web analytics

Igual puedes tapar un genital que un currículo

Turistas bajo la lluvia en el puente del 1 de mayo.

Siempre me dicen mis amigos más viajados que el círculo de influencia de las grandes capitales europeas —el Gran París, el Gran Belín o el Gran Londres lo llaman pomposamente para impresionarme— tiene un radio de 100 kilómetros por lo menos y con esa cuenta, claro, Segovia estaría en el Gran Madrid. Y yo que no lo noto en las industrias ni en las empresas me agarro a que sí lo somos en lo del turismo que me están dando un puente del 2 de mayo… y lo que queda del mes que ya sabe que el de las flores es casi inhábil para los de la capital y también en San Isidro se vendrán aquí a comer el bocadillo y a pasar la tarde.

Ayuda mucho en eso la celebración de Titirimundi que este año se celebra por primera vez sin Julio Michel, pero con su alargada presencia en el programa donde vuelve Cristobita —seguro que usted, que es mayor como yo, rió con su estreno— de la mano del grupo que creó, Libélula. Repita conmigo: ¡Hey, torito!

Eso mismo decía el banderillero local, Víctor Pérez, que se vino de Francia con una cornada de 25 centímetros porque los médicos franceses le decían que “eso no es na”. (Y que más cornás da la vida, añado yo parafraseando al otro). Ya está operado y recuperando. Y yo que me alegro de que la cosa quede en cicatriz.

La talla del Cristo yacente durante las pruebas en el TAC.

Será que los gabachos no tenían un TAC para mirar bien por dentro al banderillero. Nosotros aquí esas máquinas las usamos incluso para analizar figuras de cristos yacentes para observar cómo van los clavos del hombro y otras peculiaridades. Ocurrió en el centro privado “Los Tilos” con el Cristo del Santo Entierro. A la espera de resultados.

Aunque bien escrutada por dentro, la figura tiene bien cubiertas sus partes más pudendas que aquí, lo de enseñar genitales no se permite ni en fotos artísticas como ha demostrado la censura de dos fotografías del asturiano, Ricardo Moreno, incluidas en la muestra “Metus Causa” que se iba a exponer en el Palacio de Quintanar pero retirada al final porque se le veían “las cosas” —si mira bajo su pantalón o su falda, usted también tiene— a un hombre y a una mujer. La decisión del director, Giani Ferraro ha causado gran revuelo y el PSOE lo ha llevado a las Cortes regionales. Faltaría más. Hombre, en un país en el que si alguien sale en la tele diciendo “culo” o un campo de fútbol entero grita “puta” se ponen asteriscos o pitos ¿le extraña a alguien que se censure un genital por muy artístico que sea? ¡Ay amigo, cogemos “la cosa” con papel de fumar!

 

Lo que también se coge ahora con mucho cuidado es lo de los currículos de los políticos que después de lo de la presidenta madrileña, Cifuentes. Por ahí andan funcionando los pantallazos de los datos públicos del alcalde de La Granja, José Luis Vázquez, que según la versión y fecha que se mire de la web municipal y de la Diputación pues uno se encuentra en el apartado de datos académicos con un flamante “Licenciado en Derecho”, transmutado después en mero “Funcionario de la Diputación (Bibliotecario)” o acaba comprobando que el mismo currículo universitario concluye con un “Diplomado en Derecho”. ¡Qué cosas, chico!

Bueno, al Ayuntamiento capitalino que ando preocupado con el famoso Cat al que esta semana se le han fijado oficialmente otros tres millones de gastos para obras entre este año y el que vine. Y mientras, los cacos parecen campar a sus anchas por el edificio “terminado al 75%” según el concejal Bayón que dice que le han robado el cobre de los cableados eléctricos. Bueno, de momento siguen allí los cristales, algo es algo.

En el Ayuntamiento que llevan dos meses, dos, para confirmar que las tres empresas concursantes en lo de los autobuses son lo que dicen ser y son solventes y así, claro, ni siquiera se sabe aún que mejoras ofrecen para el servicio… ¿Hace cuánto le dije que los autobuses nuevos estarán listos justo antes de las elecciones? Ya sabe, mis apuestas de un euro.

Creo que también aposté por que la presa que aquí se impondrá será la del Ciguiñuela y mire, llega el presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego, y suelta en unos desayunos organizados por una agencia de noticias que el anteproyecto ya está listo —nadie le ha dado publicidad pese a que requiere exposición pública— y que está pendiente de la Declaración de Impacto Ambiental… Esta la anuncian para 2020. Otro euro.

Venga, al deporte que no quiero olvidarme de la medalla al Mérito Deportivo que el Ayuntamiento otorgó a un emocionado Javier Guerra en el pleno del otro día. Se merece esa y otras diez. Y ya que estoy, pues me acordaré de la Gimnástica que sigue paseando por el alambre del descenso pero en la que tengo fe para que al final salve la categoría y se quede en Segunda. Le quedan dos finales que no estaría disputando si el principio de temporada hubiera sido otro… Suerte, campeones.

Pero para deporte de moda, el de la escalada. La del Acueducto, repleto de brutos empeñados en subir por sus piedras para escándalo del Ayuntamiento que está muy, muy preocupado por el monumento pero que sólo lo mira cuando se cae una piedra o un trepador cuelga su foto en las redes sociales. Y eso con dos guardias locales clavados ante el monumento, eso sí, multando las paradas “ de un minutito” delante de los bolardos y otros pocos pendientes de la barrera del aparcamiento de José Zorrilla al que aún le queda toda la tramitación administrativa —se acuerda que el concejal Reguera, muy serio, dijo en febrero que eso estaba “chupao” y en unos días…— para abrirse al público. Es ágil y resolutivo este Ayuntamiento ¿No?

Venga, acabo. Dicen que la ordenanza que prohíbe los carteles en el recinto histórico aprobada hace un mes está a punto de entrar en vigor… Pues a ver si también se fijan en la reivindicativa de enfrente de los juzgados que se ha quedado fija atada a una ventana de la Floresta. Digo yo que no será por simpatía con la causa o por familiaridad del que la cuelga ¿No?

Pues nada, feliz día del trabajo, gran jornada para ver 200 sindicalistas (por lo menos) manifestándose. ¿Otro euro? (Estoy que lo tiro).

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Don Justo, también le apuesto un euro, a que no llegan a 200 los sindicalistas en su “mani” de hoy.
    Y le apuesto otro euro a que en la “mani” de esos 200 gatos, habrá alguna que otra bandera independentista, o algún que otro “lacito amarillo” en “apoyo” a los golpistas independentistas en prisión.

    Post a Reply
    • Apuesto un euro a que en las próximas entradas las que sean, el señor ‘Calimocho’ (puesto por el gobierno como mosca… en su digital) sigue comentando cualquier entrada, venga o no a cuento, para meter por medio podemitas o todo lo que no esté cara al sol 😉 ¿¡Se atreve don Justo!?

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *