web analytics

El misterioso error señal (y2)

Senaltoma2Decíamos en el capítulo anterior que había aparecido un delincuente medio ambiental soltando (en las mejores aguas trucheras y en la que más biodiversidad había) una especie de cangrejo que puso cara de buena gente en los primeros años pero que pronto demostró que venía a acabar con los ríos tal y como los habíamos conocido hasta entonces. Era un asesino taimado y paciente. Y como todos los asesinos, para actuar tenía que tener una ocasión y si era posible un cómplice. A continuación reproduzco parte de la normativa de pesca del año 2008 por parte de la Junta de Castilla y León.

 “RESOLUCIÓN de 8 de mayo de 2008, de la Dirección General del Medio Natural, por la que se regula la pesca del cangrejo señal en las provincias de Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora para el año 2008.

Las poblaciones de cangrejo de río autóctono (Austropotamobius pallipes L.) vienen siendo afectadas desde hace varios años por la llamada peste del cangrejo, habiendo desaparecido de la práctica totalidad de los cursos de agua de Castilla y León, quedando confinadas a pequeños enclaves.

Sin embargo, en diversos tramos fluviales de la provincia de Soria, a través de los estudios de seguimiento y de las experiencias de pesca, se viene constatando una favorable evolución del denominado cangrejo señal (Pacifastacus leniusculus D.), especie con similares comportamientos ecológicos al cangrejo de río autóctono, y que puede convertirse en un interesante sustituto de éste en ciertos cursos de agua. Los muestreos realizados hasta la fecha en el río Duero demuestran la estabilidad de las poblaciones de cangrejo señal.

Por lo que respecta a las provincias de León, Palencia, Valladolid y Zamora tras los estudios que se vienen realizando, se estima oportuno el aprovechamiento de algunos tramos. En cuanto a la provincia de Burgos, es posible proseguir un régimen de explotación controlado mediante el sistema de acotados, excepto en un tramo del río Duero colindante con la provincia de Soria, y otro en el río Pisuerga, en los que su régimen de pesca será de carácter libre.

Asimismo, la situación de algunas poblaciones de cangrejo señal en determinados tramos de la provincia de Segovia, hace conveniente su control, además de ser posible su aprovechamiento. […]

En Castilla y León, existen poblaciones de cangrejo señal que permiten un  aprovechamiento racional. Además, mediante su pesca, se podrá combatir la expansión del cangrejo rojo (Procambarus clarkii G.), especie ecológicamente muy agresiva e introducida fraudulentamente en Castilla y León, en las zonas ecológicamente más aptas para el cangrejo señal.”

El destacado es mío. Estará usted de acuerdo que si la Junta no lo soltó (que lo parece, oiga usted) si que colaboró en su protección. Puso cupos, tallas mínimas, tramos pescables y no pescables, calendarios e incluso, en la provincia de Segovia, los reteles eran menos que en otras y cupo menor. En concreto la mitad, por ejemplo, que en Soria.

senalcomparativo

Otro momento glorioso es el de las denuncias. Pescadores denunciados por llevarse unos pocos cangrejos más o alguno pequeño, condenados a pagar grandes cantidades en euros. El punto irónico del asunto que a los pocos años se abre la veda de los mismos bichos sin cupo ni talla. Y te denuncian si los devuelves al agua. Me gustaría ver la cara de los denunciados estos años. Y la de su señora.

Otra cosa lamentable era las situaciones que se daban en el río. Personas escondidas, luces de noche, coches y 4X4 de noche por las riberas, por el ansia de coger estos animalillos, de los que yo, personalmente, dudo de su aptitud para ser comidos.

Y cuando ya está el señal en todos los cursos de aguas, corriente y no corriente, nos damos cuenta que no, que es malo, que nos come si nos descuidamos, que alguien realizó una mala elección o un mal estudio. Por que esa es otra. No conozco ningún ingeniero de Montes tonto. Ninguno. Y sé de lo que escribo. Son gente lista e inteligente, estudiosa y meticulosa. ¿Entonces? ¿Como alguien es capaz de escribir lo que he citado más arriba? No hay explicación posible para esto. Bueno si. Las ganas de dar al pueblo lo que pedía. ¿Queréis cangrejos? Tomad, cangrejos. Y de paso os cobro por las licencias y los cotos de cangrejos (que también había, gestionados por la Junta en provincias como Burgos).

Con todo esto apareció un consumidor compulsivo de este animalillo. Personas y familias que desde junio a septiembre tienen cangrejos para comer, para cenar, para desayunar, tortilla de cola de cangrejo, cangrejos a la parrilla, cangrejos para comer con los amigos, cangrejos para el arroz…cangrejos, cangrejos, cangrejos. Y se vanaglorian de ello.

Es muy tarde en la lucha contra su existencia. No vamos a poder quitarle de nuestros ríos. Es más, sigue estando protegido. Ríos como el Moros entre otros varios y grandes tramos de ríos ya abiertos siguen vedados a su pesca. Y ya están allí. Y están acabando con todo. Están incluso en Valsaín.

No tengo pruebas para acusar a nadie. Y por eso no lo hago. Pero ¿se imaginan que aparecieran con el tiempo papeles ordenando la suelta y repoblación de estos bichos por parte los técnicos de la administración con la firma de los mismos? Algún pescador o asociación presentaría una denuncia ante el fiscal medioambiental que hay en la provincia (se lo juro que hay uno) para buscar responsables.

Por eso las trituradoras de papel son un gran invento que se ha vuelto imprescindible. Dan tranquilidad y favorecen el sueño por las noches.

Author: J. García Herrero

Share This Post On

1 Comment

  1. Política don Javier, po-lí-ti-ca. D’aónde saco el dinerito para seguir engordando la buchaca para pagar dietas y reuniones para nada???… bueno o para joder los ríos con cangrejos que parecen políticos: primero son muy majos y además prometen mucho, como los cangrejos. Pero en cuando pillan cacho te sacan hasta el tuétano de la cartera.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *