web analytics

Piedra y memoria para dos vecinos de La Granja víctimas de los nazis

“Una persona solo es olvidada cuando su nombre es olvidado”. Esta cita del Talmud es mencionada por el artista alemán Günter Demnig para explicar el proyecto Stolpersteine. Se trata de un recuerdo personalizado a cada víctima del holocausto nazi y que en el caso del Real Sitio de San Ildefonso, se estrena con sendos adoquines dedicados a la memoria de dos vecinos que pasaron por los campos de exterminio.

Es el caso de Andrés Velasco Moreno, asesinado en Mauthausen en 1941 y cuyo adoquín se ubicará en el que fuera su domicilio en la calle Ría Alta. Pedro Carrillo Pérez, deportado a Mauthausen en 1941 y que fue liberado por las tropas estadounidenses en 1945, vivió en lo que es hoy el Parador Nacional, por lo que su adoquín lucirá en la puerta del establecimiento.

Traducible como “piedra que hace tropezar” Demming inicio el proyecto Stolpersteine en 1992 como una metáfora de una barbarie que sale al paso. Desde entonces se han colocado ya 75.000 de estos pequeños memoriales a las víctimas de los nazis en 23 países de Europa y América, incluidos casi 500 en España. De este modo, el Real Sitio de San Ildefonso se suma al monumento más extendido del mundo.


Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *