web analytics

Muchos “me gusta”, algunos “compartir” y varios “tal vez asista”

Hay una máxima en Internet que me tiene impactado por su brutal realidad: “Cuando algo es gratis, el usuario no es el cliente, es el producto”. Pues eso, piense en ello mientras mira la simpática foto de Marck Zuckerberg, el creador de Facebook, dispuesto a comerse un buen cochinillo en José María. No sé si se pensó que cada golpe de plato significaba un “me gusta”, pero dio varios, por si acaso. Lo que no tengo tan claro es que se acordara de lo de “compartir”, que puede hacerlo, que idear la red social le ha salido rentable…

Por cierto, hablando de asadores, la asociación de lechazo de la región —que preside un sepulvedano— ha dado un nuevo premio al mesón de Cándido, que reciben el lunes. ¡Cómo va el sector! Y mientras tanto, el PP y el Gobierno local, pegándose por las cifras del turismo, que los primeros dicen que nos hundimos y los segundos (que agrio el regidor el otro día en el pleno, con este asunto) que esto es el reino de la prosperidad turística.

Pues no me meteré en la pelea (tengo claro que hay menos visitantes, se ve en la cara mustia de los comerciantes más modestos que viven directamente de ellos), pero sí le digo que para rematar el protagonismo del yantar, he presenciado otra inauguración de la Semana de Cocina, con todo su bombo, autoridades fijas y en sede del Colegio de Artillería, que cumple un cuarto de siglo. ¡Pues ya ve! Segovia y su presente en una sola foto.

A otra cosa. Quiero que se fije conmigo en la competición que parecen haber iniciado los cuerpos policiales en tareas de ayuda al ciudadano y que le de todo el rato al “me gusta”. La cosa empezó cuando los policías locales se llevaron distinción por su buen hacer de la Fundación Española de Seguridad Vial. ¡Chico! Desde ese momento, las notas de prensa vuelan y la subdelegación detalla con cierta épica como policías Nacionales atienden a un hombre con parada cardiorrespiratoria en plena calle o cómo la Guardia Civil no se queda atrás y rescata a un vecino de Abades atrapado en el barro de los campos de labor, todo un ratito después de que se denunciara su pérdida. A otro hombre le rescatan de su coche los bomberos, en Madrona… Seguiremos informando de la competición, que ya ve que está apasionante la cosa.

Por cierto, que los bomberos se han lucido otro año más en el tradicional simulacro de incendio en el Alcázar conmemorando aquel de marzo de 1862. Qué fatal coincidencia: el castillo echando humo mientras la Casa de la Moneda rebosaba agua por sus ventanas… Pues me parece juicioso eso que dice el PP de realizar ya algo eficaz para evitar esto cada vez que llueve un poco de más… Claro que como “la Casa de la Moneda se ha inundado siempre”, que dicen en la Alcaldía, pues tal vez lo mejor sea dejarlo así ¿No? Piense que lo ha dicho el autoproclamado “mejor alcalde de todos los tiempos” (y olé).

¡Ya me he metido en política! Pues venga, ya que estoy con el regidor, me he fijado en la cara de rabia que presenta cada vez que habla de o con Postigo, que por fin ha encontrado veta para incordiar a aquel, precisamente donde más duele: cuestionando su ética personal con la alcaldada aquella del coche libre de tasas… Veremos en qué acaba la cosa, que de momento ha tocado sentarse ante la jueza. Con lo que eso molesta. A la próxima, “tal vez asista”.

Donde sí estaré presente —anda que no me gustan a mi las obras— será en el derribo de la casa de la Parra. El problema viene de lejos, reinando Ramón Escobar, pero lo cierto es que los gobiernos municipales de Arahuetes han tratado de reconducir la situación sin éxito alguno. La cosa nos va a costar una pasta, ya verá.

El regidor va entregando los bártulos, que abril está a la vuelta de la esquina y ya va recogiendo medallas internacionales por el mundo. La última, la Pushkin —se refiere al poeta ruso— que ya tenían un violonchelista, una bailarina, un literato y un matemático, entre otros casi 700. ¡Leche! Ya verá como este acaba dando conferencias en alguna universidad extranjera. (En perfecto inglés, claro).

Ya sabe que me gusta hurgar en las reuniones de los partidos políticos y esta vez me paro en un comité ejecutivo del PP donde, al hilo de la espantada inesperada del alcalde de Segovia, alguien aseguró tajante que Vázquez, el regidor de La Granja, también iba a acortar su mandato… Oiga, ellos sabrán de qué fuentes beben.

Yo he oído que de eso, nada de nada, por mucho que una semana sí y otra también, los ediles del Gobierno granjeño anden redactando dimisiones… Por cierto, que en el otro lado del alfoz, en Valverde del Majano, también hay bajas en el Gobierno del popular Casado, que ha perdido —ya sabe “razones personales”— a su edil Mariano Gómez.

Tengo que ir acabando y el final es el espacio que destino a lo lúdico. Ha sido carnaval esta semana y no tengo novedades que contarle: lluvia, frío, personal escasamente activo y paseos más o menos ordenados entre Fernández Ladreda y la Plaza Mayor. No daré un “me gusta” al tostón de pregón de Tonino Carotone y sí compartiré una imagen: esa en la que los miembros de las comparsas “de toda la vida” crecen y se reproducen y así, lo que antes eran trasgresores grupos de jovencitos, ha pasado a ser un paquete de nostálgicos maduritos rodeados de niños. ¡Ay! ¡El ciclo de la vida!

Acabando. Ya sé que la semana pasada estuvo en la Feria de Fuentepelayo, que es como una máquina que anda sola y bien, así que para este fin de semana le propongo subir a esquiar a Navacerrada… si los de Madrid no cortan la carretera. Los de La Granja están que muerden, pero al otro lado de la montaña nadie parece escuchar…

Hombre, si lo prefiere, nos hacemos un cine, que he leído un estudio que dice que aquí la entrada es de las más baratas de España. Pues aprovechemos. A mi me gusta la sesión golfa, claro. ¿Qué esperaba?

Y si no, pues al fútbol, que hay que apoyar a los equipos locales en la recta final de la liga, hombre. La Sego parece que quiere asomarse a los puestos de arriba… ¡Qué nervios!

Ah, que no me olvide. Está visto para sentencia lo del robo de las joyas de La Fuencisla. ¿Hacemos una porra sobre el resultado?

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Se le echaba en falta don Justo. Dos acotaciones. Una, no escuché a la señora subdelegada, pero espero que comentara el buen hacer de los ciudadanos con el infartado. Uno dando masaje hasta que llegó un policía, la verdad más experto en lo de aplastar pechos y otros con paragüas haciendo toldo, quitándole la dentadura postiza, acariciándole e intentando que diera bocanadas de aire. Los servicios de urgencia llegaron rápidos. En cuanto a la Casa de la Moneda, me extraña que por jorobar al señor Murray el alcal.. no hayan puesto todavía una piscifactoría.

    Post a Reply
  2. Lo que más me ha gustado de todo su reinado, ahora que piden opinión sobre su gestión, aunque él ya se ha proclamado el mejor alcalde de Segovia, ha sido: la inauguración del cambio de placa de plaza Sección Femenina, llamándola Plaza de la IGUALDAD. Me encanta. Esperemos que nos les dé por cargarse los bellos azulejos de la calle ‘El Ángel del Alcázar’, claro que con la cultura-revancha-segobrigana de los últimos tiempos todo puede ocurrir 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *