web analytics

Reformas y mala educación

Ya sé que es una causa perdida la de pedir a compasión a los políticos y que se pongan a mirar por el interés de todos, y no exclusivamente por sus poltronas… Pero no queda otra.

Están los del PP con la turra del Españaserompe. El demonio Celaá, en comunión con etarras e indepes, quiere destruir nuestras esencias patrias aboliendo el carácter del español como lengua vehicular.

La trampa es una deliberada confusión conceptual. Una cosa es lengua vehicular y otra oficial. Por ejemplo, en España tú puedes formar a tus hijos en inglés como lengua vehicular, y no creo que eso sea destruir la patria. A lo que obliga la ley es a un conocimiento bastante del español como lengua común. No se dejen engañar. Y en cuanto a gramática nebrijana, creánme que andarán a la par los chavales catalanes que los asturianos (bastante mal ambos). No tiene que ver una cosa con la otra y el aprendizaje del español en Cataluña está más que garantizado.

Otra cosa será que los papás castellanos les digan a los papás catalanes en qué lengua debe conducirse la educación de sus retoños, que por supuesto, da la casualidad que es la de los papás castellanos.

Ridículo. Aunque hablando de demagogias los que más deberían callar son los catalanes, que estos sí impiden que el inglés o el español sean lenguas vehiculares en Cataluña. Es lo que tiene politizar las lenguas, unos la usan para defender el Madrid nos roba, otros para visualizar hasta qué punto Sánchez se ha vendido a Bildu y los indepes o para medirse con Vox por ver quien es más españolazo. Nada que ver con la educación.

Agentes en los accesos del Giner de los Ríos.

La segunda parte del discurso anti-Celaá va directa a la bolsa electoral configurada por los padres de las escuelas concertadas. “Atentado a la libertad de educación“, dicen. Otra retórica para la confusión.

El argumento que se usa es que los padres tienen derecho a educar en sus hijos en determinados valores, no digo yo que no. Pero a lo que no tienen derecho es hacerlo a expensas de mi bolsillo. Si es mi bolsillo el que paga (y el suyo y el de aquél) entonces deberán conformarse con un consenso y seremos el conjunto de paganos  -vía parlamento- los que digamos en qué parámetros cabemos todos. Supongan que yo elijo educar a mis retoños en el veganismo… ¿Deberá usted  -carnívoro de pro- asumir esa factura?   No, una cosa es la libertad, otra la educación privada, y otra quién tiene que pagar la educación privada. Y para mí la misma palabra lo dice, si es privada poco pública me parece.

Además, y yo que he estado en los dos sistemas como alumno y profesor, puedo dar fe de que la educación concertada produce una distorsión educativa. En la concertada utilizan sibilinos y no tan sibilinos métodos para deshacerse de los alumnos conflictivos, que van a parar a la pública. Es así como se produce una sobrecarga de conflictividad didáctica en la pública en beneficio de la privada. Y no me parece aceptable. Encima que tengo que colaborar en educar a la gente en valores que me importan un higo, lo que estoy haciendo es perjudicando lo público en beneficio de lo privado. Si miro a la eficiencia global del sistema, la educación concertada no tiene otro sentido que una alternativa educacional gratuita allá donde no llegue la pública. 

Así que lo del PP (y Vox y Ciudadanos) es puro oportunismo político. Eso sí, sectarismo que no se puede comparar al impulsor de la ley, PSOE y Podemos, en la quinta reforma educativa en diez años. Reformas que no sirven para otra cosa que para destruir la reforma anterior, sin impacto alguno en la mejora de nada.

Miento. Sirven para complicar las cosas, mover de nombre algunas asignaturas y hacer felices a las editoras de libros de texto que hacen el arroz cambiando la tapa del libro para venderlo como nuevo. Sirven para empeorarlo todo un poco más. Y a las pruebas me remito. ¿Hay mejoras en la educación derivadas de las últimas reformas? Díganme cuáles.

Así que si de burros es esta acometida desde la derecha por el español y la “libertad educativa”, lo de la izquierda no tiene ya ni nombre. Después de todo el PP se limita a jugar con mecheros y gasolina. En cambio el PSOE y la ministra Celaá, en lo que están es en politizar lo educativo para sus mezquinas batallitas parlamentarias que no van más allá de junio de 2021. Imperdonable.

Básicamente, la educación demanda un sencillo consenso ideológico y sobre todo medios y mejores institutos, mejores alternativas para alumnos tripitidores, una FP de calidad y mejores docentes. Eso atendiendo al interés general, que como decimos, es hoy por hoy una causa perdida.


Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On
468 ad

4 Comments

  1. Apuéstese lo que quiera a que en pocos años la Educación Pública será de peor calidad y sin medios (si eso es posible), habrá desaparecido la Concertada y la Especial será un caos. Eso sí cuando se junte un Gallego y un Vasco podrán entenderse hablando Asturiano o haciendo Silbo Canario. Y todos aprobados con Bachillerato sólo por ir algún día a clase.

    Post a Reply
    • Léase la Ley que hay mucha bocaancha en este país.

      Post a Reply
      • Quizás el problema es que hay mucho hartosopas revanchista en este país.

        Post a Reply
  2. Se echa de menos ahora a los de las camisetitas verdes. ¿Donde están?….. ¿se les ha tragado la tierra?

    Post a Reply

Responder a Calimocho Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *