web analytics

Camiones quemados, el rey del pollo y segovianos tomando Madrid

A veces no tengo claro en qué época vivo. Me despistan los acontecimientos e incluso tengo que ir corriendo a mirar el calendario, no para saber si es lunes o martes, sino para saber qué año es este. ¿O no es de otra época eso de que una turba de franceses prendiera fuego a camiones y cargas españolas? Ocurrió con un vehículo de la empresa Revilla y la verdad, no me parece admisible en la Europa esta sin fronteras. ¡Que los detengan y que paguen, por gamberros!

De otra época, dicen, son las cifras de visitantes que han ido al Alcázar el mes pasado. Lo que no sé es si interpretar que eso es signo de la recuperación del turismo y con ello de la reactivación de nuestra economía o es que ha empezado la época de las excursiones de ida y vuelta (la comida aquí, un bocadillo en un banco) de cada año… Tengo que estudiarlo.

Pero espere, que de la fortaleza me subo a la plaza Mayor y me encuentro, en la puerta del Juan Bravo al mismísimo Ramoncín, al que le vi cantar aquella vez, en la Terraza Jardín —¡Ay! ¡Qué lugar!— cuando llevaba la cara pintada con un rombo y decía cosas muy soeces y procaces al público. El concierto del otro día se basa en un disco que celebra sus sesenta años.

La imagen ante el teatro puede redondearse, que el artista estaba con el presidente provincial, Francisco Vázquez, al que no recuerdo haber visto en aquel concierto de hace treinta años que le decía (claro, que estaba yo fino esa tarde) pero que mire, allí estaba el otro día.

150316-Maroto-urinarios-la-Fuencisla1(g)Bueno, piense que es tiempo de elecciones y que cualquier fotografía es importante. Fíjese cómo estará la cosa que desde el Ayuntamiento se emite nota de prensa cuando se hacen pruebas de carga (consiste en aparcar camiones sobre determinada estructura para ver si aguanta) en la campa de la Estación de autobuses, con foto forzada incluida; o se informa con todo lujo de detalle ¡e imagen! de la rotura de unos urinarios y su reparación inmediata en un ejercicio de atención municipal sin parangón y una inversión (ya verá cómo hay que modificar alguna partida del presupuesto) de mil eurazos.

Hombre, si es de imágenes de lo que se trata, la de la candidata del PP, Raquel Fernández —por fin se han decidido a presentarla— en los autobuses urbanos también se las trae, por su tamaño y también por el mosqueo de los socialistas que andan investigando si cabe esa publi en el transporte público…

Esta polémica tampoco es de hoy y también está repetida, pero la alcaldesa se refirió a ella en la rueda de prensa de los jueves, una reunión que antes era una fuente de titulares y que hoy es una tediosa sucesión de presentaciones de las más variadas actividades patrocinadas por el Consistorio a falta de temas de trascendencia en la Junta de Gobierno Local.

Mire, esta semana he oído a una periodista reconocer “estar adormilada” antes de formular su pregunta… A Luquero no pareció importarle el arranque de sinceridad, que a esa hora ya había hablado con algunos de los concejales a los que no llevará en su próxima lista y quizá andaba con el run run en la cabeza…

Voy rápido con esto de las elecciones, que no quiero cargarle, aunque tengo que detenerme en la sede del PSOE, donde se eligió la lista de candidatos a procurador regional. Me fije en el empeño de algunos representantes de la capital en la reunión para que la concejala en la capital, Lirio Martín, entrara en los primeros puestos… No cuajó la idea, que Aceves y Agudíez son los que aspiran de verdad a ocupar asiento.

Pero desde luego, si tengo que hacer referencia esta semana a dos candidatas, auténticas representantes del orgullo segoviano, es mirando a Madrid, donde como hace mil años (o más) lo hicieran Díaz Sanz y Fernán González, los representantes de esta tierra van a por todas. Al menos las del PP.

Ahí está Esperanza Fuencisla Aguirre y Gil de Biedma, nieta y sobrina del Conde de Sepúlveda; y Cristina Cifuentes, hija de segoviana y de artillero, que ya sabe que, por serlo, es Hijo adoptivo de la ciudad, dispuestas a hacerse con el Gobierno del Ayuntamiento y de la Comunidad vecina. Si donde no haya un segoviano…

Venga, cambio de tercio, que se me sale la política por los lados y mire, hay asuntos más importantes, como el varapalo que supone para Villacastín que el ministerio de Fomento les comunicara que el AVE Segovia-Ávila no tendrá parada en el municipio. Y mire que los argumentos del alcalde, Jesus Grande, eran los mismos que en su día usó la provincia: “si el tren parte por la mitad el territorio y no para, sólo genera perjuicios”. No ha colado, claro.

Lo que sí ha colado y calado ha sido el Encuentro de Mujeres que Transforman el Mundo, con un elevado nivel de participantes y mucho de lo que aprender de sus experiencias. Un éxito, como también lo ha sido otra actividad ya fijada hace tiempo como imprescindible, Publicatesen.

Ojo con andar por la montaña, que están las redacciones llenas de comunicaciones de intervenciones y rescates en la montaña, donde siguen subiendo los que saben lo que se hacen y cómo equiparse y también muchos “pisaprados” con chaquetita de punto y mocasines. ¡No sean inconscientes, leche!

Así no parecería extraño que el dueño de una parte de la Pedriza —espacio obligado para cualquier segoviano que se inicie en la escalada— quiera cerrar su finca a paseantes y escaladores, aunque en realidad lo que hay de fondo es una transacción pendiente de tierras y dinero con la Comunidad de Madrid.

Pues ya está. Repaso completo. Si me quiere encontrar, búsqueme en Navalmanzano, que allí hay wi-fi gratis para todo el pueblo. Esto sí que es cosa del siglo XXI.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Si es por fotos algunos tienen asegurada, ya no la colocacion en lista electoral, sino la designación directa a edil sin presentarse a las urnas. Qué buena entrevista a la señora ex-juez Manuela Carmena, en un programa de tv, que comentaba que las fotitos con cualquier tiesto o piedra inaugurativa sobraban en política. Señor Verdugo, las entradas al Alcázar, tenga por seguro: bocata mortadela. ¡Ah! y muchos vienen en el AVE, que quieren los de Villacastín (vienen, ven el Alcázar, se comen el bocata y se van en unas horas). Y que tengan cuidado no les hagan caso y les pongan la parada en el cerro del Caloco y sin ascensor 😉

    Post a Reply
  2. Qué tiempos de gloria!!! con Día Sanz (Día Sanz, don Justo)

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *