web analytics

Una vista por una paliza a un Guardia Civil causa un tumulto en el juzgado

La decisión del juez del número 1 de Segovia de enviar a prisión de dos hombres por presunta agresión a un guardia civil provocó este lunes un gran tumulto en las puertas de los juzgados, en la calle de San Agustín, donde se concentraron en torno a medio centenar de personas, todas de etnia gitana, como los detenidos, que con posturas agresivas reclamaban la libertad de los acusados.

Algunas de esas personas mostraron incluso la intención de entrar por la fuerza en las dependencias judiciales, aunque la rápida reacción de la Policía Local y la llegada de efectivos de refuerzo de la Guardia Civil y Policía Nacional logró apaciguar finalmente los ánimos, mientras que los detenidos eran finalmente introducidos en el vehículo con el que fueron trasladaos al centro penitenciario de Perogordo.

Atentado a agente de la autoridad.

La vista tenía por objetivo tomar declaración a los implicados en una agresión que se produjo en la discoteca Tantra, de la capital, donde un Guardia Civil, de paisano y fuera de servicio, sufrió una fuerte paliza, presuntamente, a manos de los dos hombres detenidos.

De acuerdo con los testigos, la noche del 6 de febrero, el guardia civil —adscrito a la Comandancia de Segovia y destino en el Puesto de Cantalejo— estaba en el interior de la discoteca citada acompañado por su novia y otras dos personas, aunque en un momento dado se separó de ellos para salir a la calle, donde pudo ser reconocido por los agresores que le espetaron frases como “tu eres un guardia de mierda” y comenzaron a agredirle, propinándole una gran paliza que le dejó inconsciente. Los agresores huyeron del lugar.

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado que inmediatamente se inició la búsqueda de los agresores, que habrían pasado toda una semana encerrados en la casa de un amigo, hasta que este viernes, 12 de febrero, fueron localizados en el citado domicilio, donde fueron detenidos y puestos a disposición judicial.

Las carencias de los juzgados.

Situaciones de tensión como la vivida este lunes en las puertas de los juzgados de Segovia evidencian las carencias de un edificio en el que no existe un acceso directo y cerrado para que los detenidos accedan al edificio, algo que hacen por la puerta principal y entre las personas que puedan concentrarse allí. Tampoco existen dependencias aisladas y todas las partes implicadas en cualquier juicio se mezclan en los pasillos, donde se dan situaciones de tensión.

El Estado adjudicó el pasado diciembre la obra de construcción de un nuevo edifico en Nueva Segovia en el que se concentrarán todos los juzgados ahora diseminados por la ciudad. Los trabajos fueron adjudicados a Isolux Corsán por casi 12 millones de euros y un plazo de 55 meses para ejecutarlos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *