web analytics

Sobre la libertad y el adoctrinamiento

Manifestación contra el aborto, 2014.

Esta semana conocíamos como el autodenominado país “más libre” del mundo, Estados Unidos, podría eliminar el derecho al aborto. El Tribunal Supremo norteamericano, compuesto en su mayoría por hombres, está decidiendo estos días si las mujeres, dentro de los límites establecidos, podrán seguir ejerciendo este derecho.

Es cierto que Estados Unidos no cuenta con una ley nacional y se amparaba en la jurisprudencia que dejó el famoso caso “Roe contra Wade” donde Jane Roe con un embarazo fruto de una violación denunció al Estado de Texas que se oponía , a través de su Fiscal Henry Wade, a que Jane practicara la interrupción voluntaria de su embarazo. La sentencia sentó el precedente que permitió a muchos Estados establecer el derecho al aborto amparado en la Constitución.

En España sí disponemos de una ley nacional de interrupción voluntaria del embarazo  que se consiguió no sin dificultades en 2010 y que ha habido que defender estoicamente durante todos estos años ante los distintos intentos de derogarla. El que más cerca estuvo de hacerlo fue Alberto Ruiz Gallardón y que gracias a un grupo de mujeres que se unieron en el famoso “Tren de la Libertad” no consiguió. Mas tarde le costaría su puesto como ministro de Justicia. Casi diez años después del intento de Gallardón, esta ley y alguna más de reciente aprobación pueden estar en peligro.

Con el ascenso de la ultraderecha en nuestro país y en Europa, se ha vuelto a poner en el centro del debate la derogación de estas leyes. Y ahora la intención puede ser más real que nunca una vez que Vox ya ha asumido poder por primera vez a través del gobierno de coalición en Castilla y León y el PP ha asumido muchos de sus postulados para competir con ellos electoralmente.

De momento, la norma estatal no corre peligro pero la realidad es que nuestra Comunidad no se ha caracterizado por las facilidades a la hora de cumplir la normativa vigente y evidentemente no será ahora cuando lo haga. Como mostraba el último informe del ministerio tan solo un hospital público de nuestra Comunidad ha practicado interrupciones voluntarias de embarazo, siendo las clínicas privadas quienes realizan más del 90% de estas intervenciones. Y tan solo cuatro provincias son las que han notificado abortos, lo que implica que centenares de mujeres han tenido que desplazarse incluso a otras Comunidades Autónomas.

Curioso cuanto menos que sean los de las “ideologías de género”,  los “adoctrinamientos” y las “libertades”  quienes vayan a poner en peligro las leyes más avanzadas en cuanto a la libertad de las personas se refiere.

No existe mayor adoctrinamiento que querer imponer cuestiones morales para regular la vida de la ciudadanía, porque eso es lo que implica arremeter una y otra vez contra estas leyes. Porque la ley del aborto no ha sido la primera, ni desgraciadamente la última.

Ya cuando fue aprobada la ley del divorcio o la del matrimonio entre personas del mismo sexo hubo reticencias, basadas en cuestiones morales y religiosas, ocurrió con el aborto y ha ocurrido , recientemente, con la ley de muerte digna.

Hay que recordar, aunque pueda parecer una obviedad, que todas estas leyes no obligan a nadie, solo conceden derechos. Nadie es obligado a abortar, a casarse con personas del mismo sexo, a divorciarse o a decidir morir dignamente. Las leyes solo garantizan y dan la oportunidad de hacerlo en las mejores condiciones para aquellos que lo deseen.

Por el contrario querer derogar alguna de ellas sí implica una obligación a seguir unas directrices morales que no se comparten y esto sí que es adoctrinamiento.

Lo que está ocurriendo en Estados Unidos da aviso para no dar por sentado que los derechos conquistados perdurarán en el tiempo. En realidad se trata de una premisa que se viene avisando desde el ascenso de la ultraderecha en nuestro país. Una paradoja enorme que quiénes no se quitan de la boca la palabra libertad como base de sus discursos político sean los que pongan en peligro las leyes que garantizan la libertad de las personas.


Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

5 Comments

  1. Cuando pase lo del aborto en España, lo comentaré. Acaso te importan los derechos de la población de Rusia contraria a la guerra? O de porque obligan a los hombres a quedarse en Ucrania para luchar y las mujeres pueden irse? No dices nada? O no te interesa? Por cierto lo del “autodenominado país más libre del mundo” es la primera vez que lo leo. Allí la policía no pregunta…

    Post a Reply
  2. Y en tu amada libre y comunazi Venezuela el aborto es libre???..solo si corre peligro la madre
    ..en otro caso cárcel..y en tu añorada cumunazi Rusia?..allí son consideradas asesinas..y si se descuidan carcel…es un derecho de las mujeres el aborto, está claro, pero, si tu mejor argumento es el adoctrinamiento y la libertad ,flaco favor haces a las mujeres, al politizar lo, como si no hubieras mujeres de derechas que abortan, identificando aborto libre con izquierda y antiaborto con derechas, solo buscas rédito electoral, te da igual los derechos de las mujeres…se ve claramente cuando ha habido agresiones machistas por parte de políticos de izquierdas ( por ejemplo en Valencia) que no habéis dicho ni mu, ni mu de mu de mucha falta de verguenza…sigues aportando a aumentar el número de votantes en podemos onlo que quede natalia

    Post a Reply
    • Dices nene que la policía no pregunta??
      Pues te digo que a quien no tiene la capacidad de preguntar, habría que taparle la boca para siempre.

      Post a Reply
  3. En la Rusia del tarado genocida Putin o la China comunista que dirige otro asesino, o en Cuba, o en Venezuela y en tantos países bajo la tiranía comunista, esas que amáis tanto algunos, allí si hay libertad para hacer lo que le apetece al pirado de turno que destruye cada país. En China hasta hace poco sólo se podía tener un hijo y se mataban a las hijas. Madre mía. Te pueden enterrar vivo si les apetece. Si opinas algo en contra del loco tirano te matan o a tu familia. O te envenenan. O te descuartizan. O te llevan a un campo de reeducación y de exterminio. Pero sobre estas “cosillas” nunca escribes nada. Supongo que porque son dictaduras comunistas. Un día nos haces un comentario. Un día nos dices si estás con Ucrania o con Putin. Con la libertad o con el genocida?

    Post a Reply
  4. Gracias Natalia, buen artículo.

    Post a Reply

Responder a Segovia desaparece Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *