelo sacar a colación lo del edificio del Cat, que está en el mismo punto en el que estaba hace más de dos años: pendiente de encargar a alguien que acabe los remates que le faltan al edificio. ¿Le pasa a usted como a mi y tiene la sensación de que no parece haber ningún interés en que el edificio pueda ponerse en uso? Anda que no soy mal pensado. Pero si hasta hay una lista de empresas interesadísimas en venir aquí, hombre. Creo que llaman cada día.

A ver, cosas aplazadas. Pues la obra de Padre Claret donde los técnicos insisten en que se compre un “adoquín del 12” para el que no hay ni plantilla y con la crisis esta de suministros dicen los alemanes —las piezas buenas vienen de Alemania, esto ya está hablado aquí— que no lo hacen antes de “33 Wochen”, ocho meses, vamos. Hay otros grosores disponibles pero como el canto de 12  centímetros debe ser que no hay nada mejor para Claret. Ya verá (con suerte) lo bien que queda. ¿No?

Y para 2024, si el Ministerio tiene a bien dar a la ciudad las subvenciones de Europa (y se cumplen los plazos, claro), el casco antiguo estará prácticamente peatonalizado y autobuses eléctricos harán el servicio a la estación Guiomar. Ya sabe que eso de peatonalizar, dependiendo del vecino al que pregunte gusta más o todo lo contrario… Por cierto, se celebró la semana pasada el Día sin coches ¿Se sumó usted? Pues el resto de los miles de conductores que subieron con normalidad al caso antiguo tampoco.

¡Ay! Que no me olvide de la inauguración del curso protagonizada en Segovia por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, con conexiones telemáticas en directo con centros de toda la comunidad haciendo alarde de tecnología en Educación… Lástima que no haya tantos técnicos y aparataje (ni inversión, que seguro que el acto en cuestión no fue barato) en el día a día de los colegios. No pude acercarme al mandamás, pero quería haberle preguntado por el convenio ese pendiente de firma para que los segovianos puedan usar la radioterapia de Recoletas aunque ya he oído al gerente regional decir que está en ello y que todo va en tiempo y forma… Pues estaré atento a las noticias.

Rey Enigma en un reto de ajedrez en plena calle.

Bueno, venga, cosas simpáticas. Está eso de la figura de Rey Enigma, un jugador de ajedrez itinerante y enmascarado que va por ahí retando en partidas múltiples. Suele salir bastante bien parado, que en Segovia jugó un montón de duelos y sólo perdió uno y firmó tablas en otro. Me gusta este asunto, ya ve. Lo malo es que lo pille un concejal y decida hacer un Festival Internacional o algo.

Celebración de un gol de la Sego.  Foto Juan Martín (G. Segoviana).

Lo de la Sego también es importante: cuatro partidos, siete puntos y con apariencia de que el equipo está cómodo en la competición. Qué siga la racha.

Lo de las cosas lentas. ¿Usted también cuenta mentalmente “5,4,3,2,1”, como si así acelerase el proceso, y luego aprieta muy rápido el botón de “saltar publicidad” cuando quiere ver un vídeo en internet? Yo si.

Cuídese, por favor.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On
468 ad

1 Comment

  1. Parra qué adoquines del no sé cuantos, si tenemos políticos ‘adoquín extra’.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *