web analytics

Clamor en Segovia por la sanidad rural: éxito sin paliativos

Más de 2.000 manifestantes convocó la marcha contra la reforma de la sanidad rural celebrada en la mañana del 26 de septiembre en las calles de Segovia. Llegados de las 9 zonas básicas de salud de la provincia, y con el añadido de usuarios capitalinos (los menos), los manifestantes convirtieron el Azoguejo en una extensión de los pueblos de la provincia, un amplificador de una demanda que lleva ya un año cociéndose: no quieren saber nada de cierres de consultorios rurales, quieren el regreso a una atención presencial, que cesen los recortes en la atención primaria. Que las cosas vuelvan a ser como antes.

¿Quién organiza? La manifestación es el colofón de un movimiento popular que en parte pero solo en parte se alimenta de esta magmática reivindicación de la España vaciada, que encontró una fenomenal palanca de reactivación con los cierres de la mayoría de los consultorios durante la epidemia del covid. Atenazada entre el covid y una creciente carencia de médicos de familia, la consejería de Sanidad intentó entonces iniciar por la puerta falsa lo que ya antes de la epidemia había sido formulado como una necesidad estratégica, la reforma de la atención primaria, rediseño del llamado Plan Aliste, la concentración de la atención primaria en cabeceras comarcales y generalización de la atención a demanda.

La movilización entró entonces en una segunda fase. El cierre de los consultorios ya no era una cuestión puntual, sino que amenazaba con volverse irreversible. Y la Castilla y León rural reaccionó. Las hasta entonces aisladas plataformas locales se asociaron en plataformas de zona, se convocaron manifestaciones en las cabeceras comarcales, todo un éxito. “Llevamos un mes y medio preparando esto, tenemos un coordinador por zona”, explicaba Rosa Arranz, de la organización. Movilizar, fletar autobuses, no aflojar la presión… Al calor de la impopularidad de la causa, los partidos políticos de la oposición, especialmente el PSOE, intensificaron los posicionamientos contra una reforma que ha estallado en la cara de esta Castilla y León feudo del PP.

La consejería dio marcha atrás, pero por mucha “marcha atrás” que políticamente conviniera, lo cierto es que la normalización de la atención primaria seguía topando con un hecho cierto, no hay médicos de familia y los pocos que hay no quieren establecerse en el medio rural. Prefieren las ciudades. “Cuestión de dinero”, explicaban muchos manifestantes. Desde el PSOE, cuyo líder autonómico Luis Tudanca acudió a la marcha rodeado del aparato socialista local, es la expresión de una política de recortes de los servicios públicos  auspiciada por el PP y que se ceba especialmente en la “España vaciada”, un relato que compartían también muchos otros usuarios, y no solo socialistas, también populares y de todo signo.

Y la movilización sigue. Ni un paso atrás respecto a cómo estaban los consultorios de atención primaria en 2019.

Marcha muy colorista, familiar, con eslogánes como “nos van a enterrar con esta sanidad”, referencias a Verónica Casado (“consejera no te enteras, no pedimos al olmo peras sino médicos y enfermeras”). También al responsable de la gerencia sanitaria de Segovia (“Elizaga, gerente, vente a vivir a Aguilafuente”)… Una “performance” con un ataúd rodeado de usuarios de luto. Bocinas, “chiflos” y lectura de manifiesto desde el Azoguejo, y vuelta a leer frente al Hospital. La marcha rodeó el complejo asistencial y se disolvió. Un éxito total con más de 2.000 manifestantes, según los cálculos de la subdelegación de Gobierno (que posteriormente elevaría la cifra a unos increíbles 7.000). Las gitanas del Azoguejo sentadas en el banco (“no se trabaja hoy”), sustituidas en el trasiego comercial por un vende bocinas, pitos y demás “mercha” manifestativo. Los turistas, urbanitas los más sin la menor idea de qué es un consultorio rural y la enorme importancia que tiene en el día a día de la España vacía, flipando… 

Como incidentes, nada que destacar. Algún borracho (en concreto uno) irrumpiendo en la zona de lectura de los manifiestos. Y un pequeño pique contra un señor que desplegó una gran foto de Pedro Sánchez con una inmensa nariz de Pinocho. Muy indignado, un manifestante exigió su inmediata retirada. Buen tiempo, ambiente festivo, reivindicativo, y la sensación de que las autoridades sanitarias están metidas de lleno en un laberinto de alto desgaste político. La protesta no tiene trazas de parar y el problema estructural de fondo sigue ahí. Continuará.


Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On
468 ad

9 Comments

  1. Según la policía más de 7.000, según la Organización en torno a 10.000, actualizar los datos, no se recuerda otra igual en nuestra ciudad!!!

    Post a Reply
    • Entendemos que la organización de esas cifras. Sin pretender entrar en guerras de datos, sobre 2.000 concentrados sobre las 11 horas según la subdelegación, que es la cifra que más o menos encaja con lo que se veía desde Santa Columba. Se podría hablar de 3.000 considerando personal por los alrededores de la plaza y que se sumó a lo largo de la marcha hasta el hospital. Posteriormente, subdelegación se autoenmendaba para hablar de 7.000. Dato que no encaja en absoluto con lo vivido por quien cubrió la información ni por los testimonios gráficos obtendios. Sin pretender entrar en guerras de cifras, hay que destacar que, como recoge el titular, ha sido un gran éxito de participación en cualquier caso.

      Post a Reply
  2. Esto es sólo una batalla. La guerrra continùa.

    Post a Reply
  3. En la manifestación que hubo en Aguilafuente se contabilizaron unas 1500 personas y en la de hoy había muchísima gente más. Dicho esto, lo importante es que los pueblos de la provincia de Segovia están alzando la voz, la gente de los pueblos: de derechas, de izquierdas, altos, bajos…. absolutamente todo el mundo para reclamar una sanidad pública rural de calidad. La gente unida es la que tiene el poder para parar esta barbarie. Ni más ni menos.

    Post a Reply
  4. Ya verás cuando gobierne el Psoe y cierre definitivamente todos los consultorios. No serán recortes sino reformas. Eso sí, todos los consultorios cerrados.

    Post a Reply
  5. Buena excusa de la redacción,ahora a poner la mano para seguir recibiendo subvenciones.
    Poca credibilidad y mucho servilismo.

    Post a Reply
    • Supongo que ese será tu caso Jesús, a esperar un puesto en el nuevo Gobierno regional del Psoe? De palmero, no?

      Post a Reply
  6. Sobra la foto de los palmeros de Sánchez, que pinta aquí el tal Tudanca, siempre intentando arrimar el ascua a su sardina, entre el arruinador de la Granja y el hombro de Aceves parece la inclita alcaldesa, mas postureo y cinismo imposible. Esto no va de partidos, que intentan justificar su éxito en la manifestación, esto va de protestar por la reforma sanitaria rural. Están los cuatro como para tirar cohetes, menos postureo y mas trabajar. Salud

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *