web analytics

Morado no es un color

Una de las piezas de la muestra “Insurrecta” de Gonzalo Borondo sobre la rebelión comunera.

He leído por ahí que los comuneros aquellos a los que se homenajea cada 23 de abril (y cuya decapitación ilustra la cabecera de este texto semanal) no tenían pendones morados y dicen que en heráldica no existe ese color… Ya, ya se que el Mester canta a los “morados pendones viejos” y que la alcaldesa se emociona, entre otras muchas cosas, al oír esta y otras canciones de la banda pero… los estandartes comuneros parece que eran en rojo carmesí.

Flores para adornar sirenas.

Lo que más me fastidia de esto es fastidiar a los alumnos del curso de floristería que este 23 de abril se tomaron su trabajo para adornar con plantas moradas el pie de la estatua de Juan Bravo y el entorno de Sirenas y escaleras. Bueno, el lugar quedó bonito y se convirtió en centro de atención de los objetivos de las cámaras de los turistas (perimetrados, claro ¿No?) y locales durante todo aquel día. Prueba conseguida.

Más morados. Pues los que participan en el lío este de tratar de hacernos ver la vida en azul o morado, ahora con intensidad aprovechando las elecciones en Madrid. A ver cómo paso por aquí sin salpicarme mucho en el charco. Ya está: a veces pienso que esa gente son como los amantes de Teruel….  Y ahí lo dejo rogando un poquito de responsabilidad y rechazando amablemente la invitación de la colaboradora de este periódico y exprocuradora podemita, Natalia del Barrio a que me posicione por narices en un bando. Pues mire, no. No pienso hacerlo. No me salven más por ninguno de los dos extremos, por favor.

José L. Concepción.

Caramba, al final le tiran a uno de la lengua y claro, me atraganto y llego a poner mi rostro morado, aunque siempre será mejor que colorado. Espero que no me manden cartas amenazantes y ni siquiera de queja a mis jefes que, caramba, aquí todo el mundo habla. Ahí está el presidente del Tribunal Superior (TSJ), el segoviano José Luis Concepción, libre de cualquier investigación de sus compañeros jueces por decir que “la democracia se resiente con los comunistas en el Gobierno”. Pues tampoco es eso, señoría.

IU dice que el asunto Aguiar crea tensiones en el Gobierno. El PSOE lo llama discrepancias.

Bah. Si yo me manejo mejor en el comentario de la vida municipal y provincial y además tengo aquí el asunto recurrente de lo de la exconcejala de Cultura, Gina Aguiar, que no parece tener intención alguna de dimitir, diga lo que diga casi toda la Corporación en el próximo pleno He oído que este lunes hablaba con naturalidad y perspectiva de futuro en la correspondiente comisión de los planes para después de la pandemia del departamento de Turismo, su actual ocupación así qué… otra moción a la que no se hará caso mientras la gestión de Cultura amenaza con acabar en los tribunales. Ya le cuento.

Colas ante las taquillas del Juan Bravo, la pasada semana.

Y mire que no me parece que los socialistas estén muy tranquilos con este asunto y, ante la imposibilidad de defensa de su gestión municipal han optado por tratar de equiparar las “rarezas” en el Ayuntamiento con la gestión de Cultura en la Diputación, con el director del teatro Juan Bravo, Marco Costa, como blanco y ejemplo del “anda que tu”. Dicen en las oficinas de la Diputación que los de la oposición han pedido información sobre unas cuatro decenas de contratos buscando elementos que someter al ventilador… Quedo a la espera.

Ahora salgo del Ayuntamiento pero antes le cuento que esta semana hemos sabido que la Unesco, a través de Icomos anda pendiente de recibir un informe sobre el ascensor que se quiere instalar en el Salón. El Ayuntamiento no dice hace cuánto se lo pidieron pero sí que luego, si hay visto bueno, hay que modificar el Peahis y ya si eso empezar a construir. Vamos, que ya le digo que vamos a tardar en ver ese remonte operativo. Qué raro ¿no? Con lo ágil que es el departamento de Urbanismo para todo…

Cabeza de un corzo y una escopeta incautada por la Guardia Civil.

Venga, una ronda de animales a ver si así me sale un discurso más cabal. Está lo de la temporada de caza del corzo, abierta el 1 de abril, y los cazadores a los que pillan sin cumplir la norma de instalar el precinto en la pieza (y declarar su caza) mientras los agentes del Seprona andan en plena actividad de vigilancia y los periodistas disfrutando de la literatura policial en notas de prensa sobre su actividad con relatos como el que da cuenta de que “Agentes del Seprona observaron, desde una zona elevada, un vehículo en el interior de un coto de caza de Sepúlveda. Tras una vista más detallada con prismáticos, pudieron ver a dos personas, que llevaban atuendo de cazadores, que estaban manipulando y guardando útiles en el vehículo”.  ¿A qué se queda con ganas de más?

Más bichos. El autillo, ese pajarito —bastante pesado según vecinos de Segovia— del que Medio Ambiente del Ayuntamiento quiere conocer sus hábitos y las zonas que ocupa así que espera que todo el mundo se asome a los balcones cuatro minutos de la noche del sábado para escuchar al bicho y transmitir los datos… Pues yo me apunto. Si yo era de los que, hace un año, aplaudía por la ventana todos los días así que ya tengo costumbre de apuntarme a los cantos.

Y tercera de bichos y muy deprisa para no liarla a última hora: va a haber festejos taurinos en Segovia en el mes de junio: Novillada en Segovia y sendas corridas en Cuéllar. Ya esta dicho. Ojo si hay comentarios por este asunto que me han nombrado moderador, se lo advierto.

Y lo mismo le digo sobre el asunto del mirador ese suspendido y metálico en la ermita de Hontanares. A ver, para animar la cosa le diré que yo viajo a menudo con el Inserso y también por libre y hay miradores de estos por todo el mundo y el personal tiende a normalizar su presencia y su uso…

Venga, las buenas noticias. Pues que la Gimnástica Segoviana ha ganado la liga por cuarta vez en su historia; que Francisco Ibáñez ha dibujado, en su último “Mortadelo” una viñeta en la que aparece el personaje calvo con Filemón Pi ante el Acueducto. Y, sobre todo, que la Diputación acaba de editar la última obra de Alonso Zamora sobre “Mampuestos cajeados” en la provincia, especialmente en Sepúlveda. Le advierto que se han editado sólo 400 ejemplares. No se pierda el suyo.

Esto… La UCI sigue demasiado llena y bajamos la incidencia muy, muy despacito. Siga cuidándose, por favor.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On
468 ad

1 Comment

  1. Usted viajará mucho. Pero miradores esperpentos en medio de la naturaleza, a campo abierto, sin guardar armonía con el entorno, pocos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *