web analytics

El Ayuntamiento rescindirá el contrato de finalización del edificio del Cat

El Consejo Consultivo de Castilla y León ha considerado que la empresa Rogasa, adjudicataria de las obras de finalización del edificio Cide del Cat ha incumplido sus compromisos en la ejecución de las obras, por lo que el Ayuntamiento rescindirá el contrato, según ha anunciado este 21 de septiembre el concejal de Desarrollo Económico y Empleo, además de portavoz de Gobierno, Jesús García. Del dictamen se desprende que en el edificio hay defectos que no permiten usar el inmueble con seguridad y que justifican que el Ayuntamiento no reciba la obra.

La resolución desbloquea una situación que se prolonga desde el 9 de enero de 2020, cuando deberían haberse entregado las obras y comenzó un rosario de prórrogas y advertencias que finalizan en la ruptura en la que habrá que ponderar la liquidación, que García Zamora calcula “entre 90.000 y 150.000 euros”; los dos expedientes de penalidades abiertos por los retrasos en la entrega que alcanzan los 350.000 euros, pendientes de decisión judicial y el resultante de la reclamación por daños y perjuicios que pide el Ayuntamiento.

La decisión del Consejo Consultivo deja en el Ayuntamiento un sabor agridulce. De “satisfacción por la resolución a nuestro favor tras una decisión que sabíamos que políticamente es difícil, pero en la que hemos actuado con honestidad”, según dijo. Pero al mismo tiempo confesó tener “un sentimiento áspero” por el tiempo perdido “por una mala práctica de la empresa”. En este sentido, García apuntó que “el dinero al final es lo de menos porque no va a poder compensar el daño causado”.

Volver a empezar

En cuanto a la terminación de las obras, significa regresar prácticamente al punto de partida con la apertura de nuevos plazos, todos inciertos, tal como reconoció García, que admitió que su departamento continúa estudiando las fórmulas que utilizará para ejecutarlas. Las opciones van desde un nuevo contrato similar al actual, que significaría iniciar la tramitación administrativa casi desde el principio, optar por recurrir a la formalización de distintos contratos menores o incluso a “una fórmula mixta”. En cualquier caso, la fecha de puesta en marcha del edificio continúa siendo una incógnita aunque el edil prefirió mostrarse confiado en que se reinicien las obras “antes de que acabe este año”. No obstante, advirtió acto seguido que hay que ir “partido a partido”.

Cuando esas obras se pongan en marcha requerirán una inversión “entre 200.000 y 300.000 euros” una partida que está contemplada en los presupuestos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On
468 ad

4 Comments

  1. Qué gracioso. Partido a partido. Hasta la derrota final. Entre unas cosas y otras cerca de 30 millones de euros tirados a la basura de dinero público que darían para asfaltar todas las calles de Segovia. Enhorabuena a los visionarios de esta imbecilidad. Ni Jesús Gil y Gil lo haría peor.

    Post a Reply
  2. Herencia del mirlo blanco….

    Post a Reply
  3. Eso de acudir a contratos menores (de hasta 15.000€) para una inversión pendiente de hasta 300.000€, chirría por todos los lados ante la condición de no partición impuesta por la Ley de Contratos del Sector Público, esa que ya se pasó por el forro el dúo Luquero-Aguilar… ojito con las bobadas, rubio.

    Post a Reply
  4. Fácil fácil para el pp en las próximas elecciones

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *