web analytics

El canal, el cauce y el copón

El fragmento desprendido de la estatua de la virgen y otros trozos menores.

Usted haga lo que quiera que yo lo de pasear cerca del Acueducto lo he dejado de momento, que cuando no te cae un trozo de mortero del muro del canal es un trozo calizo de la figura de la virgen que lleva colocada en su hornacina cinco siglos —ya me dirá usted si ha llovido y nevado en ese tiempo— y ahora parece que comienza a desmoronarse. La última ocurrencia municipal es la de quitar la imagen para guardarla en un museo (o en la Casa de la Moneda, piensa la edil de Patrimonio, Claudia de Santos) para poner una réplica en su lugar. Por fin una buena idea para reducir gastos en partidas de Patrimonio: se cambia todo por cartón piedra y en paz. (A ver, gestores de lo público, que estoy haciendo una broma, no me hagan caso…)

No me gusta ser suspicaz pero oiga, cuando en el Ayuntamiento más veces dicen que vigilan el monumento romano de cerca, más incidentes pasan. Y lo peor de todo es que lo último que ha asegurado la alcaldesa, Clara Luquero, es que el granito “aguanta y aguanta”… Lagarto, lagarto, que decía el otro.

La última vez que me acerqué a los arcos fue para ver el rodaje ese del programa de cocineros que se ha emitido este domingo y que ha dedicado 50 minutos a lo grabado en Segovia, eso sí, a gastos pagados para todo el equipo de producción. Que sea otro el que eche las cuentas y diga si mereció la pena el gasto que hicieron las administraciones que a mi las altas finanzas me desbordan.

Terrenos destinados hace décadas para el Centro de Salud Segovia IV

Lo cierto es que hasta lo que no se ve del Acueducto es noticia que resulta que ahora se han dado cuenta en la Junta de que por el subsuelo de la parcela que se les cedió hace décadas para hacer el centro de Salud en Nueva Segovia pasa el canal original por la que los romanos traían el agua “que parece que lo pone en el plano de Odriozola”, en científica valoración de la de Patrimonio. Total, que lo mismo en estudios, pitos y flautas para encontrar el canal y ubicar el edificio para que no toque la conducción echamos otros añitos esperando. ¡Qué mala suerte! Con las ganas que tiene Sanidad de hacer esa infraestructura.

Muchísimo más deprisa van las medidas en la peligrosa travesía de San Rafael donde se ha decidido poner vallas que canalicen a los peatones hacia los pasos correctos y se ha bajado la velocidad permitida a 40 kilómetros por hora.

Ahora si que me quedo tranquilo y no importará esperar otros cuantos añitos a que se construya una variante en el pueblo que para eso ya está en obras la de la capital. Por cierto, Fomento advirtió esta semana de que cortará un tramo de la SG-20 o eso he querido entender que la “explicación” en la nota de prensa viene con frases del estilo “el tronco de la carretera SG-20 quedará cerrado provisionalmente, en sentido creciente entre el km 10,300 y el 11,100, debiéndose realizar los itinerarios sentido tanto Madrid como Ávila mediante los desvíos provisionales a través de la glorieta de finalización de la AP-61” Bien clarito. ¿No?

La cosa viene con un croquis en el que aparecen por todas partes las calles Enrique León o Campos de Castilla, inexistentes en el callejero, lo que da idea del gran interés del departamento en su elaboración. Se lo explico yo: cortan un kilómetro escaso de la variante y la alternativa es que todo el mundo, circule en la dirección que circule, se embotelle en la rotonda de la Choricera. Será para que, matando los ratos muertos, nos fijemos bien en lo bello que es el edificio del Cat. Y así cuatro meses.

El Ayuntamiento, que se da cuenta de todo, se ha apresurado en recomendar que los que quieran ir a coger un tren a Guiomar lo hagan con tiempo por la cosa de los atascos. Bueno, ahora si pierdes el primer tren de la mañana puedes coger el nuevo servicio de Avant a Madrid ¡que tiene un horario racional! de salida a las 8.09 y vuelta a las 19.40. Como nos cuidan. Si es que no nos lo merecemos.

Me estoy liando con las carreteras y no me meto en lo que me gusta que es lo de la política. Y eso que andan ya todos los partidos revolucionados buscando los nombres de sus cabezas de lista a la Alcaldía de Segovia y las quinielas comienzan a brotar como las flores de esta primavera que parece que ya vamos estrenando de verdad. A ver, Luquero, la del PSOE, se deja querer; Fernández, la del PP parece que no acaba de encontrar Mañueco que la susurre algo convincente al oído; García, la de Ciudadanos ya se quiere por sí misma y en su formación se corean nombres cuando se manda; Aranguren, el de UPyD, que prepara el cambio de siglas por las de Centrados mientras los de las letras antiguas quieren llevarse algo de dinero por la operación, y Galindo, el de IU, pendiente de la convergencia de las fuerzas de progreso, que vienen los de Podemos y lo mismo hay pelea por la cabeza de una lista conjunta, si la hubiere… La música de cada elección, pero esta vez, a un año vista. Pues se lo contarán aquí, sea paciente.

Acabo que hoy, por una vez, quiero ir a la iglesia. Concretamente a la del Sotillo que ya ha recuperado el cáliz que les robaron en noviembre. Ha aparecido junto a un contenedor de basura para redoblar la infamia del robo. De los 50 euros que mangaron en el cepillo no se sabe nada.

Si me pillan tierno lo mismo echo algo que me han pagado los de acueducto2.com. Una pasta, amigo. Una pasta.

Iglesia del barrio del Sotillo, en la Lastrilla.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

1 Comment

  1. Lo raro es que al final no acabe la alcaldesa poniendo en el acueducto una virgen echa por ella misma con sus dedazos, como ha echo cargándose la bolsa de auxiliares administrativos que llevaba desde 2010, porque no la ha dado la gana a la señora de convocar oposiciones en 8 años y ahora se carga la bolsa de auxiliares y pone una con veinte personas a dedo, que fenómena la tía, esperemos que no decida volver a presentarse, porque con lo del parquin José zorrilla, lo de la estación de autobuses, lo del cat, y de más pufos arruina Segovia , pero eso si ella ya se jubila y la importa tres pitos todo, ahí dejará una deuda enorme, una lista de auxiliares a dedazo, y un ayuntamiento arruinado en juicios perdidos, y todavía se cree buena alcaldesa por Dios doña Clarita vaya se ya. (y ah se me olvidaba el ridículo de ferias y conciertos) señora Clara pónganos otra vez al Mester de Juglaría que no le hemos oído lo suficiente en todos estos años, y de echo podría usted cantarnos una canción con ellos de despedida para siempre.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *