web analytics

Colgados en las redes

Aún me recuerdo, no hace tanto, tratando de explicar a un tío carnal cómo funcionaba el vídeo vhs que le habíamos regalado sin lograr entender como era posible que aquel hombre no comprendiera aquellos “sencillos” aparatos. Hoy llevo toda la tarde esperando a que venga a casa mi nieto, el que me pone al día de cómo usar el teléfono, el ordenador y otras cosas de esas tecnológicas. Noto que me mira sin lograr entender como es posible que no me haga con estos “sencillos e intuitivos” aparatos… El ciclo de la vida, supongo.

Voy a pedirle al jovenzuelo asesor particular que me peine bien las redes, que seguro que por algún lado aparecerá un video, o varios, subidos por los mismos gamberros que han pintarrajeado y guarreado los bancos de Vía Roma, en el barrio de San Lorenzo que no hace mucho habían perdido su cansino color marrón y se habían pintado con los colores del arcoíris como guiño y apoyo al colectivo LGTBI. Hala, a buscar a los vándalos.

Jóvenes empujando un contenedor, en la Canaleja.

Lo de salir en las redes comienza a ser enfermizo, que las “proezas”, por muy vergonzantes que sean, no son lo mismo si no salen en las redes y sólo se cuentan a los amigotes en el banco del parque mientras se escupe entre los paletos. ¿Por qué hacen eso muchos adolescentes? “Hay que documentar las cosas” debieron pensar los autores del robo de la bandera gigante de el Espinar que, claro, con su búsqueda de clics han facilitado enormemente la tarea a la Guardia Civil que ya ha practicado las correspondientes detenciones, 13 menores en total. Supongo que no tardarán mucho en hacer lo mismo con los del vídeo del contenedor arrojado por la Canaleja. ¡Ay, estos muchachuelos! ¡Son tan majos! ¿No le parece?

A ver, esta semana estamos en el gran debate acerca de “los suministros de obra”. Verá, esto de la falta de material básico en los almacenes se anunciaba ya hace meses, desde principios de año, como una consecuencia inherente a la pandemia, aunque en el Ayuntamiento de Segovia no han caído en ello hasta ahora, cuando se lo ha dicho la adjudicataria de la obra de Padre Claret, que a su vez tampoco había caído en la cuenta cuando firmó el contrato, hace sólo unas semanas. Hala. Otro trabajito aparcado. No se retire del aparato que algo me dice que el argumento de la falta de ladrillos y cemento se va a repetir con más obras de las que está previsto pagar con los remanentes… Caramba, otra vez un tercero truncando los planes del Gobierno municipal. ¡Qué mala suerte, chico!

La avenida de Padre Claret, este 12 de agosto.

Bueno, venga, como todo es de ida y vuelta, ahora se habla mucho de Cultura en la Diputación provincial donde se han dispuesto 70.000 euros para apoyo a creadores culturales y artistas. Si se fija verá que los nombres de la lista de beneficiarios son los mismos que aparecen en las que confecciona el Ayuntamiento capitalino para apoyos similares… En el mismo departamento, el Grupo socialista anuncia que llevará el nombramiento del director del teatro Juan Bravo, Marco Costa, a los tribunales, digo yo que con la esperanza de que una sentencia valga como contrapunto a las que le costaron el acta municipal a Gina Aguiar. Pues nada, a ver qué dicen los jueces.

Una protesta por la Sanidad en el Nordeste.

Esta vez el anuncio lo hacía el portavoz del Grupo provincial, Maximo San Macario y eso es noticia porque en el PSOE provincial la única voz que se oye es la de José Luis Aceves, que acapara los discursos de su partido en todos los frentes. Será la forma de asegurar un mensaje único del socialismo segoviano, digo yo. Porque no se tratará de promociones personales ¿No? En los temas candentes de este verano está el asunto “bandera” de la Atención Primaria en la provincia donde el socialista anda pidiendo en cuantos altavoces se le prestan que se produzca “una gran movilización popular”. Pues si se quiere que sea masiva tendrá que ser antes del 31 de agosto, que es cuando se marchan los residentes de verano y los pueblos se quedan “en cuadro”… Hombre, se echa de menos una respuesta de la Junta más allá de que “no hay sanitarios para contratar”. Acuérdese: elegimos gestores para que resuelvan problemas, no para que los lloren

Ya que estoy con la Sanidad, el acelerador para radioterapia ya está en el hospital de Recoletas y parece que podría funcionar después del verano. Hay polémica, ya sabe, porque se tira de un recurso privado para un servicio público aunque prefiero saltarme la discusión para alegrarme muchísimo por los segovianos que tendrán el servicio en Segovia y no a cientos de kilómetros y horas de viaje acumuladas a sus duros tratamientos.

Llegada de la maquinaria al hospital Recoletas.

Seguro que el acelerador cabría perfectamente en el segundo hospital que la Junta dice que va a construir junto al actual mientras descarta definitivamente hacer ninguna ampliación del actual… Ya, ya me sé lo del “interés general” pero lo mismo esto del nuevo centro se acaba traduciendo en años de espera, que ya lo he visto antes…

Bueno, un paseo rápido por la provincia que no me quiero dejar de referir a la nueva expansión de los Ángeles de San Rafael que planifican los dueños de la urbanización, pero esta vez en el término municipal de Vegas de Matute donde los impuestos de las licencias urbanísticas —van 40, de momento— son un respiro para las arcas municipales.

En la Granja están los de Patrimonio Nacional, a los que no les falta el humor y titulan su zona web en las que se enumeran las medidas contra la covid a la hora de visitar el Palacio como “bicho malo”. No les falta razón, que el virus este está demostrando que es muy retorcido.

Vial entre los polígonos industriales. (Archivo)

El último recordatorio de este repaso es para la sorprendente petición de los empresarios de Hontoria para que se ponga al vial entre polígonos el nombre del empresario Miguel Ángel González… Hombre, quizá un poco precipitado. No sé, en la iglesia católica antes de nombrar un santo se pasa por los escalones de siervo, venerable y beato, se acredita el milagro y ya si eso… Me encontré un comentario en Facebook del exdiputado, Juan Luis Gordo, sobre el particular: “Estas propuestas siempre se hacen a su debido tiempo. Y nunca en el momento presente. La vida es larga y da perspectiva”.

Hala, fin de recorrido: se me cuida y evita enfermar por el virus este, por favor. Nos vemos en septiembre si usted quiere.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *