web analytics

Sanidad replantea el CAP de Nueva Segovia al ‘topar’ con la cacera del Acueducto

El futuro centro de salud de Nueva Segovia, el Segovia IV, es un proyecto incómodo para la Junta. Surgido como bandera electoral de última hora esgrimida por Raquel Fernández en la recta final de su fallida campaña de 2015 a la alcaldía de Segovia, nunca ha contado con el entusiasmo de la consejería, en proporción inversa al de los futuros beneficiados; unos 8.000 vecinos que ahora mismo no tienen otra que tirar del bus para llegarse a El Carmen y que han convertido (y con ellos el equipo municipal de Gobierno) la causa del CAP en reivindicación popular estrella.

De ahí que el titular de la consejería, Antonio María Sáez Aguado, en La Granja para rematar una jornada sobre desfibriladores, aproveche sus incursiones segovianas para rebajar expectativas. La última: hay que replantear el anteproyecto porque, tras conversaciones con los técnicos municipales de Urbanismo, en la Junta se han dado cuenta que en su actual redactado topa con restos de la antigua cacera del Acueducto. “Hay que replantearlo”, dijo el consejero, para a renglón seguido dar la de cal asegurando que “la parcela es lo suficientemente grande como para que no peligre el proyecto”. En definitiva, en lo tocante a redactados, hay que partir de cero otra vez. Con el Acueducto hemos topado.

No hay mucho entusiasmo, ciertamente. En noviembre pasado, poco antes de una manifestación que reunió a 800 vecinos en demanda del CAP, el delegado de la Junta se sacó una carta anunciando un compromiso escrito del consejero para activar el proyecto en los presupuestos de 2018. Llega 2018, llegan los presupuestos, y para los entre 2.8 y 6 millones en que está previsto el centro, se consignan apenas 200.000€. Lo siguiente es que hay que retrasarlo -“replantear el proyecto”- para adecuarlo al poco comprensible imprevisto de la “cacera del Acueducto”. Seis meses más de aire para retrasar -o replantear- un equipamiento que pese a contar con el pleno respaldo, al menos teórico, de Juan Vicente Herrera, visto desde la consejería -no lo dicen pero lo piensan- resulta bastante menos prioritario que reforzar plantillas y áreas.

168 “desfibriladoristas” homologados en La Granja

En el acto en sí, el consejero, acompañado del alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, entregó 168 diplomas a otros tantos vecinos (Protección Civil, empleados municipales, docentes…) que han completado los cursos que les habilitan para activar los desfibriladores semi-automáticos. En Castilla y León ya hay 25.000 ciudadanos homologados para el uso de estos chalecos electrificados, cuyos sensores miran que el ritmo cardíaco de un posible paciente presente alteraciones para administrar una descarga que puede significar la diferencia entre la vida y la muerte en caso de un infarto o parada cardio-respiratoria (en caso contrario, si no hay latidos o responden a un patrón normal, el mecanismo no se activa).

Una patología que cada año se lleva por delante a 1.500 habitantes de la comunidad, de donde Sáez Aguado exhortó las bondades de ampliar la red de desfibriladores y difundir su manejo entre la población. Lo hizo, además, en la capital de los desfibriladores. Si la media regional es de 2,5 desfibriladores por cada 10.000 habitantes, en el Real Sitio hay 23 para los 5.500 vecinos. Si cae el jamacuco, que sea allí. Y si no están allí, aquí un mapa provincial del Colegio de Médicos sobre dónde encontrar unos de estos vitales instrumentos.

De arriba abajo, Sáez Aguado y el alcalde de La Granja, Imagen de archivo de la manifestación pro CAP, en noviembre de 2017. El comandante de la Guardia Civil de Segovia recibe un homenaje por su implicación en la formación de manipuladores de desfibriladores.

 

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. La Junta, mejor dicho los políticos del PP que gobiernan en la Junta, no tiene ningún entusiasmo, ni ganas, ni muestran interés alguno por mejorar algo en Segovia. Claros ejemplos, este Centro de Salud prometido en Nueva Segovia, el Instituto de San Lorenzo, la carretera de la San Ildefonso, los autobuses metropolitanos, chapuza del PRUG del Guadarrama, etc., etc… Como por aquí no somos de su cuerda…
    ¡¡Ahora que así les va, luego querrán que les votemos en la próximas elecciones!!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *