web analytics

La Junta tira de ‘excepcionalidad’ para nombrar al 20% de los directores generales

La Junta de Castilla y León ha tirado de la “excepcionalidad de los méritos” para dotar 12 de las 54 direcciones generales del nuevo organigrama. Según el Estatuto de Altos Cargos,  “con carácter general,  los directores generales deberán ser nombrados entre empleados públicos, preferentemente funcionarios de carrera pertenecientes a cuerpos del subgrupo A1“. No obstante, la propia ley abre la puerta a una incorporación de personal no procedente del cuerpo superior de funcionarios, “en atención a las razones derivadas de las funciones del órgano o de los especiales méritos del candidato, motivados en la propuesta de nombramiento”.

A esta figura de excepcionalidad atendiendo a los méritos se han acogido los consejeros del PP y Ciudadanos (la dirección general es un nombramiento directo del consejero del ramo) para nutrir el segundo escalón de la adminitración de la comunidad.  Así se desprende de los perfiles personales publicados por la propia Junta en su web institucional.

López Revuelta.

La lista la encabeza Julio López Revuelta, director general de Comunicación de la Presidencia. Es un abogado no ejerciente cuya carrera política y laboral discurre en el Ayuntamiento de Salamanca y en la secretaria general del PP charro. Similar perfil tiene el director general de Análisis y Planificación, Xavier Domínguez, periodista, director del gabinete de alcaldía del Ayuntamiento de Salamanca, otro hombre del staff más directo de Fernández Mañueco. Hay que decir, no obstante, que ambos cargos son perfiles habitualmente ocupados por políticos de estrecha vinculación con el presidente de turno.

También Luis del Hoyo, director general de Comercio, puede acreditar cuando menos una amplia experiencia en su ramo. Es abogado y su trayectoria laboral está vinculada con la patronal del comercio de Valladolid. Se integra en una consejería de Ciudadanos, Empleo e Industria, con Germán Barrios al frente.

No puede decir lo mismo, por ejemplo, María Pardo Álvarez, directora general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, procede de la docencia universitaria, en 2017 se incorporó a una dirección general de Cultura de la Comunidad de Madrid. Está en la consejería de Fomento, con el popular Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Tampoco el director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, igualmente dependiente de Fomento, Rubén Rodríguez presenta un perfil profesional especialmente vinculado al cargo. Alcalde de El Tiemblo y procurador de las Cortes, su perfil es exclusivamente político. Otra de Fomento es la directora general de Protección Civil, Irene Cortes, que si bien no puede deducirse de su CV una mínima experiencia en la materia, sí la tiene como directora general, lo fue de la Mujer en 2011. Ha sido concejal de Miranda de Ebro y procuradora en Cortes.

Precisamente en el cargo de directora general de la Mujer, dependiente de la consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, entra otra “excepcional”, la abulense Ruth Pindado,  aunque si procede del sector público, es profesora del IES Santayana en Ávila. En la

misma consejería, Estela López, directora general del Instituto la Juventud. Su vinculación con el área viene de la secretaria del Consejo de la Juventud de Zamora y Vicepresidenta de la Asociacion Mujeres en Igualdad de Zamora.

Dentro de la consejería de Sanidad, tampoco es funcionaria de carrera Mercedes Pérez de Miguel, directora general de Profesionales. Sin embargo si puede acreditar un buen conocimiento del área desde su cargo como Subdirectora de Gestión y Servicios Generales del Complejo Asistencial de Zamora, al que está vinculada desde 2014.

En la consejería de Cultura, controlada por Ciudadanos, no es funcionaria de carrera la directora general de Deportes, María Perrino, que procede del mundo de la docencia y en especial del deporte, es entrenadora de Boxeo Amateur y monitora de gimnasia artística femenina. Es también asesora de la Federación Española de Boxeo. No es funcionario de oposición o no consta en su expediente Gumersindo Bueno, nuevo director general de Patrimonio Cultural, procede del ámbito de la formación y de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórica. Tampoco María Estrella Torrecilla, directora general de Turismo. Es guía oficial de turismo y dirige desde 1991 una empresa de servicios turísticos en Salamanca.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

7 Comments

  1. Ya que Vd. se mete en estos charcos, que en algunos casos son lodazales podía profundizar un poco más. Ya hay después de muchos años mucha documentación y sobre todo muchos resultados de la ineficacia de tanto cargo y carguito.
    Podía así reflexionar el porqué esta politizada la administración, ¿ como pueden ser Directores generales , gente que no es funcionaria , que no ha opositado ni ha hincado los codos en su vida, aunque les adornen otras virtudes oculta,s muy ocultas.

    Y ya el colmo son los Jefes de Servicio, otro escalón, estos , también elegidos a dedo ,si que tienen que ser funcionarios , pero sobre todo ser amigos del director general y reirse cuando cuenta el mismo chiste.

    Pero es que hay más, no se lo pierdan , Jefes de sección , otro escalón, puestos golosos cuando se quedan vacantes ,y se distribuyen a criterio del Jefe , en este caso además de amigo , le tienes que limpiar la caspa al traje de chaqueta del jefe o de la jefa.

    Indague sr, Besa , es muy interesante y muy triste en que se va el dinero de los contribuyentes en pagar a mucho mantenido. No se si veremos el día en que haya una verdadera profesionalidad de la administración. Desde luego con el regenerador y tansparente Igea , no, y con los otros ni te cuento

    Post a Reply
  2. Ni un solo funcionari@ de carrera. Personal de libre designación puro y duro. Haciendo carrera a costa de los cargos que sí deberían estar ocupados por personal funcionario. Este es el cáncer actual de la Administración y en particular de la autonómica. Una INDECENCIA

    Post a Reply
      • -1
        O es que lo funcionarios son infalibles?

        Post a Reply
        • No, pero los ‘digitales’ de partido, viven del cuento como los serviciales ‘comentaristas’ de los mismos. +1 al Ciudadano.

          Post a Reply
        • Pues otro -1, me se de unos poquitos funcionarios ocupando cargos que no merecen ni mucho menos hace un par de ańos salió a la luz, el caso de un elemento(y funcionario) que era el director de una biblioteca pública y llevaba 9 años sin pisar su puesto laboral más que pa fichar. Eso los palmeros digitales o presenciales no lo contais?

          Post a Reply
  3. Sencillo, como las generales no han ido bien y hay muchos políticos que se quedan sin trabajo y se tienen que buscar la vida, pues hay que colocar a todos los que se pueda donde se pueda “tirando de excepcionalidad” o tirando de lo que sea.

    Las ubres de la vaca estado son siempre bienvenidas, a esta vaca siempre la salen terneritos que amamantar y si la vaca no tiene ubres suficientes, pues nos inventamos más como sea, con un real decreto o lo que haga falta.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *