web analytics

La oposición ‘castiga’ a Luquero con una auditoría en urbanismo

PlenoJulio2016El pleno de julio tuvo como elemento vertebrador los ataques de la oposición al equipo de Gobierno por su gestión en asuntos como la devolución del crédito del CAT por incumplimiento de plazos y objetivos, o los recientes reveses jurídicos como los 5,6 M€ a pagar por la expropiación de los terrenos de San Lorenzo, la estrepitosa derrota jurídica relativa al párking de José Zorrilla, cuando aún colea otra millonada pagada por una expropiación chapucera en el talud de Padre Claret. Para Ciudadanos, UPyD y PP estos fiascos denotan la calidad en la gestión municipal.

Todo ello se sustanció en los dos debates más candentes del pleno. En el punto 8, relativo a la modificación presupuestaria para  hacer frente a la devolución de 4.491.665€ que el Gobierno prestó para hacer el CAT pero que se emplearon mal y tarde; y en las mociones, al debatirse una propuesta de Ciudadanos para auditar la concejalía de Urbanismo.

Aranguren pide la dimisión de Luquero

Con anterioridad el PSOE salvó el escollo de un enésimo intento de legalizar la famosa casa de la Calle La Parra, con el apoyo de UPyD y PP, y la abstención de IU y Ciudadanos. Pero en el punto 8 tocaba defender el dictamen para afrontar los pufos del CAT y el concejal José Bayón intentó una imposible defensa culpando del desaguisado a la fatalidad (la suspensión de pagos de la constructora, las dificultades de planeamiento) e incluso sacó a relucir cierta satisfacción por el presunto éxito gestor de la existencia de remanentes y capacidad de crédito para pagar los pufos, o del presunto acuerdo con una universidad madrileña para que el edificio no se quede del todo muerto.

Cosme Aranguren.

Cosme Aranguren.

María José García Orejana, primero, y especialmente Cosme Aranguren después se comieron a Bayón con patatas. García Orejana recordó que la subvención es de noviembre de 2009, y que ya entonces el plazo de entrega de la obra era diciembre de 2011, pero que el consistorio perdió un tiempo precioso al iniciar las obras en mayo de 2011. La cadena de acontecimientos posterior, un primer aplazamiento en 2012, otro en 2013 y finalmente quiebra de la constructora, son el resultado de ese retraso.

Aranguren fue felicitado por la oposición al recordar “que menos jactarse de remanentes, si hay remanentes es porque no se han hecho cosas que estaba previsto hacer o se les ha recaudado de más a los ciudadanos”, y subió la apuesta y circunscribió el desastre del CAT en el rosario de quebrantos (párking, padre Claret, Navisa, Isolux…) “Si me pongo a sumar debemos 33 millones por errores de gestión, y lo que da de sí 33 millones, podríamos haber acabado el Cervantes, terminado viales… Es cierto que es una herencia de Arahuetes pero usted -en referencia a Luquero- formaba parte de ese equipo por lo que pedimos su dimisión: No tiene proyecto de ciudad”.

Más moderados, PP e IU compartieron las críticas pero apostaron por asumir la realidad: blanco o negro, hay que pagar, y cuanto antes mejor. El dictamen fue aprobado con la abstención de Ciudadanos y UPyD.

Auditoria penitencial contra Urbanismo

Pero el fustigamiento verbal no terminó ahí. Volvió a salir cuando desde Ciudadanos defendieron la moción de armar una auditoría operativa a todo el departamento de Urbanismo. El tema había provocado un despectivo comentario semanas antes de la propia Luquero –los técnicos se ríen de la moción de Ciudadanos-, de ahí que García Orejana describió con pelos y señales cómo ha de ser la tal auditoria operativa, una dirigida por el interventor municipal al objeto de establecer métricas de las tramitaciones de expedientes, operativas basadas en la eficiencia, etc… De nada valió que Alfonso Reguera recordase que Urbanismo es un “totum revolutum”, que no es lo mismo planificación, disciplina urbanística, obras o licencias; fue inútil recordar que los reveses sufridos se remontan a años atrás y parten de aspectos jurídicos, o que el departamento está a las puertas de una modernización de la mano del proyecto REDES y que contratar auditores sería gastar “75.000 o 100.000€ para nada”. Igualmente en vano fue que la propia jefa de la oposición, la popular Raquel Fernández dijera para quien quisiera oír “que recurrir a una auditoría operativa no es lo más recomendable”, abogando por un plan específico de organización del trabajo.

De nada valió porque en la oposición, IU incluida, había ganas de castigar a Luquero por los reveses, de donde sumaron votos e impusieron la moción, 13 a 12. Habrá que ver en que queda la auditoria penitencial.

¿Deben renunciar los ediles a ver espectáculos de gorra?

Cuando menos curioso fue el debate de la moción conjunta de IU y Centrados en Segovia para que la Junta de Portavoces incluya en el orden del día un punto que permita a los grupos políticos renunciar a invitaciones a espectáculos de pago y destinar estos gastos a fines sociales.

Ahí hay dos posturas, Ciudadanos, IU y UPyD consideran inaceptable cuestiones como el pase VIP para el Hay Festival o que el día del concierto de Quique González (25€) se regalara entradas a los concejales. Del otro lado, PP y PSOE señalan que son incontables las actividades a las que acuden, sardinadas, judionadas, paelladas (en estos casos siempre pagando cada concejal lo que le toque, dicen) así como marchas, saraos vecinales, presentaciones de esto y lo otro. Reguera dijo que solo 1 de cada 100 es de pago (Luquero elevó la proporción a 1 de cada 500), por lo tanto, no lo ven como una prebenda, sino como una cuestión representacional que las más de las veces se hace a costa de “la vida privada en los fines de semana”, dijo Luquero.

Más allá del fondo de la cuestión, las formas. Y es que PSOE y PP coincidieron en atacar a los proponentes, especialmente a Ángel Galindo de IU, de populistas e “ir de posturero”. Azucena Suárez lanzó la maldad, no se sabe muy bien porqué, de recriminar a Galindo que su grupo (Exkómunion) actúase en las fiestas de Segovia. Reguera sacó a colación a Echenique y Monedero para, se supone, hacer más evidente el postureo de la moción. En fin. Galindo se defendió con harta elegancia. No es de Podemos, es de IU, y solo faltaría que el hombre hubiera de renunciar a tocar con su grupo.

Por preguntar que no quede

Para terminar ruegos y preguntas, que tuvo en Ciudadanos y en el concejal de Tráfico Ramón Muñoz a sus dos protagonistas. García Orejana lleva ya varios plenos empeñada en que Muñoz le diga si le consta un informe de la policía local que aconseja modificar a ascendente el sentido descendente de José Zorrilla. Muñoz dice que hizo una encuesta a los vecinos y que todo está OK. Vuelva a la carga la de Ciudadanos, ¿pero le consta lo del informe?, y el otro como el que oye llover, que no, que no modificará el sentido de la calle. Surrealista por parte de Muñoz, la verdad.

Más concreta fue Claudia de Santos en respuesta a una pregunta sobre el convenio con IE University por el uso de una parte de la Casa de la Moneda. Aunque no siempre la concreción es sinónimo de claridad. De Santos defendió el convenio porque va en el objetivo de impulsar la actividad universitaria en la ciudad, e iteró lo que saca la ciudad del susodicho convenio:  que no se pagan gastos de un equipamiento sin mayor uso; que alumnos del IE han elaborado seis trabajos (que huelen a TFG, el trabajo de fin de grado) sobre aspectos urbanísticos de la ciudad; y que IE abre sus puertas a los ciudadanos a numerosas actividaes, y citó una decena pero podrían ser 20 conferencias.

PlenoJulio

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *