web analytics

Los sindicatos del Ayuntamiento también piden chalecos para la Urbana

No le ha salido especialmente bien la jugada al equipo municipal de Gobierno al, replicar, vía grupo socialista una reivindicación del PP para incrementar los chalecos antibala de la Policía Local, pasando de los 20 actuales (suficientes para un turno) a darle una consideración de parte del equipo estándar de cada agente, a semejanza de lo que ocurre en la Policía Nacional.

El PSOE protestó, señalando lo innecesario de la medida,  pero el sindicato sectorial de Profesionales de la Policía Muncipal de Castilla y León salió al paso diciendo que de eso nada, que el PP llevaba razón. A este sindicato se suman ahora en bloque los tres sindicatos de la Junta de Personal, CSIF, UGT y CCOO, advirtiendo que la dotación actual es escasa para cubrir una situación excepcional que obligara a reforzar el turno habitual de 20 agentes, a lo que se añade lo antihigiénico de compartir chalecos (especialmente en verano). Además, destacan que faltan chalecos para las agentes féminas, porque solo hay tres, de donde cuando coinciden cuatro agentes “se ven obligadas a utilizar un chaleco masculino resultando molesta su utilización”.

Los sindicatos lamentan la politización del tema y hacen votos para que tales controversias se debatan en los foros adecuados, por ejemplo el recientemente creado consejo de seguridad.

Mar de fondo

Sin embargo, casi peor que la polémica de los chalecos, ha sentando entre los sindicatos el  argumentario utilizado por el PSOE en el que, para acaso enfatizar que la labor de la Guardia Urbana no es la de una fuerza de choque, se venía a decir que se trata de un cuerpo cuyas competencias básicas son el tráfico, la custodia de bienes municipales y de las autoridades.  Con eso se pretendía dar una imagen de la policía local menos expuesta al peligro. “Un ninguneo” que ha sentado fatal en el cuerpo. De hecho, tanto el comunicado de ayer, como el de hoy, los sindicatos pasan rápidamente del tema de chalecos para centrarse en el verdadero papel de la Urbana, que dista mucho al definido por el PSOE. Los tres sindicatos coinciden en que “la policía local está obligada a intervenir directamente ante la comisión de cualquier ilícito penal”. Controles, intervenciones, apoyo a los otros cuerpos policiales, en la práctica, son los agentes de la local los que, de largo, más horas de calle acumulan, de donde el riesgo, y especialmente en supuestos de terrorismo yihadistas, no solo son equiparables a los de cualquier otra policía, son mayores. Más calle, más riesgo. “En cualquier caso -insisten los sindicatos- parece indiscutible que todos los efectivo que intervengan en un mismo lugar, ya sean guardia civiles, policías nacionales o locales, tengan a su alcance las mismas medidas de seguridad y autoprotección”, señalan. A modo de argumento, los sindicatos sacan a colación los proyectos del ministerio del Interior para elaborar una instrucción técnica específica para los cuerpos policiales locales frente al terrorismo yihadista. “Hay que instruir, formar y equipar más a las policías locales”, señalan. Leer comunicado completo.

Y este es, en cierta medida, el mar de fondo. Los agentes municipales reivindican ese plano de igualdad en cuanto al riesgo frente al resto de cuerpos de seguridad; desde la coordinación política del cuerpo, en cambio, no se les acepta esa pretensión.

 

 

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Parece mentiras que aquellos que dicen ser de izquierdas, levantando el puño en sus actos y rasgándose las vestiduras en la lucha por los derechos laborales de la clase obrera, sean esos mismos que tras varias legislaturas tengan a sus empleados como los peor remunerados de todas las capitales de provincia y los peores medios materiales. Señores sigan ustedes gobernando para los hosteleros y sigan gastando el presupuestos en su querida cultura y en sus sentencias.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *